Enlaces accesibilidad

Segunda | Dépor-Fuenlabrada

El Fuenla se queda sin 'play-off' por un penalti en el último minuto

  • 18 días después de la polémica suspensión, el Dépor ha ganado el partido ante un mermado rival (2-1)
  • Con este resultado, el Elche acaba sexto y se gana la última plaza para la promoción

Por
El centrocampista del Fuenlabrada Alberto (i) pelea un balón con el centrocampista del Deportivo Alex Bergantiños
El jugador del Fuenlabrada Alberto (i) pelea un balón con Bergantiños, del Dépor EFE

Ficha técnica:

2-Deportivo: Jovanovic; Valín (Hugo Vallejo, m.62), Mujaid, Bergantiños, Montero (Gandoy, m.62), Salva Ruiz (Mollejo, m.62); Aketxe, Borja Valle (Keko Gontán, m.82), Vicente Gómez, Beauvue; y Sabin Merino.

1-Fuenlabrada: Ruvira; Fernández, Pathé Ciss, Peteiro, José Fran; Alberto (Álvaro Gutiérrez, m.83), José Rodríguez, Clavería, Nteka; Jeisson y Caye Quintana.

Goles: 0-1, M.11: Ciss. 1-1, M.84: Beauvue. 2-1, M.95: Beauvue, de penalti.

Árbitro: Díaz de Mera, del Comité castellano-manchego. Mostró amarilla a Aketxe (m.2) y Borja Valle (m.39), del Deportivo; y Nteka (m.42), del Fuenlabrada.

-Efe-

El partido entre el Fuenlabrada y el Dépor ha contradicho de todas las formas posibles el eslogan de LaLiga en esta extraordinaria temporada marcada por la pandemia de coronavirus, #VolverEsGanar. El encuentro de la polémica ha acabado con victoria del ya descendido equipo gallego, gracias a un penalti riguroso en el tiempo de descuento, y las lágrimas de los madrileños tras perder su ansiado puesto de promoción.

El Fuenla ha sido el club más afectado por la enfermedad tras el brote que sufrió hace tres semanas y a pesar del cual viajó hasta A Coruña para jugar la última jornada en Segunda, que debía haberse disputado en horario unificado el 20 de julio.

Apenas una hora antes, comunicó seis positivos en la expedición (luego superó la veintena de infectados) y el partido fue suspendido, lo que dejó en el aire la resolución del campeonato, en particular en lo referente al play-off.

Por abajo, el Dépor quedó condenado al descenso matemáticamente con los resultados de los otros encuentros que sí se disputaron, una decisión que inmediatamente generó un reguero de críticas.

Esto, unido a otra serie de irregularidades sobre el desplazamiento del CF Fuenlabrada que se conocieron después, han provocado una serie de denuncias y reclamaciones de todo tipo entre los clubes, y de paso han reavivado el conflicto entre los rectores del fútbol español.

Entre tanto, los jugadores del Fuenlabrada iban superando la infección, en principio sin grandes problemas; y los del Deportivo se fueron de vacaciones hasta que, por fin esta semana, los organismos correspondientes decidieron que se debía jugar el partido aunque con la advertencia por parte de la Federación de que el expediente disciplinario que todavía está en marcha podría determinar que el resultado fuera otro.

Siete futbolistas sin relevo

Así las cosas este viernes el Deportivo ha comparecido prácticamente por imperativo legal, para preservar sus opciones en los recursos que ha presentado pidiendo que se anulen los descensos; y el Fuenla finalmente solo ha presentado el número mínimo de jugadores del primer equipo, siete, y solo 13 fichas.

De esta forma, José Ramón Sandoval solo podía hacer dos cambios entre los del filial, mientras que los profesionales debían permanecer siempre en el campo porque su sustitución (seguramente también su salida por lesión o expulsión) hubiera supuesto una alineación indebida.

Enfrente, Fernando Vázquez, el entrenador de los locales, ha evidenciado su rechazo a casi todo lo que rodeaba este encuentro permaneciendo prácticamente inerte en el banquillo.

Con este panorama era difícil prestar atención al juego, que acusó lógicamente la falta de ritmo competitivo y hasta de compenetración de los dos equipos de circunstancias.

A los 11 minutos, el Dépor defendió mal un saque de esquina, su portero despejó mal y Pathé Ciss aprovechó el rechace para hacer el 0-1.

Y poca cosa más que destacar en la primera parte del enfrentamiento que ha tenido lugar en Riazor y sin público, como todos desde el desconfinamiento. Tras el descanso las cosas no mejoraron, aunque con el paso de los minutos el que más acusó el desgaste y la imposibilidad de hacer sustituciones.

Así las cosas, los coruñeses fueron acechando la meta rival y a falta de seis minutos para los 90 empataron por mediación de Beauvue. Y en el último suspiro, en la prolongación y con un penalti, cómo no, discutible por una mano de la que advirtió el VAR, dieron la vuelta al marcador al transformar la pena máxima el mismo Beauvue.

Con este resultado, el equipo que ha acabado en la sexta y última posición que clasifica para la fase de ascenso es el Elche, que jugará las semifinales ante el Zaragoza. La otra eliminatoria medirá a Almería y Girona... si la justicia no dice otra cosa --porque al caso Fuenlabrada le quedan muchos capítulos, para bochorno de muchos-- y la situación sanitaria lo permite. La salud: lo último en todo esto.

Deportes

anterior siguiente