arriba Ir arriba

La Térmica de Málaga presenta por vez primera en España Madonna: el nacimiento de un mito, una exposición que recoge las míticas fotografías de Deborah Feingold, Peter Cunningham y George DuBose que sirvieron para construir la imagen del icono pop por excelencia: Madonna. Charlamos con el comisario de la muestra, Mario Martín Pareja (27/01/16).

El retraso de una hora y cuarto con el que empezó el concierto, quedó olvidado. Los cacheos de los 16.000 asistentes provocaron colas monumentales a la entrada. Pero sin perder el buen humor, 3 años después, la ambición rubia volvía a España en estado puro. Fue un espectáculo exuberante. Temas nuevos alternados con los clásicos. Imaginación, magnetismo, un vestuario de infarto y coreografías, a veces, acrobáticas. A los 57 años, Madonna tienen una voz, cuerpo y energía envidiables. Demostró que ninguna nueva princesa del pop puede arrebatarle la corona.

Samuráis, equilibristas, monjas con poca ropa, guiños sexuales, coreografías espectaculares y toreros. Todo eso y mucho más ha ofrecido este martes Madonna en su concierto en Barcelona, donde ha demostrado que sigue en plena forma y dispuesta a seguir reinando en el mundo del pop.

En el primero de los dos conciertos en la Ciudad Condal, única parada española de este gira, la diva ha conquistado al público y ha conseguido hacerle olvidar el frío que ha pasado en la larga cola formada para acceder al recinto. El espectáculo ha empezado con más de una hora de retraso porque Madonna no ha querido aparecer sobre el escenario hasta que todo el mundo estuviese dentro del Palau Sant Jordi y la entrada al recinto ha sido muy lenta por los exhaustivos controles de seguridad que se han impuesto tras los atentados de París.

Los 16.000 espectadores han soportado colas kilométricas para pasar los controles, pero el sufrido público se ha olvidado de las esperas y el frío en cuanto la reina ha salido al escenario y ha recorrido la pasarela con luces rojas y forma de corazón, preparada para hacer entrar en calor a los asistentes.

En el mundo de la música hay canciones que se parecen sospechosamente. Inspiración, homenaje, o directamente plagio, es un debate que siempre está abierto.

El Loca de Shakira, que arrasó en 2010, parece que pertenece al último grupo. Un juez de Nueva York ha dictaminado que la canción, basada en Loca con su tiguere del rapero dominicano el Cata, es un plagio de un tema compuesto en los años 90.

Pero no es la única, en la década de los noventa, Michael Jackson también fue acusado de plagiar Will you be there?, que supuestamente era una copia de un tema del cantante italiano Al Bano.  Finalmente, el artista norteamericano quedo absuelto.

Y así han sido muchos los casos en los que grandes éxitos han sido perseguidos por la sombra del plagio.

Madonna está recorriendo todo el mundo con su Gira de 84 conciertos. La Diva del Pop, en cada ocasión, enloquece a sus seguidores con su espectáculo: escenografías muy iluminadas, coreografías de vértigo y por supuesto estilo propio e indiscutible.

Madonna es una auténtica máquina de crear tendencias provocadoras. A sus 54 años nadie pone en entredicho su energía y marcado estilo. Desde los años 80 viene pisando fuerte cuando la Reina del Pop se conviertió en la precursora del corsé, prenda que le diseñaba su amigo Jean Paul Gaultier.

Todo un objeto de deseo, desde el programa Solo Moda hemos querido hacer un breve homenaje a Madonna recordando los momentos más emblemáticos de la artista. De mujer fatal, pasando por lady, Madona siempre marca estilo y ahora es Lola, su hija, la mejor asesora de sus looks. Además, la Reina del Pop y su hija han diseñado una línea de ropa juntas.

Un impresionante despliegue de efectos especiales, coreografías, proyecciones, cambios de vestuario y música ha deslumbrado este miércoles a los 20.000 espectadores que se han reunido en el primero de los dos conciertos de Madonna en Barcelona, única parada española de la gira "MDNA Tour". Con 45 minutos de retraso, la diva del pop ha hecho una aparición estelar dentro de una urna y rodeada de proyecciones que han convertido el Palau Sant Jordi en una catedral gótica.

Y no es para menos. LLeva en la cola desde el sábado. Dormir, soportar como sea el sol que cae a plomo.... si es cantando mejor....El dance electronico y pegadizo de su nuevo trabajo.... MDNA... y un recorrido por los himnos generacionales versionados ahora por la ambición rubia.La formula: gran despliegue tecnológico, cuidadas escenografias, coreografías de infarto y una Madonna torbellino reinventada para continuar siendo la eterna diosa del pop.