Enlaces accesibilidad

Brown visita Irlanda del Norte tras el atentado y reitera que el proceso de paz es "inquebrantable"

  • El primer ministro británico visita la base de Massereene con el jefe de la policía norilandesa
  • Los fallecidos son Mark Qunisey, de 23 años, y Cengiz 'Patrick' Azimkar, de 21
  • En el ataque resultaron heridos otros dos soldados y dos repartidores de pizzas
  • Gordon Brown se reúne con el ministro noirlandés y su número dos para pedirles unidad
  • Gerry Adams pide a la población que colabore para detener a los terroristas
  • El ejército investigará por qué los cuatro soldados salieron de la base desarmados

Enlaces relacionados

Por
El primer ministro británico, Gordon Brown, se ha reunido con el primer ministro del Norte de Irlanda, Robinson, y con su número dos, McGuinness en el Castillo de Stormont.
El primer ministro británico, Gordon Brown, se ha reunido con el primer ministro del Norte de Irlanda, Robinson, y con su número dos, McGuinness en el Castillo de Stormont. REUTERS RETERS
El primer ministro británico, Gordon Brown, ha visitado este lunes Irlanda del Norte después del atentado, reivindicado por el IRA Auténtido, que acabó el sábado con la vida de dos soldados en el peor ataque en la provincia en una década. Otros dos soldados y dos civiles, repartidores de pizzas, resultaron heridos. Brown, que ha reiterado que el proceso de paz es "inquebrantable", ha visitado la base militar de  Massereene acompañado del jefe de la Policía autónoma noirlandesa, Hugh Orde, según informa la BBC.

Los dos fallecidos, cuyas identidades se desconocían hasta ahora, son Mark Qunisey, de 23 años y natural de Birmingham, y Cengiz 'Patrick' Azimkar, de 21 años y de Wood Green (Londres).

Brown, que prometió "traer a los asesinos ante la Justicia", ha visitado la base donde tuvo lugar el atentado, el primero desde la masacre de Omagh en agosto de 1998, en la que murieron 29 personas, entre ellas, dos ciudadanos españoles.

Después ha viajado a Stormont. Brown se ha reunido con el ministro principal norirlandés, el unionista Peter Robinson, y el "número dos" del Ejecutivo autónomo, Martin McGuinness, del Sinn Fein (brazo político del inactivo Ejército Republicano Irlandés, IRA).

El mandatario laborista tenía previsto pedir a Robinson y McGuinness que se mantengan unidos ante la amenaza del IRA Auténtico, grupo disidente del IRA que se opone al proceso de paz norirlandés y a la estrategia democrática del Sinn Fein. También estaba prevista la reunión con el ministro británico para Irlanda del Norte, Shaun Woodward y el jefe de la Policía autónoma noirlandesa, Hugh Orde, para analizar la crisis abierta en el proceso de paz de Irlanda del Norte.

Gordon Brown ha vuelto a recordar este lunes que el asesinato de los dos soldados en Irlanda del Norte no puede frenar el proceso de paz. "Lo que he visto esta mañana es la unidad de la gente de Irlanda del Norte y la unidad de los partidos políticos, que permanecen unidos detrás la paz y del proceso político que ellos han construido durante muchos, muchos años". El primer ministro ha hecho estas declaraciones ante los periodistas durante su visita a Belfast.

"Ellos quieren enviar el mensaje a todo el mundo, como yo, de que el proceso político no puede ser debilitado", ha añadido. "El proceso es inquebrantable".

Antes, en la base, se ha reunido con el comandante del Ejército en Irlanda del Norte, George Norton, que ha destacado que la profesionalidad de los soldados en la escena del atentado salvó vidas.

"Esto ha conmocionado ala comunidad y estamos agradecidos por las condolencias espresadas más allá de Irlanda del Norte", ha señalado según informa la BBC.

Adams pide colaboración ciudadana

Gerry Adams, presidente del Sinn Fein, brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), ha pedido a la comunidad norirlandesa que ayude a la Policía a atrapar a los autores del atentado cometido este fin de semana.

Como hizo este domingo, Adams ha condenado el ataque perpetrado el sábado por el IRA Auténtico. "Creo que lo que ocurrió fue un ataque contra el proceso de paz. Fue algo erróneo, contraproducente. Mis pensamientos están con las familias de los dos hombres asesinados y de quienes fueron heridos", ha declarado Adams a la emisora pública BBC Radio 4.

"La lógica de todo esto es que apoyemos a la Policía en el apresamiento de los involucrados" en el atentado, ha remarcado el líder republicano, quien ha instado a los simpatizantes de su partido a colaborar con la Policía si tienen pistas sobre los terroristas.

Adams ha dado importancia al valor simbólico del apoyo de su formación a las fuerzas del orden en este caso, que "no tiene precedentes" porque, históricamente, "los republicanos no quieren al Ejército británico en Irlanda".

"Subrayo de nuevo que eso no justifica lo ocurrido (el sábado)", ha puntualizado el presidente del Sinn Fein.

No obstante, Adams ha vuelto a criticar la reciente decisión de la Policía autónoma norirlandesa (PSNI) de solicitar la intervención de los servicios secretos (el MI5) y las Fuerzas Armadas británicas para afrontar la creciente amenaza de facciones disidentes del IRA.

Dispositivo para atrapar a los pistoleros

La Policía norirlandesa (PSNI) ha activado un "amplísimo" dispositivo de seguridad para atrapar a los pistoleros que han matado a los dos soldados británicos en una base militar de Massereene, a unos 25 kilómetros al norte de Belfast, en el condado de Antrim. Son los primeros militares asesinados en Irlanda del Norte desde 1997.

Según The Guardian, los esfuerzos se están centrando en la zona de South Derry, donde hay mayor presencia de apoyo a los grupos disidentes del IRA. De momento, se investiga un coche que ha aparecido abandonado en Randalstown, a cinco millas de la base militar. Se cree que este vehículo pudo ser utilizado por los pistoleros para huir.

El último fue reivindicado el domingo por el IRA Auténtico a través de una llamada al The Sunday Tribune, un periódico de Dublín.

Uno de los heridos en estado muy crítico

Según The Guardian, uno de los cuatro heridos, uno de los dos repartidores, polaco y de 32 años, se encuentra muy crítico y se teme por su vida. El otro repartidor tiene 19 años. No han transcendido las identidades ni de los dos soldados heridos ni de los dos militares fallecidos.

Los dos fallecidos, Mark Qunisey y Cengiz 'Patrick' Azimba, tenían previsto viajar horas este mismo fin de semana a Afganistán.

El ejército investigará por qué iban desarmados

Los soldados atacados el pasado sábado no iban armados cuando salieron de la base militar para recoger el pedido de pizzas que habían realizado, según fuentes militares consultadas por The Times.

Según apunta este periódico, el Ejército afirma que se deberá abrir una investigación sobre porque no hubo respuesta armada cuando fueron atacados y porqeu los cuatro soldados salieron desarmados tan sólo unos días después de que la amenaza terrorista hubiera subido de "sustancial" a "severa".

Noticias

anterior siguiente