Enlaces accesibilidad

La quinta provincia que decide el color de la Xunta

  • El 1 de marzo están llamados a las urnas más de 335.000 emigrantes gallegos
  • Son más que los votantes residentes en las provincias de Lugo y Ourense
  • Suponen el 12,67% de todos los gallegos con derecho a voto en estas autonómicas
  • Por primera vez tendrán que adjuntar fotocopia del DNI o pasaporte en el voto por correo
  • PP, PSdeG y BNG incluyen en sus programas electorales el voto en urna

Enlaces relacionados

Por
Hace cuatro años hubo que esperar ocho días para saber el color político final que tendría la Xunta. Es el tiempo que se tardó en contar el voto de los emigrantes gallegos. Hasta el último momento, el Partido Popular confió en arrebatar al PSOE en Pontevedra el escaño número 38 que habría revalidado su mayoría absoluta, pero no pudo ser. Fraga, que se presentaba por quinta vez, se quedó a 7.000 votos de confirmar su liderazgo y el PSdeG y el BNG llegaron a un pacto de Gobierno.

El voto de la diaspora gallega siempre ha sido decisivo en las elecciones autonómicas, ya que da la llave de dos escaños en Ourense y Pontevedra. Pero en la misma o mayor medida que determinante, es polémico. Se ha llegado a decir que, al otro lado del Atlántico, votan hasta los muertos y el cruce de acusaciones sobre la compra de votos se repite en cada cita electoral.

En los comicios gallegos del próximo 1 de marzo, están llamados a las urnas 335.452 emigrantes gallegos, la mayoría (121.219) de Argentina, según los datos del Censo Español de Residentes Ausentes (CERA) hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística.

Suponen en 12,67% de los 2.647.036 gallegos con derecho a voto. Son más que los gallegos residentes con voto en Lugo (302.186) y Ourense (281.026). No en vano, se les denomina la quinta provincia gallega, aunque su participación suele ser muy baja. En 2005 apenas votaron 103.000 y cuatro años antes la participación no llegó ni a los 70.000.

Pero aún así son decisivos y por eso los políticos no ahorran en viajes, sobre todo al otro lado del charco. El 'popular' Alberto Núñez Feijóo y el socialista Emilio Pérez Touriño ya han viajado antes de la campaña a Argentina.

Este año con fotocopia del DNI o del pasaporte

El pasado verano, el Gobierno anunció la puesta en marcha de una reforma de la ley electoral para permitir el "voto en urna electrónica o el voto electrónico por internet" en otros países, pero de momento sólo se ha puesto en marcha una subcomisión en el Congreso para su estudio.

Los que quieran votar en otros países el 1 de marzo tendrán que seguir usando el tradicional voto por correo, aunque este año hay novedades. La Junta Electoral Central aprobó el pasado 20 de enero una instrucción para garantizar la identidad de este tipo de sufragio de los electores residentes ausentes.

Gallegos y vascos, que también tienen que elegir a su parlamento, deberán incluir en el sobre que envíen a la Junta Electoral Provincial con su voto la fotocopia del DNI o del pasaporte español. En su defecto, tendrán que influir la certificación de nacionalidad expedida por el Consulado de España en el país de residencia.

La medida fue bien acogida por el Partido Popular y el BNG, pero desde el PSdeG se quejaron de que muchos de los emigrantes no tienen ni DNI ni pasaporte español y que esta medida no podía ser aplicada a estos comicios autonómicos porque se ha decidido cuando las citas electorales ya estaban convocadas.

Todos prometen el voto en urna

Los tres partidos con representación en el Parlamento gallego, PP, PSdeG y BNG, incluyen en sus programas electorales un apartado específico con medidas para los emigrantes gallegos, entre las que se encuentra garantizar el voto físico en urna.

Entre las promesas para la 'quinta provincia gallega' están también, entre otras, la promesa una tarjeta sanitaria, de becas para estudiar en Galicia, de facilidades para regresar, etc.

Todo es poco para asegurarse la llave que les abra la puerta de la Xunta.

Noticias

anterior siguiente