Enlaces accesibilidad
Ciclismo

Felipe Orts: "Bélgica está viendo que soy un corredor de nivel, tengo el respeto de Van der Poel o Van Aert"

  • El corredor de ciclocross reconoce que "pelear por el Top-10 en el Mundial es la idea"
  • El ciclista alicantino debutará este año con el Burgos BH en el calendario profesional de carretera

Por
Felipe Orts aspira a revalidar el campeonato de España de ciclocross.
Felipe Orts aspira a revalidar el campeonato de España de ciclocross. TEIKA UCI TEAM

Felipe Orts (Villajoyosa, Alicante, 1995) ha dado un salto de calidad este año durante la temporada de ciclocross. Nuestro mejor corredor español en esta modalidad logró el pasado fin de semana en Gullegem un meritorio quinto puesto, luchando por el podio final, un hecho jamás logrado en carreras de prestigio en Bélgica.

Este domingo intentará revalidar su título de Campeón de España y buscará estar en el Top-10 en el Mundial de Bélgica el 31 de enero. Orts ha alcanzado una regularidad entre los diez mejores en las carreras del calendario belga y, aunque cree que el nivel de Van der Poel y Van Aert es inaccesible, su objetivo el año que viene es luchar por el podio e incluso la victoria en pruebas del calendario belga fuera de la Copa del Mundo (la máxima categoría).

Tres victorias has logrado -hasta el momento- en la temporada de ciclocross. Todas ellas en el circuito español, concretamente en la Comunidad Valenciana. ¿Qué balance haces de la temporada? ¿Te hubiera gustado tener más triunfos?

En una temporada normal, tres triunfos suenan a poco, pero en una temporada como la que estamos teniendo... Al final, cuando empezamos, no sabíamos ni siquiera si íbamos a tener carreras en España o quizá fuera tampoco. Hemos ido sobre la marcha. Conseguir las victorias en casa, o sea, no fallar cuando hemos corrido en casa era importante. Y en el resto de resultados también estoy muy satisfecho.

Has igualado tu mejor marca en el Circuito de Essen con tu sexto lugar, fuiste séptimo en el Campeonato Europeo y este pasado fin de semana acabaste quinto en Gullegem. ¿Crees que esta temporada está siendo la mejor en tu trayectoria deportiva?

Sí, sin duda, en estado de forma, sí que está siendo la mejor. Creo que cualquier otro año estar en esta forma en todas las carreras, excepto cuatro en Bélgica -y aún así han salido resultados buenos- era prácticamente impensable. Teniendo en cuenta que nos han forzado -por decirlo así- a correr solo en Bélgica, los resultados nos han acompañado. Yo creo que cualquier otro año lograr esos diez primeros en tantas carreras era una utopía.

¿Te esperabas estar a este nivel de calidad?

Yo creo que todos los años he dado un pasito hacia delante. Este año, quizá, han sido dos. Es ese paso complicado de estar en el Top-10 a no estarlo, que era lo que hemos buscado otros años y no lo hemos llegado a conseguir. Por suerte, este año sí. Es un salto más grande, quizá que los demás, de cara al público, porque es entrar dentro de ese Top-10, pero seguimos en la progresión que veníamos teniendo los anteriores años.

El nivel era inferior, por no ser una prueba de la Copa del Mundo, pero aún así, quedaste quinto en Gullegem, en una carrera belga C2. ¿Qué ha supuesto para ti estar peleando por un podio final, hecho jamás conseguido en categoría Élite?

Más que el resultado, porque faltaban corredores del top mundial, me quedo con la sensación de haber estado metido en carrera con los corredores que disputan las carreras estando quién esté. Estando con ellos prácticamente hasta mitad de carrera y cerca de ellos de cara al final. La sensación que tengo, en circuitos de este tipo, que al final son los tradicionales de la Bélgica profunda, es que me encuentro muy bien y cómodo y puedo tener un buen rendimiento.

Tu dominio en el calendario español es absolutamente abrumador. Este domingo se celebra el Campeonato de España en Torrelavega (Cantabria). La previsión para ese día es de lluvia, por tanto, el barro está asegurado. Toca defender título, ¿quiénes crees que son tus rivales?

Los que tienen que estar peleando por la victoria tienen que ser Kevin Suárez e Ismael Esteban. Ismael ha corrido muy poco, por tanto, nunca se sabe cuál es su nivel y Kevin ha dado un paso adelante. Entre nosotros tres debería estar la pelea.

A Ismael Esteban le veíamos ganar el Campeonato de Cantabria, precisamente, en el mismo circuito en Torrelavega este pasado domingo. ¿Crees que por ser de casa -al igual que Kevin- tiene más presión, a pesar de conocer bien el circuito?

Kevin e Ismael corren en casa y yo puedo decir que un poco también. Al final, estar tanto tiempo por Europa, el norte es como correr en casa. Por esa parte, como tampoco habrá público, estamos en igualdad de condiciones.

El domingo 31 de enero se termina casi la temporada de ciclocross con el Campeonato Mundial de Ostende, en Bélgica. Tu mejor posición ha sido decimosegunda en 2019. ¿A qué aspiras? ¿Con cuál te quedarías contento?

Yo terminaré la temporada a mitad de febrero, pero el Mundial es uno de los grandes objetivos del año. Esa barrera del Top-10 es la que tenemos que aspirar. Sé que es complicado. En un Mundial todo el mundo está a tope, pero también es verdad, que suelo tener buenas vibraciones en los días marcados y, entonces, por qué no. Si todo nos sale como queremos o esperamos, pelear por el Top-10 es la idea.

A falta de dos pruebas de la Copa del Mundo, has participado en tres de ellas, quedando el vigésimo en Namur, como tu mejor marca este año. ¿Vas a participar en las dos? Y, en ese sentido, ¿cómo te quedarías de satisfecho con tu rendimiento?

Participaremos en Overijse el fin de semana antes del Mundial. Este año, en las pruebas de la Copa del Mundo, he tenido bastante malos resultados. No sé por qué los circuitos de la Copa del Mundo se me adaptan peor, justamente coincide así. Siendo la semana antes del Mundial, buscaré más que un buen resultado, buenas sensaciones de cara a ir motivado y confiado para la cita del Mundial.

Es verdad que si nos fijamos en las estadísticas de la Copa del Mundo sueles estar en el Top-20 o Top-30. ¿Cuáles pueden ser los factores para que estos circuitos no se adapten a ti?

Si miras los circuitos de la Copa del Mundo este año han sido muy pesados, muy físicos, no me acabo de encontrar cómodo. Zolder que, históricamente, ha estado en la liga de la Copa del Mundo, sí que estuve en la posición que buscaba. No sé, justamente ha encuadrado así, no sé por qué los circuitos de la Copa del Mundo lo hacen en un formato más de la vieja escuela y se me adaptan un poco peor. Por una parte, los circuitos de Bélgica, que al final es la cuna, se me adaptan muy bien, pero los circuitos de ese estilo aún me cuestan más.

Es tu cuarta temporada como ciclista profesional de ciclocross. ¿Crees que ya te has consolidado o todavía quedan por dar algún paso más?

Aún quedan pasos por dar. Cada año me siento mejor y espero el año que viene dar otro pasito. Sí, es verdad, que este año he sentido que estoy un poco más integrado en la parrilla belga. Están viendo que soy un corredor de nivel, que está con ellos y, por esa parte, estoy experimentando un cambio a mejor. Tener el respeto de los otros corredores sí que es verdad que te ayuda en las primeras vueltas, sobre todo, a no tener más problemas. La intención es seguir dando pasos y esas apariciones en el Top-10 que sea más regular.

Dices que eres un corredor de nivel, ¿Notas que rivales de talla mundial, como Van der Poel, Van Aert o Iserbyt, te tienen más respeto, a raíz de este paso que has dado?

Sí, muchísimo más. Ya no solo ellos, sino a lo mejor si tengo una mala salida, voy un poco hacia atrás y los otros rivales no intentan meterte la bici. Saben que eres un corredor de los que está adelante y no va a cometer fallos. Te quita un poco de presión, sobre todo, en las primeras vueltas. Luego, al final, se coloca en su sitio y ya está. Es una ventaja grande.

¿Por qué has participado menos este año en las pruebas de la Copa del Mundo? ¿Tiene que ver con tu lesión de rodilla o que preferías hacer otro tipo de calendario?

El calendario, este año, estaba siendo complicado. Todos los viajes que estamos haciendo a Bélgica, tenemos muchas trabas. Entonces, correr en Bélgica el sábado y el domingo en Republica Checa, que era la primera prueba de la Copa del Mundo que no hice, era un esfuerzo muy grande para el equipo y creíamos que este año, conforme era el formato de la Copa del Mundo, tampoco íbamos sacar un rendimiento muy bueno, decidimos descansar y no forzar la máquina. La rodilla fue justo un día antes, pero teníamos planificado no ir.

¿Tu objetivo para el año que viene es intentar buscar el podio en las carreras belgas o de prestigio internacional?

Sí, en algún tipo de carreras, como Gullegem o en Essen, creo que con un pasito más puedo pelear por el podio. Este año, aún estoy un paso atrás, porque no lo he conseguido, pero si doy el pasito, estando por ahí, algún día llegará.

Has alcanzado casi de forma regular posiciones entre los 10 mejores del calendario belga. ¿Cuál es tu meta para las pruebas de la Copa del Mundo? ¿Ves complicado llegar al nivel de Van der Poel, Van Aert, Iserbyt o Aerts?

Van der Poel y Van Aert es un nivel dos pasos por encima del todo el mundo. Luego hay otros cinco corredores, como Aerts, Iserbyt o Vanthourenhout, que también están por encima, pero luego hay otros tres, como Van Kessel o Hermans, entonces buscar la regularidad con ellos en todo tipo de circuitos y en los que mejor se me adapten dar ese pasito hacia delante.

¿En las pruebas de Copa del Mundo ves difícil llegar al podio en un futuro?

Sí, quizás, me veo más capaz de buscar el podio e incluso una victoria en una carrera belga que en la Copa del Mundo. De momento, por los tipos de circuitos que son, es muy complicado. Yo, para optar a un podio tiene que ser un día que tenga todo de cara: el circuito, las sensaciones, que tenga buena salida, etc. Hay que ser realista, y si algún día se consigue, es porque nos ha salido todo perfecto.

Para la gente que igual no te conozca, ¿dónde te defiendes mejor: cuando hay barro o en momentos de asfalto? ¿Cómo te definirías como corredor: tienes más velocidad o más técnico en césped y barro?

Yo me defino como un corredor muy técnico. Lo mejor que se me da son las zonas más complicadas. Los circuitos rápidos y técnicos, que no puedes fallar, que tienes que mantener la concentración toda la carrera es lo que mejor se me da. Por ejemplo, el circuito del Campeonato Europeo era muy rápido y muy técnico e hice un buen resultado. Los circuitos con barro, que la bici patina y que tienes que estar todo pendiente de no caer, se me adaptan muy bien. El fallo que más tengo es en los circuitos más pesados, donde arrastrar más desarrollo, que son los que más me cuestan.

¿Crees que la rivalidad entre Van der Poel y Van Aert ha despertado más interés en el ciclocross en España?

Por supuesto, en España y en todo el mundo. Ves a dos corredores que vienen de una disciplina, que todo el mundo conocía, pero que mucha gente no seguía con tanto interés, que lleguen y hagan las exhibiciones que han hecho en carretera... Llama la atención y ahora mucha gente está empezando a seguir el ciclocross y es una modalidad que televisivamente es espectacular. Está clarísimo que gracias a ellos dos el ciclocross en España ha dado un paso muy importante en seguimiento.

¿Hay cantera en el ciclocross en España? O, dicho de otro modo, ¿se está cuidando este deporte en España?

Sí, este año es muy complicado. No lo podemos tomar como referencia. Pero solo hay que ver las organizaciones, la cantidad de carreras internacionales que hay en España, los corredores extranjeros que vienen a correr en España, entonces, eso es un síntoma de buena salud. Y equipos, como el mío, el Teika o el Nesta también, están apostando por corredores jóvenes como Feijóo o Inguanzo, también juveniles, que son el relevo y que están teniendo esos apoyos que hacen falta para crecer. A nosotros nos ha costado un poco más o hemos tardado más en madurar porque los hemos tenido más tarde.

Apartamos el ciclocross. Debutas esta temporada en un equipo Pro Team, el Burgos BH. ¿Qué calendario vas a tener?

Aún no tengo un calendario fijado. Hay que esperar cómo sigue la situación sanitaria, que yo creo que se está complicando. En principio, el debut de la temporada profesional es en España. Tengo bastante libertad para descansar un poco, después de la temporada de ciclocross y empezar más tarde. Somos muchos corredores y me tendré que adaptar más a ellos que ellos a mí. La plantilla es amplia para poder entrar y salir sin problema.

La Vuelta a España es el objetivo serio del Burgos BH. ¿Es muy precipitado pensar en tu participación en la ronda española o es un objetivo muy alejado de tus aspiraciones?

Es una cosa que realmente ni la pienso. Es uno de los objetivos del equipo y, en caso de tener un buen rendimiento en carretera y el equipo lo necesitara, tendría que estar, pero es una cosa que no me preocupa, no tiene por qué influenciarme a mí. El caso de que llegue, llegará y ya está.

Si por ti fuera, ¿en qué carreras prefieres estar?

Me gustaría estar en las clásicas o semiclásicas, que compiten por el norte de Francia, Bélgica u Holanda. Son carreras que mejor se me pueden adaptar, que me pueden dar ese punto extra de cara al ciclocross y son las que más me motivan.

Deportes

anterior siguiente