Enlaces accesibilidad

Lotería de Navidad 2019

"El anuncio de la Lotería refleja bien el reto del relevo generacional en la empresa familiar"

  • En España, unas 25.000 empresas familiares pasan cada año el testigo a la siguiente generación
  • Busca tu décimo favorito de la Lotería de Navidad y sabrás dónde comprarlo

Por
Cuarto anuncio de la Lotería de Navidad 2019: 'Emilio y Gloria'

El protagonista de una de las cuatro historias de la campaña de la Lotería de Navidad es Emilio, un emprendedor que se jubila y deja a su hija la empresa familiar. Se trata de una situación cotidiana que cada año se repite en unas 25.000 empresas familiares en España, según la estimación que Pilar Marques Gou, catedrática de la Universitat de Girona (UdG), ha realizado para RTVE.es.

Es muy difícil saber cuántos gerentes como Emilio se jubilan cada año, pero se puede hacer un cálculo aproximado. En España el 89% de las empresas son familiares, más de un millón, y "todas, como máximo en 40 años, deberían afrontar un relevo generacional". Esto significa que cada año más de 25.000 empresas deberían finalizar este proceso de sucesión, según la directora de la Cátedra de Empresa Familiar de la UdG.

El anuncio presenta al fundador de la empresa, mayor de 65 años "aunque muy bien conservado", y a su hija Gloria, que no llega a los 40. La empresa ya tiene cuatro décadas, es decir, Emilio lleva dirigiendo la empresa desde finales de los años 70. Así que, el décimo que compra su hija probablemente acabe en 79 o en otra terminación cercana por la fecha de nacimiento de la sociedad.

Como a la mayoría de los emprendedores, a Emilio le cuesta retirarse y, pese a ser su primer día de jubilación, intenta “currar” un poco. "Pero su hija no le deja, le recuerda que ya está jubilado y que no le toca trabajar: Gloria se siente preparada y marca los límites a su padre", apunta Marques Gou.

Un momento crítico de transición

El spot publicitario de la campaña del sorteo del 22 de diciembre "refleja bien y, dulcemente, el reto de todas las empresas familiares que sobreviven décadas, que son muchas. Se trata de ceder la batuta a una nueva generación, muchas veces descendientes, pero también a veces profesionales externos a la familia."

La catedrática de la UdG señala que la cesión de la batuta de una generación a la siguiente es "un momento crítico en las empresas familiares" y debe prepararse con tiempo: "Son años de preparar a uno o varios sucesores y de preparar la salida de la generación anterior. Y cuanta más preparación, comunicación y consenso, mayor es la probabilidad de éxito en estas transiciones, donde hay que proteger el futuro de la empresa, sin descuidar la paz familiar".

Pilar Marques indica que dejar el timón de la empresa es difícil porque "al que se marcha, a menudo le cuesta, por temores diversos: sobre si el sucesor lo hará bien o como él querría, sobre su situación o independencia económica, sobre su papel de empresario retirado en la familia y en la sociedad. En definitiva, sobre cómo va a ser y cómo va a llenar su vida a partir de ese momento". Por estos motivos y otros, "se observa una tendencia a retrasar el momento del relevo final, a resistirse a la jubilación, a mantener siempre un pie en la empresa".

Mujeres al mando

Gloria asume el legado de su padre, pero la proporción de mujeres al frente de empresas familiares "aún es baja". Solo el 20% de los administradores únicos son gerentes, cifra que se eleva a más del 30% si los administradores son múltiples. La proporción es un poco mayor en los consejos de administración (32%) y llega casi a un tercio en las juntas de accionistas. "Hay mucho camino por recorrer, pero las mujeres cada vez están mejor formadas, aspiran a ser sucesoras y cuentan con experiencia profesional dentro y fuera de la empresa. Y estos son los principales factores para elegir a los sucesores, aparte de ser accionista o familiar", subraya esta especialista.

Las empresas familiares son mayoritarias en todos los sectores y superan el 80% en los servicios, el comercio, la construcción, el sector primario, la hostelería y la manufactura (sector al que pertenece la fábrica del anuncio), según un estudio publicado por el Instituto de Empresa Familiar.

Si a los protagonistas del anuncio les toca la Lotería, "puede servir para la familia, para que tenga más calidad de vida si lo quiere o necesita, o puede servir a la empresa, para poder disponer de más capital propio para invertir. Ambos usos pueden ser deseables y recomendables", aunque Marques lo tiene claro, si les toca el Gordo, Emilio y Gloria deberían "sentarse juntos para ayudarse a decidir en qué pueden invertir su premio".

RTVE

anterior siguiente