Enlaces accesibilidad

El Consejo de Seguridad votará el proyecto de resolución sobre Siria sin el apoyo de Rusia

  • El Consejo de Seguridad someterá este sábado a votación el nuevo texto
  • Moscú rechazó este viernes la última propuesta al considerarla insuficiente
  • Rusia puede abstenerse o utilizar el veto en el Consejo de Seguridad

Por

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá este sábado para someter a votación una nueva versión del proyecto de resolución sobre Siria presentado la semana pasada por Marruecos en apoyo al plan de transición de la Liga Árabe.

El máximo órgano de decisión de la ONU se reunirá a partir de las 14.00 GMT (15.00 hora peninsular española) con intención de votar el texto sobre Siria después de que Rusia rechazara este viernes la última propuesta al considerarla insuficiente.

Una fuente diplomática occidental ha apuntado a Efe que no descarta que Moscú presente algún tipo de enmienda al texto durante la reunión del sábado.

Los países árabes y occidentales que redactaron el último proyecto de resolución presentado en el Consejo decidieron este viernes su votación después de esperar sin éxito a que Rusia trasladara sus nuevas propuestas al resto de miembros del máximo órgano internacional de seguridad en Nueva York.

Esperamos que todos los países apoyen nuestro texto

"Esperamos que todos los países apoyen nuestro texto", ha añadido la misma fuente sobre un proyecto de resolución que lleva la firma de Marruecos (miembro del Consejo), así como de Arabia Saudí, Libia, Bahrein, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Kuwait y Omán. También la apoya Turquía, país no árabe pero de gran influencia geopolítica en la zona.

El texto lleva el sello de Alemania, Colombia, Estados Unidos, Francia, Portugal, Reino Unido y Togo, todos ellos miembros del Consejo, donde el texto cuenta con la mayoría suficiente para ser adoptado si ningún miembro permanente ejerce el derecho al veto.

Rusia no apoyará el nuevo borrador

Moscú ya expresó este viernes su intención de no apoyar el nuevo borrador que los 15 miembros han acordado tras intensas negociaciones.

En declaraciones a la agencia Interfax, el viceministro de Exteriores ruso, Guennadi Gatílov, aseguró que el nuevo texto "no es suficiente" para que reciba el apoyo de Moscú y argumentó que tal como está no tiene en cuenta todas sus preocupaciones sobre la situación en el país árabe.

Rusia pude abstenerse o utilizar el veto

Pese a esas palabras, existe la posibilidad de que Rusia simplemente se abstenga en la votación, indicaron otras fuentes diplomáticas, que destacaron que Gatílov no ha hablado de "rechazo".

El Consejo de Seguridad se enfrenta así el sábado a una nueva oportunidad para romper el silencio en el que está sumido desde que empezó la represión en Siria contra los opositores, después de que varias propuestas de sus miembros por condenar a Damasco quedaran estancadas principalmente ante la oposición rusa y china.

Esa represión ha causado más de 5.400 muertos, según la propia organización, una cifra que según la oposición siria sería superior a 6.000 y que ha llevado al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a pedir una reacción del Consejo de Seguridad en repetidas ocasiones.

Intensas negociaciones

El máximo órgano de decisión de la ONU acordó el jueves la última revisión al proyecto de resolución presentado por Marruecos la semana pasada, elaborado por países árabes y europeos más Estados Unidos, un texto en el que se incluyeron varias concesiones a Moscú para evitar que ejerza su derecho a veto en el Consejo.

Se ha incluido una frase que destaca que la transición en Siria debe estar "liderada por los propios sirios" y además se mencionan "los esfuerzos de la Federación Rusa por mantener un encuentro en Moscú (entre las partes sirias) de acuerdo con la Liga Árabe".

Árabes y occidentales ya habían eliminado de la versión precedente el llamamiento específico al presidente sirio, Bachar al Asad, para que traspase el poder a su vicepresidente para formar un "gobierno de unidad nacional", así como también los párrafos en los que se animaba a los Estados miembros a adoptar "las mismas medidas" impuestas por la Liga Árabe sobre las sanciones.

También retiraron el párrafo en el que se condenaba el "traspaso de armas a Siria, que alimenta la violencia", a lo que se oponía Rusia, principal proveedor de armamento al régimen sirio.

Además de Rusia, China, India, Pakistán y Sudáfrica son los países más escépticos a aprobar una resolución contra Damasco, pero varias fuentes diplomáticas consideran que, si Moscú la apoyara o se abstuviera, todos ellos seguirían su estela.

Noticias

anterior siguiente