Enlaces accesibilidad

Solbes lleva al Congreso unos presupuestos para tiempos de crisis

  • El Gobierno prevé que el Estado ingrese 141.110 millones de euros en 2009
  • Los gastos previstos son de 157.604 millones de euros
  • El déficit presupuestario será de 17.100 millones, el 1,5% del PIB
  • En 2009 los Ministerios sólo tendrán 1.541 millones más para gastar
  • Infraestructuras, desempleo e I+D+i son las prioridades de gasto

Por
Desayunos - Solbes entrega el Proyecto de Presupuestos en el Congreso
El Ministro de Economía y Hacienda ha entregado en el Congreso de los Diputados el Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado de 2009 que en palabras de Pedro Solbes "austeros" y "pretenden hacer frente a la compleja situación actual manteniendo la inversión productiva y un razonable apoyo al gasto social".

Antes de hacerle entrega de la memoria USB que contiene los PGE a José Bono, presidente del Congreso, Solbes se ha mostrado esperanzado en que los presupuestos se aprueban en plazo, antes del 1 de enero de 2009, "y superar este momento difícil y complejo que en este momento estamos viviendo", ha apostillado.

Austeridad para tiempos de crisis

Los presupuestos para el año que viene son efectivamente austeros ya que los ministerios sólo tendrán 1.541 millones de euros más para gastar (+2,7%) de lo que han tenido en 2008.

Con unos ingresos de 141.110 millones y un gasto de 157.604, las cuentas públicas tendrán en 2009 un déficit de 17.100 millones de euros, el 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB).

El gasto social acaparará el 53% de los presupuestos (+2%) y en ella destaca una partida adicional para prestaciones por desempleo, de 2.000 millones.

Los presupuestos son, en palabras del propio ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, "los más austeros en este país en muchos años" debido a que las circunstancias económicas son "las más difíciles de las últimas décadas".

Es la primera vez que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero presenta unos presupuestos con previsión de déficit, por ello tendrá que presentar ante las Cortes un plan económico financiero de reequilibrio de las cuentas públicas.

El Gobierno al estar en minoría en el Congreso va a necesitar además de los del grupo Socialista los votos de otros siete diputados.

Los votos que le faltan al Gobierno

Para sacar las cuentas adelante en el Congreso, el Gobierno necesita siete votos -además de los de su Grupo. En las últimas semanas, Pedro Solbes se ha reunido con la mayor parte del arco parlamentario, y el PNV, el BNG y Nafarroa Bai, que suman nueve votos, han mostrado su disposición a apoyar las cuentas.

Sin embargo, tanto Izquierda Unida como el Partido Popular han adelantado que van an presentar enmiendas a la totalidad.

La portavoz en el Congreso del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado en Radio Nacional que los PGE presentados "no son buenos". Sáenz ha criticado que los presupuestos no planteen medidas para mejorar la situación económica y que la única novedad sea la ampliación -en 2.000 millones de euros- de la partida destinada a la prestación por desempleo, algo "nada nuevo" ha dicho Sáenz, sino "un derecho que tenemos todos los trabajadores".

Las prioridades del Gobierno

Tal y como los ha presentado el Gobierno, los PGE tienen dos objetivos: priorizar la recuperación económica pero y proteger a los más débiles. Para lograr lo primero se va a invertir en infraestructuras e I+D+i; y para la protección social de los más débiles se va a reforzar el gasto en desempleo, las pensiones y las ayudas a la dependencia.

De las cuentas de 2009, la mayor partida es la destinada a infraestructura, 22.120 millones de euros (4,5% más que el año que viene). Entre las prioridades del Gobierno le siguen en importancia de dotación: desempleo, 19.292 millones (24,4% más); I+D+i (8.192 millones); ayuda al desarrollo (4.531 millones); educación (2.988  millones); vivienda (1.607 millones); y dependencia (1.158 millones).

Noticias

anterior siguiente