Enlaces accesibilidad

Copa del Rey ACB | Unicaja 90-86 Zaragoza

El Unicaja se venga del Zaragoza y supera su propia maldición del anfitrión en Copa

Por
Jaime Fernández (c), de Unicaja, trata de penetrar la defensa del Zaragoza.
Jaime Fernández (c), de Unicaja, trata de penetrar la defensa del Zaragoza. ACB PHOTO

Ficha técnica:

90 - Unicaja Málaga (18+23+28+21): Adams (10), Fernández (9), Toupane (5), Thompson (14) y Gerun (2) -cinco inicial-, Brizuela (9), Díaz (15), Waczynski (7), Guerrero (12) y Suárez (7).

86 - Casademont Zaragoza (23+25+15+23): San Miguel (4), Seeley (29), Brussino (6), Benzing (13) y Hlinason (2) -quinteto inicial-,Barreriro (6), Radovic (8), Alocén (-), Vázquez (10), Krejci (-) y Ennis (8).

Árbitros: José Antonio Martín Bertrán, Óscar Perea y Rafael Serrano. Sin eliminados.

Incidencias: Última eliminatoria de cuartos de final de la Copa del Rey, disputado en el Martín Carpena de Málaga ante 10.346 espectadores.

La Copa del Rey de baloncesto ya tiene su cuadro de honor al completar las semifinales el local Unicaja, que ha derrotado al Zaragoza por 90-86. Es la primera vez que el conjunto malagueño alcanza las semifinales actuando como anfitrión, a la cuarta, y lo hace sacándose la 'espina' ante el mismo rival que en 2014.

[#EnLista: Las estrellas de la Copa del Rey de baloncesto]

Ahora jugarán contra el Bàsquet Club Andorra flamante semifinalista por primera vez en sus tres participaciones tras doblegar al Tenerife.

Venía el equipo que dirige Porfirio Fisac con la vitola de revelación de la Liga y comenzó haciendo gala de su condición. El Zaragoza lideró el marcador desde el inicio, comandado por un descomunal D.J. Seeley (el mejor del partido con 29 puntos).

Pero los locales demostraron ser más equipo. Si en el primer cuarto fueron Josh Adams (10) y Rubén Guerrero (12) los que mantuvieron a flote a los de Luis Casimiro, en el segundo fueron Carlos Suárez y Alberto Díaz los que trataban de contrarrestar el vendaval de Seeley.

Entre cuarto y cuarto, una torre como Benzing se animaba a tirar triples y todo un veterano como Fran Vázquez hacía mucho daño a la zona cajista. Pero el Unicaja tampoco iba a la zaga en el juego interior, con un festival reboteador ofensivo que les daba muchas segundas y terceras oportunidades.

El duelo anotador entre Brizuela y Seeley

A pesar de eso, el Zaragoza se fue al descanso con una cómoda ventaja (41-48), que avisaba con ir a más tras la gran canasta de Benzing al inicio del tercero. Pero en ese tercer parcial despertó Darío Brizuela y en unos minutos mágicos hizo nueve puntos casi seguidos, triple incluido, para remontar y devolver a Unicaja por delante en el marcador (69-63).

Al escolta vasco le ayudaron Suárez, un superviviente de la dolorosa derrota de 2014, y el capitán Jaime Fernández, a quien se le extrañaba tanto como a Brizuela.

También se echaba de menos en el bando maño a Dylan Ennis y Carlos Alocén, una de las promesas del baloncesto español. Pero el que seguía a lo suyo era Seeley, omnipresente.

El estadounidense volvió a tirar del carro del Zaragoza y llegó a poner a su equipo a tres puntos (83-80) en tan solo minuto y medio; en ese tiempo anotó la friolera de nueve puntos.

Faltaba poco para el final del partido, además el Unicaja estaba en 'bonus' por la acumulación de faltas, pero los de Fisac empezaron a acumular fallos garrafales, a la vez que Alberto Díaz (15) enchufaba triples imposibles.

Uno de esos fallos fue, paradójicamente, de Seeley, al que Thompson (14) robó la cartera para irse directo a machacar el aro a escasos segundos. El Martín Carpena rugía y la venganza se consumaba seis años después.

Deportes

anterior siguiente