Enlaces accesibilidad
Mundial de Qatar 2022 | España 7-0 Costa Rica

España arrolla a Costa Rica con un debut deslumbrante e histórico en el Mundial de Qatar

Por
España - Costa Rica: resumen y goles

La selección española de fútbol deslumbra frente a Costa Rica en su debut del Mundial de Qatar. La Roja, que hizo honor más que nunca a su nombre por el uniforme, arrolló a la selección centroamericana con un recital histórico de goles (7-0) y buen fútbol. La anterior goleada fue el 6-1 a Bulgaria en Francia 1998.

[Así hemos contado el España 7-0 Costa Rica del Mundial de Qatar, por Alberto Rivas]

Luis Enrique sorprendió de inicio con una alineación sin Morata y con tres extremos, aunque el madrileño fue uno de los que sufrieron los rigores de los aires acondicionados en forma de resfriados. El otro fue Carvajal, también suplente.

España tuvo un dominio abrumador durante todas las fases del encuentro. La apuesta por los extremos salió redonda, marcaron los tres y Ferran por partida doble (lleva 15 con la selección), y el técnico tuvo tiempo de hacer debutar al joven Alejandro Balde, ya van 32. Pero el récord estaba en manos de Gavi, que a sus 18 años se convirtió en el goleador más joven de la Roja en los Mundiales: MVP, según la FIFA.

Los extremos estuvieron a punto de brillar bien pronto, con una combinación entre Ferran y Olmo a los cuatro minutos. El envío del barcelonista con parábola lo remató de primeras el del Leipzig y se le fue desviado por poco.

El tercero en discordia, Asensio, tuvo la siguiente asistido por Pedri en la frontal, pero de nuevo se fue rozando el palo de la portería custodiada por Keylor Navas. España empezaba dominando y combinando bien, con presencia ofensiva.

Tres extremos, tres goles, media hora

Y a la tercera fue la vencida: centro picado de Gavi desde la frontal, ayudado por un defensa para elevar el balón lo suficiente para que Dani Olmo se girara con un buen control y batiera a Navas en el área pequeña (minuto 11).

Pero, atención, que Arabia Saudí y Japón mostraron el camino a Costa Rica, un camino que la Roja se tenía que afanar por cerrar. La intensidad que pide Luis Enrique en los entrenamientos se antojaba vital.

Por eso fue España la que mostró a Argentina y Alemania el camino que debieron seguir: marcar otro. Laporte abrió a Jordi Alba, quien desde la banda la puso botando al punto de penalti para que Asensio batiera a su excompañero Navas de un certero primer toque (minuto 21).

Las sensaciones eran inmejorables y la posesión de España alcanzaba por momentos un 85%. Alba era uno de los más activos, dando la razón a Luis Enrique sobre la importancia del lateral izquierdo. El barcelonista fue derribado por Duarte dentro del área y Ferran transformó el penalti.

Así, en apenas media hora de juego, llegaron los tres primeros goles de España repartidos entre los tres delanteros, ninguno un 'nueve' puro.

Costa Rica pide la hora... para el descanso

Mención especial para Pedri, ya que la actividad ofensiva por la banda izquierda de Alba y Olmo requería de un 'socio', que no era otro que el tinerfeño. La que sufría era Costa Rica. El combinado de Luis Fernando Suárez perseguía sombras y, sin el balón, pagaba caro el esfuerzo.

La Roja no tenía piedad, sacaba la 'furia' que pidió Luis Enrique vía 'streaming' y buscaba el cuarto, que tuvo Asensio a segundos del pitido del árbitro señalando el descanso. Durante el mismo, Suárez decidió la salida al campo de Waston para dar algo más de aire al equipo.

Lo iban a necesitar, porque Asensio seguía empeñado nada más reanudarse en aumentar su cuenta personal, y la de España. Y es que en esos primeros compases de la segunda parte seguía más cerca el cuarto de la Roja que el primero de 'la Sele'.

Y el cuarto llegó, pero no de Asensio sino de Ferran. El valenciano recibió en el área pequeña de espaldas y batió por bajo a la media vuelta a un Navas que dudó en la salida (minuto 54). Mal también su defensa, blanda a la hora de parar una internada de Gavi por la derecha.

Balde, el debutante 32 y Gavi, el gol más joven

El gol abrió las puertas de un merecido descanso a Ferran, que dejó su sitio a Morata. También salió Carlos Soler por Pedri, igualmente con el deber más que cumplido. El parón de los cambios no frenó en absoluto el ritmo de España.

Minutos después se fueron los dos capitanes, Alba y Busquets, para dejar su sitio a Koke y al joven Alejandro Balde, que se convertía así en el debutante 32 de la 'era Luis Enrique'.

Uno que ya lo había hecho, Nico Williams, salió al rato para dar descanso a Marco Asensio. Con el partido más que encarrilado, el técnico tenía claro que podía repartir minutos y reservar a los esenciales.

Pero la fiesta estaba lejos de haber acabado, y todavía quedaban récords por batir. Faltaba el gol más joven de España en un Mundial, que estaba esperando en las botas de Gavi (18 años, 110 días). El barcelonista recibió de Morata y la ajustó al palo de volea (minuto 75).

La 'manita' no sació la 'furia' y la Roja quería más todavía. Morata la tuvo pasado ya el 80 pero se encontró con una parada -por fin- de Keylor Navas. Antes, un buen envío de Williams desde la derecha no encontró su remate por poco. El que lo encontró fue Soler en el 88, cuando surgió desde la segunda línea para aprovechar un rechace de Navas tras una buena internada del extremo del Athletic.

El árbitro dio ocho minutos de añadido que se convirtieron en una tortura para Costa Rica, porque llegó el séptimo, obra de Morata, tras un pase filtrado de Dani Olmo (minuto 94). Demasiado castigo... o tal vez no, ya que los 'ticos' no tiraron una sola vez a puerta por 15 España.

Deportes

anterior siguiente