Enlaces accesibilidad

Elecciones Europeas

Los socialistas españoles liderarán el grupo socialdemócrata tras el descalabro electoral de italianos, alemanes y británicos

  • El PSOE, con 20 parlamentarios, liderará el eurogrupo por delante de italianos (18), alemanes (16) y británicos (11) 
  • Borrell podría optar a uno de los puestos de relevancia que se renuevan estos días en las instituciones comunitarias 

Por
Borrell: el voto no es derecha o izquierda, sino entre que la UE exista o no
GRAF6595. MADRID, 23/05/2019.- El cabeza de lista del PSOE para las elecciones europeas, Josep Borrell, en una entrevista con Efe, anima a acudir a votar en masa en apoyo de la Unión Europea, que se enfrenta a una "disyuntiva existencial" en la que no se trata de decidir entre un poco más a la derecha o a la izquierda sino sobre si los ciudadanos quieren que el proyecto europeo "continúe o que eche marcha atrás". EFE/Javier Lizón EFE / Javier Lizón

Mientras en los grandes baluartes de la socialdemocracia europea los votantes dan la espalda a sus partidos, en España las cosas funcionan en dirección inversa. Ante el descalabro electoral de italianos, alemanes y británicos, el PSOE de Josep Borrell se sitúa a la cabeza de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D) pasando de 14 a 20 diputados y convirtiéndose en el país con más escaños en este eurogrupo.

Italia ha perdido 13 eurodiputados socialistas pasando de 31 a 18. Algo parecido ha sucedido con los socialistas alemanes que se han dejado 11 escaños por el camino. Si antes aportaban 27 diputados, ahora sólo son 16. Un descalabro similar han vivido los británicos, en este caso muy relacionado con la crisis del Brexit. El partido laborista ha pasado de 20 escaños a 11.

Los dos grandes grupos del bipartidismo continental representados por los conservadores del Partido Popular Europeo (PPE) y la Alianza de los Socialistas y Demócratas (S&D) han dejado de sumar la mayoría absoluta con la que hasta ahora venían gobernado el Parlamento Europeo. Populares y socialistas necesitarán pactar con liberales o Verdes, que han reforzado su presencia al quedar terceros y cuartos, respectivamente, según el escrutinio final.

El PPE ha pasado de 221 diputados a 180, con una pérdida de 41 escaños. Por su parte, los socialistas y demócratas del S&D han pasado de contar con 191 escaños a quedarse con 145. El descalabro es aún mayor que el del otro gran bloque al perder 46 diputados.

El retraimiento del voto socialista en la Unión Europea también ha afectado a países como GreciaPolonia o Rumanía, país que ha pasado de 16 a 9 diputados. Mención especial merecen la República Checa e Irlanda que han perdido todos sus representantes en el grupo. 

Además de España hay otros países que también han logrado aumentar su número en el S&D, aunque siempre con una respresentación menor. Es el caso de HolandaHungríaEsloveniaBulgariaCroaciaLetonia y la vecina Portugal que ha pasado de ocho a nueve diputados.

España es diferente

La clara victoria del PSOE en las elecciones europeas abre la posibilidad de que el cabeza de lista socialista, Josep Borrell, aspire a ocupar alguno de los grandes puestos que hay que renovar en las instituciones comunitarias.

La Presidencia del Consejo Europeo, la Comisión y el Parlamento, y el puesto de alto representante de Asuntos Exteriores son algunos de los cargos europeos cuya sustitución debe ser abordada en los próximos meses.

La victoria del PSOE, que ha obtenido 20 de los 54 escaños en liza, gracias al apoyo del 32,84 por ciento de los votantes, le coloca en cabeza para liderar a los socialistas europeos e impulsar a sus candidatos para ocupar puestos de relevancia en Europa.

El candidato socialista y actual ministro de Asuntos Exteriores en funciones aspira así a liderar el Consejo Europeo (integrado por los jefes de Estado o de Gobierno), la Comisión Europea (el órgano ejecutivo de la UE y vela por su interés general).

Los actuales líderes de estas dos instituciones, Donald Tusk y Jean-Claude Juncker respectivamente, deben ser renovados en sus puestos en el próximo Consejo Europeo.

También deja su puesto la actual alta representante para la Política Exterior de la UE, actualmente ocupado por la italiana Federica Mogherini. Este puesto lleva aparejado una de las vicepresidencias de la Comisión, la Presidencia del Consejo de Asuntos Exteriores y la dirección del Servicio Europeo de Acción Exterior.

Borrell reconoce que España "está en buena forma"

Preguntado por sus preferencias en un entrevista con motivo de las elecciones, Borrell esquivó la respuesta argumentando que, el hecho de que ya tiene 72 años, "en Europa cuenta mucho".

No obstante, ha reconocido que España "está en buena forma" para aspirar a ocupar cargos de importancia en la UE debido a que han obtenido más del 30 por ciento de los votos y esto convierte al partido en "punto de referencia de la política europea".

En la noche electoral, el número uno del PSOE al Parlamento Europeo subrayó la tradición "profundamente europeísta" que caracteriza a su partido y apuntó que su partido "influyó mucho en la construcción europea".

"Ahora tenemos las condiciones para volverlo a hacer y conseguir una Europa más democrática, más cercana y con mayor peso", explicó la noche del domingo tras conocer lo holgado de su victoria.

Borrell también insistió en que quiere que la Unión Europea sea más social, digital y ecológica, tres cosas que "seguirán haciendo de Europa el lugar del mundo donde la libertad política, la solidaridad social y el progreso económico se han conseguido mejor que en otra parte", recalcó.

Noticias

anterior siguiente