Enlaces accesibilidad

Argentina se clasifica al Mundial entre las dudas

  • Los argentinos vencen a Uruguay con un gol de Bolatti (0-1)
  • La victoria de Chile ante Ecuador (0-1) salva a las dos selecciones
  • Argentina irá al Mundial junto a Brasil, Paraguay y Chile
  • Uruguay se jugará un billete en la repesca contra Costa Rica
  • Messi y Forlán han pasado completamente desapercibidos
  • Todos los datos del partido

Por
Argentina respira tranquila tras clasificarse para el Mundial

Ficha técnica

0. Uruguay: Fernando Muslera, Maximiliano Pereira, Andrés Scotti, Diego Lugano, Marín Cáceres; Jorge Rodríguez (Edison Cavani m.58), Diego Pérez, Walter Gargano (Cristian Rodríguez m.70), Álvaro Pereira; Luis Suárez (Sebastián Abreu m.77) y Diego Forlán. Director técnico: Oscar Washington Tabárez.

1. Argentina: Sergio Romero; Martín Demichelis, Rolando Schiavi, Nicolás Otamendi, Gabriel Heinze; Juan Sebastián Verón, Javier Mascherano, Ángel Di María (Fabián Monzón m.75), Jonás Gutiérrez; Lionel Messi (Carlos Tévez m.86) y Gonzalo Higuaín (Bolatti m.79). Director técnico: Diego Armando Maradona.

Gol: 0-1. M.85: Mario Bolatti

Árbitro: Carlos Amarilla (PAR). Amonestó a Heinze, Otamendi y Romero de Argentina y a Pereira, Pérez, Scotti de Uruguay. Expulsó por doble amarilla a Cáceres (URU) en el minuto 83 y con roja directa a Cristian Rodríguez (URU) con el partido ya terminado.

Incidencias: Estadio Centenario, ante más de 60.000 espectadores, entre ellos unos 3.000 argentinos. Antes del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de los seis militares uruguayos fallecidos el viernes en un accidente de aviación en Haití.

La Argentina de Diego Maradona salva los papeles y obtiene el billete directo al Mundial de Sudáfrica gracias a los méritos de Chile ante Ecuador y a un gol de Bolatti en los instantes finales del partido (0-1). [Todos los datos del partidos]

Uruguay también tiene que dar las gracias a la vecina de Argentina, ya que ha obtenido la plaza que da derecho a jugar la repesca y que jugará los próximos 14 y 18 de noviembre ante Costa Rica, que sólo pudo empatar ante Estados Unidos (2-2) y quedó como cuarta clasificada en el grupo de la CONCACAF (América del Norte, Central y Caribe).

En ambas selecciones ha predominado el miedo y la falta de fútbol. La ausencia de un centro del campo con ideas a perjudicado, y de que manera, al partido. El aburrimiento y las faltas han sido los dominadores claros del juego.

La primera parte resume lo que iba a ser la tónica del partido. Los nervios por todo lo que estaba en juego para ambas selecciones hizo que el fútbol brillara por su ausencia.

A priori, Messi por Argentina y Forlán por Uruguay iban a ser las estrallas del encuentro, pero no se enfrentaban Barça y Atlético.

El centro del campo de los dos equipos no tenía la calidad ni la llegada suficiente para que estos genios pudieran hacer de las suyas.

Tanto Messi como Forlán pasaron desapercibidos y las ocasiones por ambas partes no llegaban. Higuaín fue el jugador más peligroso de los argentinos con sus desmarques y presiones.

Cuatro tarjetas y una roja, que el colegiado Carlos Amarilla se ahorró en beneficio de su apellido, en una entrada durísima de Maxi Pereira a Di María en los instantes finales, fue lo más destacado de la primera mitad.

Los primeros 45 minutos estuvieron marcados por las entradas duras y las imprecisiones. Sin goles y con mucho miedo se llegó al final del meridiano del partido.

Gol de Chile y cohetes en Montevideo

El partido se reanudó tal y como terminó, con un juego duro y sin ideas. Ninguna de las dos selecciones quería arriesgar su pellejo y como el gol de Ecuador no llegaba, todos tan amigos.

Pero la mejor noticia del partido llego a los cinco minutos de la reanudación y no se produjo en el Centenario de Montevideo, sino que un gol de Chile hizo que las gradas lanzaran cohetes para celebrar las tablas que beneficiaban a los dos equipos.

La soga que tenía atada al cuello Maradona se aflojó, permitiéndole respirar con más tranquilidad.Nunca un gol de Chile había hecho tan feliz a tantos millones de argentinos y uruguayos.

Tras el gol salvador, el juego del partido no cambió. La dureza se instaló en el césped y al colegiado se le olvidó la tarjeta roja en casa. Sólo un gol de Boletti en los instantes finales, puso algo de color al partido.

El colegiado Carlos Amarilla pitó el final de un encuentro tedioso, en el que las dos selecciones se fueron contentas con la eficiencia que han obtenido con tan pocos recursos. Tiempo seguirá habiendo para los exámenes de conciencia

Aunque el más contento de todos fue Maradona, que al grito de "¡que la chupen y la sigan chupando!", celebró la victoria tras el pitido final dando botes junto a Carlos Bilardo, como si fuera su amigo de parrandas de toda la vida, una clasificación tan deseada como a duras prenas merecida.

Deportes

anterior siguiente