Enlaces accesibilidad

Los Ayuntamientos de Las Palmas, Alicante, Bilbao y Madrid, los que más han reducido su deuda en la última legislatura

  • Manuela Carmena rebaja la deuda del Ayuntamiento de Madrid en un 51,6% durante su mandato
  • Los consistorios de Zaragoza, Barcelona y Murcia son los únicos de los 13 grandes que han subido la deuda

Por
Manuela Carmena durante una rueda de prensa en el Palacio de Cibeles en una imagen de archivo
Manuela Carmena durante una rueda de prensa en el Palacio de Cibeles en una imagen de archivo. EFE

Los Ayuntamientos de Las Palmas, Alicante, Bilbao y Madrid son las corporaciones locales de más de 300.000 habitantes que más han reducido su deuda pública en términos relativos en los últimos cuatro años, según los datos publicados este viernes por el Banco de España, que recogen que el pasivo de las 13 ciudades más grandes del país ha descendido algo más de un tercio (37,4%) en la última legislatura.

Entre el segundo trimestre de 2015 y el primer trimestre de 2019 la deuda de estas administraciones cayó en 3.767 millones de euros. Tres cuartas partes de ese descenso -en concreto, 2.911 millones- se debe al retroceso que ha experimentado la deuda del Ayuntamiento de Madrid durante el mandato como alcaldesa de Manuela Carmena, que previsiblemente no será reelegida este sábado.

El consistorio de la capital de España, a falta de un trimestre para poder dar el dato completo de cuatro años, ha bajado su pasivo en un 51,6% para dejarlo en 2.726 millones desde los 5.637 millones de euros del segundo trimestre de 2015. Pese a esta caída de la deuda, Madrid es la ciudad con un nivel de deuda pública más elevado de todo el país.

Zaragoza, Barcelona y Murcia suben su deuda

Esta evolución es la que han tenido casi todas las grandes ciudades del país en los últimos cuatro años. Entre las que no la han reducido su deuda en ese periodo están Zaragoza y Barcelona, segundo y tercer consistorio más endeudados del país  y otros dos ayuntamientos del cambio que pueden cambiar de alcalde.

En la legislatura que ahora acaba, la capital de Aragón ha elevado su deuda en 27 millones de euros hasta los 849 millones de euros. Allí desde este sábado probablemente Jorge Azcón (PP) será el nuevo alcalde en sustitución de Pedro Santisteve (Zaragoza en Común).

Mientras, Ada Colau ha aumentado la deuda del Ayuntamiento de Barcelona en 96 millones de euros: desde los 716 millones que había en el segundo trimestre del año 2015 hasta los 812 millones del primer trimestre de 2019.

Sin embargo, la ciudad que más ha elevado su pasivo en este tiempo ha sido Murcia, que la ha incrementado en 141 hasta los 324 millones de euros.

La deuda de Bilbao, Las Palmas y Alicante no llega a los 25 millones

En el otro extremo se encuentran los Ayuntamientos de Las Palmas -que ha reducido su deuda un 89,9% en los últimos cuatro años, hasta los 10 millones-, Alicante (25 millones, un 82,1% menos) y Bilbao (4 millones, un 56,6% menos). Estos tres consistorios son los que menos pasivo tienen de entre los más grandes.

Las otras seis ciudades cuyas cuentas desgrana el Banco de España también han reducido su deuda. Una de las más ha logrado bajarla en términos relativos es Valencia (-42%), que probablemente seguirá gobernando Joan Ribó (Compromís). Tras la capital levantina se sitúan tres ciudades andaluzas: Córdoba (-37,9%), Sevilla (-35,8%) y Málaga (35,1%).

Palma y Valladolid, que podrían mantener a sus alcaldes progresistas, se anotan descensos superiores al 20%.

Noticias

anterior siguiente