Enlaces accesibilidad

PSOE y BNG intentan revalidar el bipartito mientras el PP busca recuperar la mayoría absoluta

  • El objetivo es conseguir los 38 escaños que dan la mayoría absoluta en el Parlamento gallego
  • El 1 de marzo podrán votar más de 2,6 millones de gallegos, el 13% en el exterior
  • En las siete elecciones autonómicas anteriores el PP, o AP antes, ha ganado en votos
  • En 2005 el PP consiguió 37 escaños, pero el PSOE y el BNG lograron sumar juntos uno más
  • El popular Núñez Feijóo, el socialista Pérez Touriño y Quintana (BNG) luchan por la Xunta
  • Son las primeras tras las Generales de 2008 y en un contexto de crisis económica

Por
Con la vista puesta en los 38 escaños que entregan la llave de la Xunta, juntos o por separado. El PSdeG y el BNG buscan revalidar el resultado de las pasadas elecciones autonómicas que les permitiría volver a pactar para seguir gobernando Galicia mientras que el Partido Popular quiere recuperar la mayoría absoluta perdida hace cuatro años.

El próximo 1 de marzo, más de 2,6 millones de gallegos están llamados a las urnas para elegir a los 75 diputados del nuevo parlamento. Repiten el socialista Emilio Pérez Touriño y el nacionalista Anxo Quintana, presidente y vicepresidente de la Xunta, respectivamente. Por el Partido Popular se estrena Alberto Núñez Feijóo que asumió las riendas del partido en Galicia en 2006.

Son las octavas elecciones autonómicas y es la primera vez, desde 1989, que no se presenta Manuel Fraga, que fue presidente de la Xunta durante 15 años. El PP (antes Alianza Popular) siempre ha sido la fuerza más votada, pero en junio de 2005 perdió la mayoría absoluta y se quedó con sólo 37 escaños, lo que permitió al PSdeG, con 25, y al BNG, con 13, llegar a un pacto de Gobierno.

Estos comicios son distintos, precisamente por este motivo. Son los primeros tras un gobierno entre socialistas y nacionalistas en Galicia y lo que planea ahora no es la marea negra del Prestige sino la crisis económica que está golpeando a España.

Las elecciones gallegas y las vascas, que se celebran también el 1 de marzo, son las primeras tras las Generales de marzo de 2008 y servirán para tomar el pulso a la población y saber si la situación económica castiga al PSOE, el partido que está en La Moncloa, en las urnas.

Las medidas para reactivar el tejido productivo y frenar el aumento del paro ocupan gran parte de los programas electorales de PP, PSdeG y BNG. Pero también estarán sobre las tablas electorales en los próximos días la reforma del estatuto de autonomía y la política lingüística, entre otros asuntos.

Voto emigrante

Y una vez más el voto emigrante será decisivo. En el extranjero residen 335.452 gallegos con derecho a voto, según los datos del censo electoral del Instituto Nacional de Estadística. Suponen el 12,67% del electorado. Sólo en Argentina, la "quinta provincia gallega" como se la conoce, reside un tercio de ellos.

El Partido Popular obtuvo en el 2005 el 45,8% de los votos (756.562), el PSdeG, el 33,6% (555.603) y el BNG, el 18,9% (311.954).

El PSdeG y el BNG sumaron juntos 110.995 votos más que el Partido Popular en 2005, pero Fraga perdió el escaño 38 en Pontevedra por apenas 8.000 votos de los emigrantes. Los resultados definitivos no se supieron hasta ocho días después de las elecciones.

Por Pontevedra se presentan, precisamente, como cabeza de lista Alberto Núñez Feijóo y Emilio Pérez Touriño. Anxo Quintana repite como número uno por A Coruña.

Sondeos sobre intención de voto

De momento, las encuestas publicadas favorecen al bipartito. Según el sondeo preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el PSdeG y el BNG podrían conseguir entre uno y dos escaños más que hace cuatro años y conseguir entre 39 y 40.

El PP sería el vencedor de las elecciones gallegas pero sin llegar, como en 2005, a la mayoría absoluta. El Partido Popular, con el 43,1% de voto estimado, conseguiría entre 35 y 36 diputados, a dos escaños en el mejor de los casos de los 38 necesarios para gobernar.

El PSdG ganaría dos escaños más hasta llegar a los 27 con el 33,2% de voto estimado y el BNG con el 18,2% podría lograr 12 ó 13.

El sondeo sobre intención de voto publicado el pasado 25 de febrero por La Voz de Galicia apunta a que el PP podría perder dos diputados (uno a favor del PSOE en A Coruña y otro a favor del BNG en Lugo).

Según esta encuesta, que refleja que uno de cada cuatro electores no tenía decidido su voto cuando se hizo, el Partido Popular obtendría 37 escaños, el PSdeG, 26 y el BNG, 14, lo que permitiría reeditar el pacto de Gobierno.

El periódico Público publicó otro sondeo el 2 de febrero también desfavorable para Núñez Feijóo. Según sus datos, el PP obtendría 35 o 36 escaños, el PSdeG, de 25 a 26 y el BNG, 14.

Nuevos votantes

El resultado final no se sabrá hasta que 'hablen' en las urnas los 2.647.036 gallegos con derecho al voto, según el censo electoral del INE. Son 30.243 más que en los comicios de 2005.

Por primera vez votarán en unas elecciones autonómicas 92.120 jóvenes que han cumplido los 18 años durante la esta legislatura que ya acaba. De ellos, 23.229 nunca han participado en unas elecciones por haber alcanzado la mayoría de edad después de las elecciones generales del 3 de marzo de 2008.

Entre los 15 partidos que se presentan a las elecciones están también Izquierda Unida y, por primera vez, el partido Unión Progreso y Democracia de Rosa Díez. También hay dos formaciones independentistas: Frente Popular Gallega y Nós-Unidad Popular.

Noticias

anterior siguiente