Enlaces accesibilidad

Los presos de ETA suscriben el acuerdo que supone el abandono de la lucha armada

       
  • Este documento exige el reconocimiento y reparación de las víctimas
  •    
  • Los reclusos piden su aministía y un 10% no suscribe el texto
  •    
  • Lee el borrador del comunicado en euskera (pdf) y en español

Por
Los presos de ETA suscriben el abandono de la la lucha armada

Los presos de ETA han decidicido asumir el acuerdo de Gernika, suscrito hace un año por varias formaciones políticas, que habla del abandono definitivo de la lucha armada y que exige el reconocimiento y reparación de las víctimas, según ha adelantado TVE. amnistía.

El colectivo de presos de ETA ha hecho público un comunicado en el que ha decidido sumarse a este texto, que pide a ETA un "alto el fuego permanente,  unilateral y verificable por la comunidad internacional" y un cambio en  la política penitenciaria, incluida su "amnistía total".

La escenificación de este paso de los reclusos de ETA realizará este domingo en un acto en el que se leerá un documento del Colectivo de Presos y Presas Políticos Vasco (EPPK). Lo hará en su nombre un miembro del movimiento proamnistía que se subirá a este escenario el próximo domingo. Además, se leerá una carta del órgano oficial de ETA.

Se pone así fin al debate interno abierto en las cárceles entre miembros de la banda terrorista sobre el abandono de las armas. El apoyo es mayoritario pero no unánime. Se estima, según informa TVE, que un 10% de los 700 presos que conforman el colectivo es crítico.

Hasta ahora el reconocimiento de las víctimas de ETA ha sido un tema tabú en la banda terrorista, que en los últimos años ha expulsado a los presos que reconocían el daño causado.

Este llamado "Colectivo de Presos y Presas Políticos Vascos" (EPPK), que agrupa a los reclusos de ETA, ha enviado un comunicado al diario Gara. El periódico ha adelantado un avance en su edición digital y mañana lo publicará íntegro.

Un año del acuerdo de Gernika

Su adhesión llega cuando el domingo se cumplirá un año de la presentación de este pacto, que, bajo el título de "Acuerdo para un escenario de paz y soluciones democráticas", fue presentado en Gernika el 25 de octubre del año pasado por la izquierda abertzale, EA, Aralar, Alternatiba y la formación política francesa AB.

El texto pedía a ETA un "alto el fuego permanente, unilateral y verificable por la comunidad internacional como expresión de voluntad para un definitivo abandono de su actividad armada". ETA declaró posteriormente, el 10 de enero, un alto el fuego, pero no el abandono definitivo de su actividad.

Además, el acuerdo instaba al Gobierno a iniciar un "proceso democrático" para el final del terrorismo, con pasos como la derogación de la Ley de Partidos y la modificación de la política penitenciaria.

Detallaba medidas como el fin de la dispersión, la liberación de los reclusos con graves enfermedades, la concesión de libertad provisional a los presos preventivos pendientes de juicio y también la de los que "hayan cumplido los requisitos legales" para obtenerla.

En su comunicado enviado a Gara, el colectivo de presos de ETA ha opinado que el acuerdo se ha convertido en "la referencia" para la construcción de un escenario democrático y que en esa medida tiene también su apoyo.

"Por encima de los límites y los obstáculos de los Estados que nos tienen cautivos, EPPK manifiesta su compromiso firme de empujar para avanzar en el proceso democrático", ha señalado el colectivo.

"Impulso del proceso democrático hasta el final"

Pese a aceptar que lograr que ese escenario democrático "no es un reto cualquiera", los presos de ETA recalcan su "convencimiento" de conseguirlo y anuncia su "compromiso total con impulsar el proceso democrático hasta el final".

Los firmantes del Acuerdo de Gernika enviaron en junio pasado una carta a este colectivo de presos de ETA para detallarles su propuesta.

La intención inicial de los firmantes era reunirse con los presos etarras para informarles del "proceso político abierto en Euskal Herria", pero no recibieron autorización de Instituciones Penitenciarias. Por este motivo, les remitieron la carta.

Otro colectivo de presos etarras, disidentes con la línea oficial de la banda terrorista e internos en la prisión alavesa de Nanclares de la Oca, han emitido este viernes otro comunicado en el que también se unen al Acuerdo de Gernika.

Estos presos, que se autodenominan "comprometidos con el irreversible proceso de paz", han expresado su apoyo total al Acuerdo de Gernika "en todos y cada uno de sus puntos" y también han opinado que "es hora de abordar sin dilación el reconocimiento y la reparación de las víctimas y la reconciliación social".

Noticias

anterior siguiente