Enlaces accesibilidad

El Consejo de Seguridad votará 'cuanto antes' un nuevo proyecto de resolución sobre Siria

  • Acuerda una versión revisada de la resolución presentada por Marruecos
  • El borrador revisado no incluye referencias a posibles sanciones al régimen
  • Tampoco pide específicamente a Al Asad que traspase el poder
  • El contenido del proyecto de resolución podría votarse este fin de semana

Por

El Consejo de Seguridad de la ONU ha acordado una nueva versión de la resolución sobre Siria presentada la semana pasada por Marruecos y que será ahora sometida a votación "cuanto antes", una vez que sus 15 miembros reciban instrucciones de sus Gobiernos al respecto.

"Mantuvimos discusiones muy útiles y tenemos un texto revisado que será sometido a votación tan pronto como sea posible, en cuanto recibamos instrucciones de nuestros Gobiernos", aseguró a Efe el portavoz de la Misión de Francia ante la ONU, Brieuc Pont, a la salida de la última ronda de consultas celebrada en el Consejo.

Tras casi cuatro horas de negociaciones, calificadas de "difíciles" por varias fuentes, los 15 miembros del máximo órgano de decisión de la ONU acordaron el contenido de un proyecto de resolución que podría votarse "incluso este fin de semana", según indicaron fuentes diplomáticas.

"Ya hemos llegado al clímax. No hay más negociaciones. Sólo nos queda esperar lo que digan nuestros Gobiernos", aseguró a Efe otra fuente del Consejo de Seguridad.

"Quedan todavía algunos asuntos complicados sobre los que nuestras capitales tendrán que deliberar y sobre los que nos tendrán que dar instrucciones", aseguró a la salida de las consultas la embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, quien calificó el debate de este jueves de "útil".

Tenemos un texto que enviaremos a nuestros Gobiernos para que decidan

El embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, aseguró que el Consejo de Seguridad vivió "una montaña rusa" en esta última ronda de consultas, pero se congratuló porque "el resultado es que tenemos un texto que ahora enviaremos a nuestros Gobiernos para ver qué es lo que deciden".

Fuentes diplomáticas indicaron que, ante la insistencia de los países árabes y occidentales por lograr una votación lo más pronto posible, Churkin amenazó con usar su poder de veto si el voto se celebrara este viernes, como algunos de esos países defendían.

Finalmente se optó por dar más tiempo a Moscú, después de que durante toda esta semana árabes y occidentales hayan tratado de atraer a Rusia para evitar que use su poder de veto, como ya hiciera junto a China el pasado octubre, cuando evitó la aprobación de una resolución contra Damasco presentada por los europeos.

A favor y en contra

El Consejo de Seguridad está dividido en dos sectores: el que está a favor de la resolución presentada inicialmente por Marruecos (Alemania, Azerbaiyán, Colombia, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Portugal, Reino Unido y Togo) y el más reticente a su aprobación, encabezado por Rusia, se incluyen también China, India, Pakistán y Sudáfrica.

Con el objetivo de acercar posturas con Rusia, Marruecos presentó a primera hora del jueves un borrador revisado en el que no se incluyen los detalles concretos del plan de transición de la Liga Árabe ni hace referencia a sanciones.

Las últimas consultas se produjeron así sobre un texto en el que ha desaparecido el llamamiento específico al presidente sirioBachar al Asad, para que traspase el poder a su vicepresidente para formar un "gobierno de unidad nacional", así como también los párrafos en los que se animaba a los Estados miembros a adoptar "las mismas medidas" impuestas por la Liga Árabe sobre las sanciones.

Los miembros del Consejo de Seguridad han evitado especificar qué otro punto se ha revisado en esta nueva versión que se enviará a las capitales, aunque fuentes diplomáticas señalaron que lo más polémico de las negociaciones ha sido determinar el grado de apoyo del Consejo al plan de transición de la Liga Árabe.

Posición de Rusia

Rusia considera que respaldar "completamente" ese plan, que incluye la salida del poder de Al Asad, es impulsar un cambio de régimen en el país, algo que, a su juicio, sobrepasa el mandato del Consejo de Seguridad de la ONU.

Entre tanto, la organización Human Rights Watch (HRW) lanzó un llamamiento a los miembros del Consejo para que dejen atrás sus "excusas" y acaben con sus "diez meses de pasividad, en los que más de 5.400 personas han sido asesinadas por las fuerzas de seguridad sirias", dijo su director en la ONU, Philippe Bolopion.

"Cualquier país debería evitar el apoyo a la posición de Rusia, un país que firma lucrativos acuerdos armamentísticos con el Gobierno sirio mientras le provee de cobertura diplomática", añadió Bolopion en un comunicado.

Noticias

anterior siguiente