Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Se cumple un año de las movilizaciones del 11 de julio de 2021 en Cuba, unas protestas sin precedentes y se vieron imágenes difíciles de olvidar. La oposición cubana salió a las calles para protestar contra el gobierno. El descontento y hartazgo durante meses por la inflación, el desabastecimiento y la falta de libertades, acabó estallando ese día.
En Las Mañanas de RNE contactamos con Yunior García Aguilera, dramaturgo y opositor cubano, que salió del país durante esas horas críticas. "Vivo con mucha preocupación por la familia y los amigos que siguen dentro. Hay una situación quizás peor que cuando salí de Cuba", que señala que la crisis econónima, la represión política y la falta de libertades son mayores que en julio de 2021. 

"El pueblo cubano ha buscado la alternativa de salir de Cuba a cualquier precio. La ola migratoria de estos tiempos ha superado ya a la de los balseros en los años 90. Los que no pueden irse están atrapados y podría ocurrir en cualquier otro momento un estallido social", explica. ¿Está Cuba preparada para el cambio? "Llevamos setenta años sin democracia. Ese daño antropológico es difícil de erradicar en un día. Hay que prepararse cívicamente para la tolerancia, lo que es un ejercicio complejo para nosotros", afirma Yunior, que reconoce que sigue viviendo en el horario de la isla. "Ser un cubano crónico es algo complejo. Seguimos pensando en Cuba", señala el dramaturgo. 


Cuando Yunior García salió de Cuba, cerraron su grupo de teatro y prohibieron todas sus obras. ¿Qué tiene que pasar para que vuelva a Cuba? "Para regresar tendrían que demostrar que no se corre peligro por pensar diferente y tendrían que liberar los presos políticos. Tendrían que cambiar ciertas cosas para que volver no sea un suicidio".

Las autoridades kazajas consideran que la situación se ha estabilizado tras varios días de protestas en el país por el incremento del precio del combustible. Sin embargo, algunas informaciones llegadas desde la antigua capital, Almaty, señalan que aún siguen produciéndose enfrentamientos entre policía y manifestantes.

En total, seis mil personas han sido detenidas y 164 han muerto durante los enfrentamientos. El Gobierno de Kazajistán cree que estas protesta están organizadas desde el exterior y el presidente ordenó disparar sin previo aviso a los manifestantes, a los que calificó de terroristas. En Occidente hay recelo por la presencia de tropas de Rusia y otras exrepúblicas soviéticas después de que las autoridades de Kazajistán solicitaran ayuda para reprimir las manifestaciones.

Continúa la crisis de Kazajistán. El exjefe del comité de seguridad nacional, Karim Masímov, ha sido detenido acusado de alta traición. Masímov ya había sido destituido el pasado miércoles junto al gobierno en completo tras la investigación abierta por los violentos disturbios que han sacudido el país. Rusia y otras antiguas repúblicas soviéticas han desplazado tropas a la República de Kazajistán, con el beneplácito de sus autoridades, que han solicitado esa ayuda para hacer frente a las protestas de sus ciudadanos contra el aumento de los precios de los carburantes. El presidente de Kazajistán, Kasim Yomart Tokáyev, dio ayer orden a la policía de disparar, sin previo aviso, contra los manifestantes a los que tacha de simples terroristas pagados por el extranjero. El Ministerio de Exteriores recomienda a los españoles residentes en Kazajistán, y especialmente a los que viven en la ciudad de Almaty, limitar sus movimientos.

Las movilizaciones de esta mañana en Cádiz han consistido en un intento de los trabajadores del metal de cortar algunas calles ante la imposibilidad de acceder al astillero de la ciudad. Después de dos intentos fallidos, se han dirigido a la arteria principal de la capital y la han cortado con una marcha que luego ha recorrido todo el casco histórico. Cuando se dirigían al Ayuntamiento, el alcalde José María González 'Kichi' les ha salido al paso y les ha mostrado su apoyo. "Vuestro Ayuntamiento estuvo, está y estará con vosotros", ha asegurado. La buena noticia es que, como ayer, parece que se abre la puerta a la negociación.

Informa Juan Antonio Fernández

El 25 de enero de 2011 se produjeron en Egipto una serie de protestas para derrocar al dictador Mubarak. Una revolución que cumple su décimo aniversario. Las protestas, que se hicieron famosas en la plaza egipcia de Tahrir, trajeron las urnas al país y la elección democrática del gobierno del partido islamista de Mohamed Mursi. Sin embargo, un golpe de estado encabezado por el mariscal Al-Sisi lo derrocó un año después. Muchos jóvenes egipcios se vieron obligados al exilio y muchos otros siguen presos a día de hoy. Foto: Khaled Elfiqi / EFE

Entre los partidarios de Trump que participaron anoche en el asedio al Capitolio de Washington había simpatizantes de la extrema derecha, defensores de las teorías de la conspiración y miembros de los "Proud Boys". Una organización de ultraderecha con vínculos supremacistas e ideas radicales en cuestiones como la igualdad de género, la inmigración o la islamofobia. Fundada hace cuatro años, solo admite la entrada de hombres, se autodefinen como guardianes de los valores de Occidente y azote de la correción política de la izquierda, y se identifican por sus camisetas negras y amarillas. La detención de su líder, Enrique Tarrio, el pasado lunes, sirvió de antesala para caldear el ambiente, algo a lo que contribuyó también Gavin McInnes, polémico comentarista político en medios como Fox News.

Aquí empezó todo”, explica la corresponsal de RTVE, Ana Jiménez, desde Túnez. Hace diez años el joven Mohamed Bouazizi, vendedor ambulante, se prendió fuego delante del ayuntamiento de su pueblo. Estaba harto y humillado por sobornar, cada día, a la policía para poder vender un poco de fruta. Bouazizi murió, días más tardes, sin saber que había encendido la mecha de la rabia y la indignación de otros cientos de miles de jóvenes. La llamaron la Revolución de los Jazmines por sus manifestaciones pacíficas. Una ola de solidaridad y protestas recorrió el país. Lo que calló la prensa nacional, lo contaron los jóvenes en las redes sociales. Pero Bouazizi murió sin saber que acabaría con 20 años de dictadura de Ben Ali y que se convertiría en mártir.

En el epicentro donde comenzaron las primaveras árabes no han cambiado algunas cosas: sigue habiendo mucho paro entre los jóvenes y graves desigualdades. Pero Túnez ha sido el único en lograr una democracia y en tener una nueva constitución". Bouazizi murió, sin saber, que hizo soñar a millones de jóvenes de otros países como Libia y Egipto. También Yemen y Siria, que siguen en guerra. 

Manuel Merino sólo ha permanecido cinco días en el cargo como presidente interino de Perú. Después de recibir un ultimátum del Congreso y de las multitudinarias protestas del sábado en las que murieron dos jóvenes, Merino anunciaba su dimisión. Hace una semana, el Congreso había destituido a su predecesor, Martín Vizcarra, de un modo legal sobre el papel pero ilegítimo para la mayoría de los ciudadanos y juristas. Y es que el Tribunal Constitucional va a iniciar el debate sobre la validez de la destitución de Vizcarra, lo que podría suponer su regreso al poder, aunque la resolución tardará días en conocerse. El Congreso, de momento, se muestra incapaz de encontrar una salida a la crisis. Una lista encabezada por la diputada izquierdista Rocío Silva Santisteban para asumir la presidencia del legislativo y de esa manera sustituir en la jefatura del estado a Manuel Merino fue rechazada, a pesar de que parecía tener todo a su favor. Mientras tanto, en la calle, los peruanos continúan expresando su indignación ante la situación política que vive el país.

Las fuerzas de seguridad han trazado un perfil de los detenidos en los últimos días por protagonizar actos vandálicos durante la noche en algunas ciudades españolas. Son jóvenes radicales que rondan la veintena, sin una ideología común, algunos de ellos vinculados a grupos ultra de fútbol que, según los sindicatos policiales, “se sirven de cualquier convocatoria para provocar incidente y aprovechan cualquier protestar para alterar el orden público”. Descartan que detrás de ellos haya un grupo organizado a nivel nacional, pero sí detectan que se van organizando mejor.

El escritor y filósofo, Javier Gomá, ha pronosticado en el informativo '14 horas' de RNE que el año que viene puede haber “un gran estallido social” en España cuando vayamos superando la pandemia y “emerja la evidencia de la ruina”. “Medidas confusas, contradictorias y dudosas en su eficacia generan un desconcierto que, sumado a la ruina de mucha gente, y el malestar por la pérdida de libertad, puede generar un conflicto social”, ha asegurado Gomá.

Los colombianos mantienen viva la protesta contra la política económica y social del presidente Iván Duque que este domingo inició sus primeros contactos con políticos en una "conversación nacional" que es una incógnita en medio de la más grave crisis de su Gobierno. El cuarto día consecutivo de manifestaciones giró en torno a Dilan Cruz, un joven de 18 años que ayer fue víctima de la violencia policial en el centro de Bogotá y quedó gravemente herido al ser alcanzado en la cabeza por una bomba aturdidora disparada por el Escuadrón Móvil Antidisturbios. 24/11/19

Revuelta en Colombia, Toque de queda en Bogotá y otras dos ciudades, desde las ocho hora local, 11 mil miembros de la Fuerzas de Seguridad, incluido el Ejército patrullarán las calles. Hay unos 200 detenidos según fuentes oficiales. Asaltos a supermecados, destrucción de estaciones y autobuses. También hay denuncias de asaltos en zonas residenciales y las autoridades afirman que estos desórdenes se producen no por debilidad, sino por autocontrol. 23/11/19 

Los ataúdes en medio de la calle, mientras familiares y amigos de los difuntos corren escapando de los gases lacrimógenos de los policías, quedarán como una de las imágenes más tristes de la larga crisis que sufre Bolivia. Miles de personas corrían despavoridas en pleno centro de La Paz tras haber llegado pacíficamente este jueves en una marcha de protesta, con los féretros que contenían los restos mortales de varios de los fallecidos por disparos en un operativo policial y militar. Alguno de los ataúdes acabó sobre un blindado del Ejército cerca del palacio de Gobierno de la presidenta interina Jeanine Áñez.

El Gobierno francés ha confirmado que la operación policial de evacuación de los manifestantes que bloqueaban la AP-7 en la frontera entre Francia y España, en la zona de La Jonquera (Girona), ha terminado y que ahora la gestora de la autopista, Vinci, despeja la vía y repara los desperfectos. Por el momento, 19 personas han sido detenidas.