Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Sinn Féin sacudió el tablero político de Irlanda al irrumpir como un actor central en las elecciones legislativas. Un resultado histórico frente a los dos partidos que hasta ahora habían dominado la política irlandesa, el Fine Gael y el Fianna Fáil.

¿En qué punto nos encontramos del recuento?, ¿Esto que consecuencias puede tener sobre la gobernabilidad, o sobre las políticas del futuro gobierno irlandés?

Repasamos todas las claves con el corresponsal Jordi Barcia

Los republicanos del Sinn Féin anuncian que aceptan el borrador de acuerdo presentado ayer por Londres y Dublín para restablecer el gobierno autónomo de Irlanda del Norte y se muestran dispuestos a entrar en el ejecutivo.

Los unionistas del UP anunciaron ayer que estaban dispuestos a entrar en ese gobierno, por lo que Irlanda del Norte se acerca al desbloqueo político tras tres años sin gobierno autónomo.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha conseguido una amplia mayoría absoluta en las elecciones en el Reino Unido, con 364 escaños. El líder conservador podrá ahora tramitar la legislación del Brexit para consumar la salida antes del 31 de enero después de meses de bloqueo. El Partido Laborista ha sufrido una derrota histórica y su líder, Jeremy Corbyn, ha abierto la puerta a su salida al anunciar que no liderará el partido en los siguientes comicios. [Especial: Elecciones en el Reino Unido]

Los resultados de estas elecciones generales en el Reino Unido se ven con especial interés en dos de las regiones del país. En ellas, el futuro político se puede ver condicionado por las urnas. Hablamos de Ulster, la provincia a la que pertenece Irlanda del Norte, y Escocia.

Irlanda del Norte solo aporta 18 de los 650 escaños del parlamento británico, pero los resultados dejan un escenario dramático para los Unionistas de la DUP, clave en el mandato de Theresa May. Su apoyo al brexit le ha pasado factura en una Irlanda del Norte que rechaza mayoritariamente la salida del Reino Unido de la Unión Europea y que teme que vuelva la frontera física entre las dos irlandas.

Por otra parte está Escocia, “un país diferente” según publicaban algunos medios nada más conocerse las primeras proyecciones de voto. Los nacionalistas han multiplicado por 8 los escaños de los conservadores. Según los mandatarios de este partido, Escocia rechaza cinco años de gobierno de Boris Johnson y aseguran que no quieren perder su estatus como nación europea. Con estos resultados, además, los nacionalistas ven reforzados sus planes de realizar un segundo referéndum de independencia.

La jornada electoral se ha desarollado con normalidad en Irlanda del Norte, aunque las dudas por las consecuencias que tendrá el Brexit sobre todo para los intercambios con la República de Irlanda han marcado la campaña. Habrá que ver si las fuerzas unionistas del DUP se resienten o no tras la firma del acuerdo con Bruselas. Nuestra compañera Aurora Moreno nos cuenta cómo ha transcurrido el día y escuchamos a Henry Patterson, profesor emérito de la Universidad del Ulster.

Los británicos votan este jueves en las segundas elecciones desde el referéndum del Brexit. El primer ministro, Boris Johnson, ha votado a primera hora de la mañana en su colegio electoral. Espera conseguir la mayoría absoluta que le permita consumar el Brexit. El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, ha votado en un barrio obrero de Londres y aspira a mejorar la previsión de los sondeos gracias al voto oculto de los jóvenes. 

En Reino Unido está todo preparado para la cita electoral más importante de los últimos tiempos por todo lo que el Brexit supone, y los colegios comenzarán a abrir a las 8 de la mañana. Nos detenemos en Irlanda del Norte, donde la enviada especial de RNE Aurora Moreno explica el que ha sido uno de los principales escollos de las negociaciones con la Unión Europea: la frontera entre Irlanda y el Reino Unido.

El Parlamento británico ha vuelto a votar en contra de un adelanto electoral este lunes. El primer ministro, Boris Johnson, proponía celebrar elecciones anticipadas el 12 de diciembre, una vez fuera ratificado su acuerdo del Brexit, pero la oposición desconfía de sus planes. El Gobierno ha anunciado que volverá a intentarlo con una ley exprés para que los británicos acudan a las urnas el 12 de diciembre, un paso necesario para desbloquear la "parálisis" que saplica al proceso de salida de la Unión Europea.

La Unión Europea ha concedido este lunes la tercera prórroga del Brexit al Reino Unido, a solo tres días de la fecha prevista para la salida del club comunitario. La extensión termina el 31 de enero, pero Londres podrá abandonar el bloque antes si ratifica el acuerdo antes: el 1 de diciembre o el 1 de enero de 2020. El Parlamento británico decide esta tarde si acepta el adelanto electoral propuesto por el primer ministro, Boris Johnson. Si fracasa, Johnson volverá a intentarlo este martes presentando una nueva moción.