Enlaces accesibilidad

El FROB suspende la venta de Catalunya Banc y Banco de Valencia y sugiere crear un 'banco malo'

       
  • La subasta de las entidades nacionalizadas esperará al rescate al sector
  •    
  • Economía admite que la UE prefiere sanearlos separando los 'activos tóxicos'

Por

'Banco malo'

Un "banco malo", "hospital del banco" o "banco basura" es una estructura a la que se transfieren los activos de mala calidad de las instituciones financieras en dificultades con el fin de limpiar sus cuentas de resultados. Su misión es liquidar los activos al mejor precio para limitar las pérdidas a los inversores.

Esta estructura puede incluir participaciones accionariales en las empresas, deudas o heredar la gestión concursos de acreedores. Su utilización surgió en la década de 1930 en los Estados Unidos con la adquisición de hipotecas.

Los "bancos malos" se pueden ubicar en el seno de un banco, con lo que las pérdidas que se produjeran estarían soportadas por los accionistas y también pueden ser públicos, lo que significa que las pérdidas que se produjeran correrían a cargo del contribuyente. 

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria ha anunciado que suspende las subastas de las entidades nacionalizadas Catalunya Banc y Banco de Valencia a la espera de que se concreten las condiciones del rescate europeo al sector y el Gobierno ha admitido que probablemente tendrá que asumir sus deficientes inversiones en un banco malo que creará con ellas y quizá otras entidades en dificultades.

La noticia la adelantado el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, y presidente del FROB, y el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, en la presentación de las auditorías de firmas extranjeras al sector financiero español.

El organismo creado para ayudar a los bancos ha dicho en una nota [texto en pdf] que suspende “temporalmente” la venta de esas dos entidades “en tanto se concretan los procesos de valoración actualmente en curso”, en referencia a las auditorías presentadas este día y otras encargadas, y el “apoyo financiero del Eurogrupo”, en alusión al rescate bancario, que en ambos casos Economía espera que se cierren en julio.

Ahora la Comisión impondrá las condiciones. Y la solución del banco malo les gusta

Además, Jiménez Latorre ha afirmado que los próximos pasos en este campo se decidirán en Bruselas. “Ahora va a ser la Comisión (Europea) la que imponga las condiciones y la que establezca el marco de reestructuración. Y por los contactos que hemos tenido, la solución del banco malo les gusta”.

En efecto, el considerado Ejecutivo comunitario tiene la última palabra sobre las entidades financieras al ser necesaria su aprobación de los planes de fusión o venta de las mismas, como el que ahora queda suspendido.

¿Cómo sanear?

Además de la entidad valenciana y el banco nacido de la fusión de antiguas cajas catalanas, el FROB también controla Novagalicia y Bankia. Tras la nacionalización parcial de esta última, la cuarta entidad española por activos en la que el Estado prevé inyectar hasta 23.500 millones de euros, ya se barajó en ámbitos financieros la posibilidad de que el Estado agrupara a todas ellas en un banco malo.

Eso consiste en la separación del negocio financiero, teóricamente rentable, de los activos hasta ahora sobreevaluados (inversiones fallidas fundamentalmente inmobiliarias). Aunque esta fórmula, más allá de que pueda costar más o menos a las arcas públicas, tampoco presupone una garantía para la entidad, pues Bankia estaba ya estructurada así, con un banco malo que concentraba sus activos tóxicos: BFA.

El coste del saneamiento de una u otra forma está en el centro del debate. El secretario de Estado ha dicho que el coste sería similar al llevado a cabo hasta ahora con otras entidades nacionalizadas (Caja Castilla La Mancha o Banco CAM), a través de un “esquema de protección de activos”, es decir, dar garantías estatales al mejor postor por su venta.

No obstante, el interés por estas entidades ha sido limitado incluso en esas condiciones. En el caso de la CAM, fue adjudicada por un euro simbólico y miles de millones en garantías. Y en las subastas que estaban abiertas, según fuentes del sector los interesados eran pocos aunque el FROB insistía hasta la semana pasada en que sí había bancos interesados.

Otra posibilidad que ha cobrado importancia en las últimas fechas ha sido la que ha promovido el comisario europeo de la Competencia, el español Joaquín Almunia, de liquidar algunas entidades inviables, lo que Economía ha vuelto a rechazar este jueves como "la opción más cara".

Reacciones de los bancos

Catalunya Banc ha restado importancia a la decisión del Banco de España de aplazar nuevamente su subasta y ha señalado que se retomará previsiblemente en septiembre. La decisión se ha tomado tan solo una semana antes de que se cerrara la subasta y acabara el plazo para presentar ofertas por la misma después de una prórroga de dos semanas respecto al plazo inicialmente previsto, informa Efe citando fuentes de la entidad.

"Este aplazamiento es casi una petición de los propios compradores", han apuntado las fuentes financieras consultadas por la agencia, en referencia a BBVA, Banco Sabadell, Kutxa, Santander, Banco Popular y el fondo estadounidense JC Flowers.

Por su parte, un grupo de pequeños accionistas del Banco de Valencia --como la anterior controlada en más del 90% por el FROB--, han mostrado su "gran preocupación" por el aplazamiento temporal de la subasta de la entidad, que consideran se debe a que "no hay postores" para el banco, según ha explicado a Efe el abogado Diego Muñoz Cobo en representación de los mismos.

Noticias

anterior siguiente