Enlaces accesibilidad

El Balón de Oro y sus cinco pretendientes

  • Cristiano, Messi, Torres, Casillas y Arshavin son los candidatos con más fuerza
  • El portugués y el argentino ya fueron finalistas la pasada temporada
  • De los cinco candidatos, dos son españoles: Torres y Casillas

Por
Estos son los cinco jugadores mejor situados para hacerse con el Balón de Oro.
Estos son los cinco jugadores mejor situados para hacerse con el Balón de Oro. REUTERS
Cinco son los nombres que suenan con más fuerza para alzarse con el galardón que distingue cada año al mejor jugador del mundo, el Balón de Oro. Cristiano Ronaldo, Messi, Arshavin y dos con nombre español, Torres y Casillas.

El primero es el delantero estrella del Liverpool, el segundo el portero indiscutible del Real Madrid. Ambos son madrileños, uno salió de la cantera del Atlético, el otro de la del Madrid.

El uno mete los goles de la selección española, el otro intenta mantener la portería a cero. Los dos campeones de la Eurocopa fueron claves para el éxito en Austria y Viena.

Casillas rompió ante Italia el mal agüero de los cuartos de final con sus dos paradas en la tanda de penaltis. Por su parte, Torres metió el gol en la final que coronó a España en Europa, tras una carrera imposible que desquebrajó la cintura de Lahm y batió a Lemhan con un sutil toque de balón.

El Balón de Oro

El Balón de Oro es un premio individual que desde 1956 cada año otorga la revista especializada France Football al mejor futbolista del fútbol europeo.

El jurado lo componen periodistas europeos especializados, cada uno de un estado diferente, que han de escoger sus cinco jugadores preferidos de entre el listado de cincuenta que previamente ha elaborado la redacción de la revista. El primer jugador escogido por cada periodista recibe cinco puntos, mientras que el segundo cuatro, y así sucesivamente.

Los dos favoritos indiscutibles

Dos son los nombres que sobresalen por encima de los cinco favoritos, el portugués del Manchester, Cristiano Ronaldo y el argentino del Barça, Lionel Messi.

Los dos fueron finalistas el año pasado junto a Kaká, que finalmente fue el que se llevó el gato al agua, por detrás de él quedó Cristiano y en tercer lugar Messi.

El portugués parte con favoritismo tras haber ganado la pasada Champions, ante el Chelsea en la ronda de penaltis. A esto se le suma la consecución de la Premier y el premio al máximo goleador europeo con 42 tantos en todas las competiciones.

La temporada del portugués deslumbró a toda Europa, con sus regates imposibles y sus goles asombrosos.

Todo lo bueno tiene un pero y el suyo fue la Eurocopa. Su precipitación en los partidos importantes y la lesión que arrastraba le impidieron lucirse y su selección calló en los cuartos de final ante Alemania, con un papel muy discreto de Cristiano durante toda la competición.

Después llegó la operación en su tobillo y los tres meses de baja. Durante este periodo se convirtió en el protagonista del verano, ahora me voy, ahora me quedo. Su mujer, el Manchester United, le reclamaba en casa para que no escuchase los cantos de sirena de su pretendiente más directo, el Real Madrid. Al final las aguas se calmaron y el portugués sigue en el Manchester esperando que este año si llegue el premio que tanto espera.

Su rival más directo tiene sabor a tango y sardana. Messi aparece como la mayor amenaza del portugués.

El título que avala a la "pulga" es la medalla de oro en los Juegos de Pekín, no ausente de polémica, aunque al final el tira y afloja entre Laporta y Argentina terminó bien para Messi (acabó en Pekín) y para el presidente del Barça (el TAS le dio la razón pero dejó a Messi en los Juegos).

A pesar de las dos últimas temporadas erráticas del Barcelona, Messi ha tomado la alternativa del equipo y se ha convertido indiscutiblemente en el estandarte del club.

Ha demostrado a todo el mundo del fútbol que es lo más parecido a Maradona, incluso algún día podría quitarle el título de mejor futbolista de todos los tiempos al "pelusa", aunque todavía suena a palabras mayores.

Las posibles sorpresas

A pesar de que Cristiano y Messi se perfilan como los que más papeletas tienen para hacerse con el balón dorado, no hay que descartar alguna sorpresa de última hora.

En la retaguardia esperan tres jugadores que no tienen que envidiar nada a los dos cracks del Manchester y Barça. Casillas, Torres y Arshavin podrían arrebatar el galardón al portugués y al argentino.

A torres le respaldan sus 24 goles en la Premier, tres en la Copa y seis en Champions. Como debutante en una liga extranjera, el de Fuenlabrada arrebató el título de mejor debutante extranjero en la Premier a Van Nistelrooy.

A esto hay que sumarle la consecución con España de la Eurocopa y el buen arranque de temporada con el Liverpool.

El otro madrileño que puede alzarse con el galardón es Casillas. Lo suyo es más difícil, pues su puesto no es el más vistoso aunque si que da muchas victorias evitando goles con paradas imposibles.

A favor tiene ser campeón de la Eurocopa y sus increibles actuaciones bajo los palos tanto con la camiseta de la "roja" como con la del Madrid. En contra tiene que tan sólo un portero ha recibido este premio, fue el guardameta ruso Yachine, también conocido como la "araña negra" en 1.963.

También le favorece el caso de Cannavaro, defensa central que se hizo con el premio tras el Mundial de 2006, y como las estadísticas están para romperse y soñar no cuesta dinero igual este año toca y por fin un portero se hace con el galardón individual más prestigioso del mundo del fútbol después de 45 años sin reconocimiento para el puesto bajo palos.

El último en las quinielas viene de un equipo ruso, el Zenit, desconocido hasta el año pasado, cuando contra pronóstico ganó la Copa de la UEFA con una actuación deslumbrante del mediapunta ruso Arshavin.

Arshavin también hizo una Eurocopa asombrosa, echándose a Rusia a la espalda, eliminando a la potente Holanda en cuartos y topándose con los jugones españoles en semis, donde tuvieron que aceptar la superioridad de Casillas y compañía.

Esta temporada el arranque del Zenit no ha beneficiado demasiado a los intereses personales de Arshavin, con dos derrotas en los dos partidos de Champions, el mejor escaparate para lucirse.

El desenlace final a finales de noviembre, cuando la revista France Footbal anuncie al nuevo Balón de Oro.

Deportes

anterior siguiente