Enlaces accesibilidad

Dimite el economista jefe del BCE, el alemán Jürgen Stark

       
  • "Debido a razones personales", ha comunicado el BCE en una nota
  •    
  • Stark es contrario a la compra de deuda pública por parte del BCE

Por
Dimite Juergen Stark, economista jefe del Banco Central Europeo

El economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), el alemán Jürgen Stark, ha presentado su dimisión. Mediante una nota de prensa, el BCE ha informado de que Stark ha comunicado al presidente de la entidad, Jean-Claude Trichet, que va a abandonar su cargo antes de que concluya su mandato el 31 de mayo de 2014 "debido a razones personales".

Miembro del comité ejecutivo y del consejo de gobierno del BCE desde el 1 de junio de 2006, Jürgen Stark se opone a la compra de deuda pública de los países del euro que lleva a cabo la entidad monetaria. El economista jefe de la entidad permanecerá en el puesto hasta que se encuentre un sucesor, a finales de este año.

Trichet ha agradecido a Stark su contribución a la unidad europea durante muchos años, tras haber sido informado de la decisión de dimitir por razones personales.

Compra de deuda pública

El presidente del BCE defendió este jueves con vehemencia y en un tono de enfado inusual la gestión de la entidad monetaria europea en la actual crisis financiera, ante las críticas en Alemania a la compra de deuda pública, algo que también ha hecho este viernes en RNE el consejero del BCE José Manuel González Páramo.

El BCE ha tenido que intervenir en el mercado secundario de deuda soberana para apoyar a España e Italia, cuyas primas de riesgo superaron los 400 puntos básicos respecto al bund (bono alemán a diez años), que sirve de referencia.

La entidad monetaria inició en mayo de 2010 un programa de compra de deuda pública para apoyar a Grecia, tras ser penalizada por los mercados y atravesar fuertes dificultades de financiación. Posteriormente, el BCE también compró deuda de Irlanda y Portugal.

Jürgen Stark, defensor de la ortodoxia

Jürgen Stark ha sido hasta el final uno de los denominados halcones en banca central, los defensores a ultranza de la ortodoxia monetaria y la estabilidad de precios. Stark, que hasta llegar al BCE había sido vicepresidente del Bundesbank (banco central alemán), ocupó el 1 de junio de 2006 el puesto dejado en el directorio del BCE por Otmar Issing, también gran defensor del control de la inflación. 

Nacido en Renania-Palatinado en 1948, Stark fue vicepresidente del Bundesbank desde septiembre de 1998 y también desarrolló en la función pública la mayor parte de su carrera con varios puestos en los ministerios de Economía y Finanzas alemanes desde 1988 hasta 1998.

Antes de pasar a formar parte del Bundesbank, Stark fue secretario de Estado de Finanzas y comisionado personal del entonces canciller alemán, Helmut Kohl, en la preparación de cumbres económicas. Stark ha defendido hasta el final, poniendo a disposición su cargo, la ortodoxia monetaria que considera que el aumento de la masa monetaria es un riesgo para la estabilidad de precios y crea presiones inflacionistas en medio de la peor crisis financiera desde la Segunda Guerra Mundial.

Noticias

anterior siguiente