Enlaces accesibilidad

Zapatero no cantará este año 'La Internacional' en Rodiezmo donde no tiene nada que vender

       
  • Por primera vez desde que es presidente no acudirá a la fiesta minera
  •    
  • El Gobierno no lo consideró oportuno con una huelga general convocada
  •    
  • La cita organizada por UGT es cita emblemática para el socialismo
  •    
  • La relación entre PSOE y su sindicato hermano, UGT, en horas bajas
  •    
  • El alcalde de Rodiezmo (PP): "Tiene miedo a lo que pueda encontrarse"

Por

Desde que llegó a la Moncloa en el año 2004, Zapatero canta 'La Internacional' una vez al año (en público) y lo hace cada primer domingo de septiembre en Rodiezmo (León), donde se celebra la tradicional fiesta minera astur-leonesa, santuario para el socialismo español.

El PSOE plantea siempre este acto, de claro carácter sindical, como punto de arranque del curso político y como cita para reivindicar sus símbolos tradicionales vinculados a la lucha obrera, incluidos el puño en alto, los pañuelos rojos atados al cuello y las imágenes de Pablo Iglesias, fundador del partido.

Pero este año el presidente ha decidido hacer mutis por el foro. No irá a la que es su tierra. Los ánimos sindicales no invitan a su presencia en una cita organizada por el sindicato SOMA-UGT donde este año Zapatero corre el riesgo de oir una banda sonora muy diferente al himno del movimiento obrero y que podría incluir pitos y reproches de los suyos, que son los que más duelen.

Nada que vender en Rodiezmo

La maleta para ir a Rodiezmo en este 2010 pesa demasiado: reducción salarial para funcionarioscongelación de pensiones, una polémica reforma laboralalarmantes cifras del paro...y lo que está por venir, una huelga general, convocada para el 29 de septiembre, en la que se tomará el pulso del enfado nacional.

Zapatero siempre aprovecha esta fiesta para anunciar una subida en las pensiones y para reivindicar al PSOE como el partido que defiende los derechos de los trabajadores pero este año, tijeretazo mediante, se antojaba difícil que el jefe del Ejecutivo fuera al acto con algo que vender.

Zapatero anuncia que las "pensiones mínimas mantendrán su poder adquisitivo".

El Gobierno lo ha reconocido sin tapujos aduciendo "motivos políticos" para justificar la ausencia del presidente. La propia vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, dijo que no lo consideraban oportuno ni pertinente "por respeto a la autonomía de decisión de la UGT".

La número dos del Gobierno anunció que el presidente no acudiría a Rodiezmo el pasado julio, sólo unos días después de que el propio Zapatero bromeara con el tema en el Congreso de los Diputados durante el Debate sobre el Estado de la Nación. Mariano Rajoy lanzó el dardo envenenado en forma de pregunta: ¿Irá este año a Rodiezmo?

El presidente no lo dejó claro. Se limitó a decir que allí se sentía muy cómodo y animó al líder 'popular' a que se pasara algún año por allí

El Gobierno ha confimado esta mañana que el presidente no acudirá al encuentro con los mineros asturianos que -como cada año- se celebra en septiembre. Según la vicepresidenta, no irá por respeto a los sindicatos. En el PP replican que a Rodríguez Zapatero ya no le quieren ni los suyos.

El PP también se ha pronunciado al respecto asegurando que "cuando el secretario general del PSOE no puede ir a un acto con sus afiliados, el partido se ha petrificado convirtiéndose sólo en una maquinaria de mantener el poder".

PSOE y UGT, los hermanos peleados

Lo cierto es que las relaciones entre PSOE y UGT no pasan por su mejor momento y escenificar la ruptura no conviene al Gobierno. Si Pablo Iglesias levantase la cabeza vería con desasosiego como sus dos hijos andan peleados.

El secretario general del sindicato, Cándido Méndez, que participará este domingo en el acto, dejó bien clara su postura cuando se le preguntó por la ausencia de Zapatero. "No me parecía concebible que con una huelga general convocada el presidenta fuera a un acto con raíz sindical", dijo.

El secretario general de la UGT no ha aclarado si habló con Rodríguez Zapatero para evitar que fuera.

Alcalde de Rodiezmo: "Zapatero no viene porque tiene miedo"

El alcalde de Rodiezmo, Óscar Gutiérrez, del PP, ha sido muy crítico con el presidente por su ausencia. "Debe venir y dar la cara. Hay que estar para lo malo y para lo bueno", ha dicho a RTVE.es el regidor, quien cree que Zapatero "tiene miedo" ante la reacción de los mineros que, en su opinión, están muy enfadados por la situación de crisis económica y el abandono de su sector.

Ha añadido que los votantes lo tendrán en cuenta y que lo considera una "falta de respeto". Además, se lamenta de la pérdida económica que supone su ausencia para el pueblo. "Si viene Zapatero al acto, viene más gente y eso supone más inversión para la localidad", ha dicho.

No sólo faltará el presidente. Fuentes socialistas han confirmado a RTVE.es que no está prevista la presencia de ningún miembro del Gobierno ni de la Ejecutiva del partido.

Acudirá al acto y hará uso de la palabra el presidente de la Fundación Pablo Iglesias, Alfonso Guerra, y el presidente de Asturias, el socialista Vicente Álvarez Areces, y se espera que el acto tenga un carácter principalmente sindical.

Es posible que se convierta en el primer gran llamamiento a la huelga general. Zapatero lo verá, en esta ocasión, desde la Moncloa y seguro que con pocas ganas de cantar.

Noticias

anterior siguiente
-->