Enlaces accesibilidad

El minuto de telefonía móvil en España es el quinto más caro de la Unión Europea

       
  • Sólo, Malta, Luxemburgo, Holanda y Bélgica superan los 17 céntimos
  •    
  • La portabilidad mejora y se sitúa en cinco días para cambiar de operador
  •    
  • Bruselas pide un esfuerzo para unificar el mercado de telecomunicaciones

Por
A visitor uses his mobile phone at the IUCN World Conservation Congress in Barcelona
Las tarifas de telefóno móvil de España siguen bajando, pero siguen siendo altas en comparación con las del resto de Europa. REUTERS REUTERS/Albert Gea

El precio medio que un español paga por un minuto de llamada en un teléfono móvil se redujo ligeramente entre 2008 y 2009 (de 19 a 17 céntimos), pero sigue estando por encima de la media europea (13 céntimos el minuto).

Así lo refleja el último informe de la Comisión Europea sobre los progresos realizados para la creación de mercado único de telecomunicaciones, en el que el Ejecutivo comunitario pide a los Estados miembros más "coherencia" a la hora de aplicar la regulación, para lograr un "verdadero" mercado único en lugar de tener 27 mercados "fragmentados".

Los datos del informe reflejan una gran disparidad entre países, desde los cuatro céntimos de euro que cuesta un minuto de llamada en Letonia hasta los 24 céntimos de euro que paga un usuario en Malta.  Además de Malta, sólo Luxemburgo, Países Bajos y Bélgica están por delante de España en el precio por minuto de llamada a móvil.

Crece con rapidez la penetración de la banda ancha

El documento compara los avances en cada Estado miembro y reconoce los progresos de España, donde la penetración de la banda ancha fija aumentó hasta un 21% durante el año pasado. El servicio de banda ancha para móviles también "ganó en popularidad" al crecer hasta el 3,8%.

Sin embargo, también recoge la "preocupación" de los operadores de telecomunicaciones españoles por la "excesiva carga fiscal" que soportan y que se ha "agravado" por la tasa impuesta por el Gobierno para financiar Radio Televisión Española (RTVE).

El informe de Bruselas califica la tasa de "controvertida" y recuerda que ha abierto un expediente a España para estudiar si la tasa es compatible o no con las normas comunitarias en materia de  ayudas de Estado.

Además, apunta que el número de quejas relacionadas con el sector de las telecomunicaciones "sigue creciendo" y representan en torno al 80% de las reclamaciones resueltas por arbitraje. Las asociaciones de consumidores critican especialmente el "pobre nivel" de los servicios de atención al cliente de los operadores en España y la falta de notificación en los cambios de contrato, así  como las dificultades para cancelar servicios, según el documento.

Portabilidad más ágil

Por otra parte, los consumidores pudieron cambiar de operador manteniendo el mismo número de teléfono con más facilidad que antes. A escala comunitaria, un usuario consiguió la portabilidad de su número fijo en 6,5 días en 2009 (frente a los 7,5 días de 2008) y en 4,1 días en el caso de los números de telefonía móvil (8,4 días en 2008).

En el caso de España, la portabilidad es de cinco días tanto en la  telefonía fija como en la móvil, si bien la nueva legislación la reduce a dos días, según recoge el informe.

El informe señala que el mercado europeo de comunicaciones electrónicas registró un crecimiento del 0,2% en 2009, un resultado que "no es malo" en comparación con el descenso generalizado del 4,2% de la economía de la UE.

"Los escasos avances logrados de cara a un verdadero mercado único son decepcionantes", lamenta pese a todo la comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes, en un comunicado crítico con la "fragmentación" del sector europeo, por contar con 27 mercados de telecomunicaciones en lugar de uno sólo que asegurase los mismos precios y servicios a todos los consumidores europeos.

Noticias

anterior siguiente