arriba

"No se si soy merecedor de esta concesión, pero me llena de alegría", ha dicho Iker Casillas al recibir la Gran Cruz de la Orden al Mérito Deportivo, que le ha dedicado a la afición y a las personas que le han acompañado en su carrera. "Espero que estos años pueda seguir dando alegrías a los seguidores de mi equipo y de la selección", ha dicho el portero, que ha reconocido sentirse un "privilegiado" por su profesión.

"Quiero estar en Oporto el tiempo que he firmado. El día de mañana veremos qué decisión es la mejor. Tengo 34 años, no 24 y ante esta edad es un poco ver cómo yo me vaya encontrando. Mentalmente estoy bien y si el físico acompaña y no tengo ninguna lesión, un portero puede durar más que un jugador. Yo creo que aún puedo aguantar un par de años más", dijo Iker tras rodar un anuncio publicitario.

Clasificación Eurocopa 2016 | España 2 - 0 Eslovaquia

Recital de Silva e Iniesta y otras claves del triunfo de España

En apenas 40 minutos de su debut con el Oporto en un partido amistoso ante el Borussia Mönchengladbach, Iker Casillas ha encajado dos goles. En el segundo, obra de Ibrahima Traoré, el balón de bota justo delante y el portero español no logra atajar un disparo cruzado.

El Borussia Mönchengladbach recibe en su estadio al nuevo equipo de Iker Casillas, que se encuentra de gira por Alemania para preparar su debut liguero en la Superliga frente al Vitoria de Guimaraes. Entrenado por Julen Lopetegui, en el Oporto militan también los defensas José Angel e Iván Marcano, y los delanteros Cristian Tello, Adrián López y Alberto Bueno. 

El portero español jugaba bajo palos con su habitual indumentaria amarilla en su segundo partido con el equipo portugués, con los alemanes del Borussia Mönchengladbach enfrente. En el minuto 20 de la primera parte, una pérdida del lateral español del Oporto, José Ángel, presionado por Traoré, termina con el balón en los pies de Stindl, que bate a Casillas con un tiro raso ajustado que no pudo detener. 

El entrenador portugués José Mourinho es objeto de polémica en Portugal debido a unas declaraciones en las que criticó el elevado gasto en fichajes y salarios del Oporto y el Sporting de Lisboa, en contraste con la situación del país.

"El Oporto pagó 20 millones de euros por Imbula y paga un salario increíble a Casillas (2,5 millones de euros). El Sporting paga millones al entrenador y a los jugadores. El fútbol contradice todo", señaló el técnico en Montreal (Canadá), donde el Chelsea se encuentra concentrado para la pretemporada.