Enlaces accesibilidad

La reforma de pensiones aumentará en 1,1 años la edad real de jubilación y ahorrará un 40%

Por

El Banco de España ha defendido en su Informe Anual de 2010 la reforma de las pensiones aprobada por el Gobierno, y que se pondrá en marcha de aprobarse en 2013, porque supondrá un ahorro del 40% del incremento del gasto previsto para el periodo comprendido entre 2009 y 2060.

El ahorro se producirá por dos motivos: porque se vincula más el periodo de cotización al cálculo de la pensión y porque la edad real de jubilación subirá 1,1 años de media, si se mantiene el actual porcentaje de personas que se jubilan con 39 o más años cotizados.

Para el banco emisor, este es el primer paso para garantizar la sostenibilidad en el largo plazo de las finanzas públicas, y que además puede tener "importantes efectos positivos sobre la confianza" en el corto plazo.

El organismo que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez señala que las simulaciones sobre la aplicación de las medidas "no puede, sin embargo, tomarse como una estimación del impacto de la reforma sobre las pensiones futuras, dado que, entre otros aspectos, los individuos podrían modificar su comportamiento, aumentando por ejemplo su participación en el mercado de trabajo, como consecuencia de la reforma".

"Alivia los efectos del envejecimiento de la población"

De esta forma, el Banco de España asegura que la reforma "supone un paso importante para aliviar los efectos del envejecimiento de la población".

Asimismo, el regulador subraya que estos efectos de la reforma podrían incluso incrementarse con la activación del factor de sostenibilidad, que ajustaría los criterios para acceder a la jubilación en función de la evolución de la economía y de la esperanza de vida.

En cuanto a la reducción en la cuantía de las pensiones que supondrá la reforma, el organismo que dirige Fernández Ordóñez señala que si se aplicaran los nuevos criterios a los jubilados en 2008, el recorte en la prestación sería del 4,7%.

Aumento edad de jubilación

El aumento de la edad legal de jubilación de los 65 a los 67 años entre 2013 y 2027 se traducirá, según el Banco de España, en un incremento de 1,1 años de media sobre la edad efectiva de jubilación.

Según explica el banco emisor, la reforma establece la posibilidad de que aquellas personas con carreras de cotización superiores a los 38 años y seis meses se puedan seguir jubilando con 65 años, unas condiciones que ya viene reuniendo un "porcentaje significativo" de cotizantes desde 1998 y que, como sugiere, no tiene muchos visos de cambiar.

Así, explica que el porcentaje de individuos que se ha jubilado con una edad de 65 años o menos y con un periodo de cotización superior o igual a 39 años desde finales de los 90 se ha mantenido relativamente estable cerca del 50%. En este punto, señala que solo el 20% de ellas eran mujeres, y que, por tanto, "el aumento de la tasa de participación femenina podría impulsar al alza dicho porcentaje".

Pero contrapone que el colectivo de individuos de cualificación más alta ha presentado un porcentaje "ligeramente inferior" al resto, debido a que la mayor educación viene asociada a una edad de entrada al mercado laboral más tardía, y que en el futuro "el presumible aumento del nivel educativo de la población contribuiría en sentido contrario".

Noticias

anterior siguiente