Enlaces accesibilidad

Elecciones europeas

El auge de nacionalistas y euroescépticos agita los miedos del proyecto europeo

  • Los sondeos dan a los partidos que buscan recuperar poder para las naciones un 30% del Parlamento Europeo
  • La capacidad de los nacionalistas para coaligarse determinará su influencia | Especial: Elecciones europeas

Por
El vicepresidente iraliano y líder de la Liga, Matteo Salvini, con la ultraderechista francesa Marine Le Pen en 2018
El vicepresidente iraliano y líder de la Liga, Matteo Salvini, con la ultraderechista francesa Marine Le Pen en 2018. EFE

El auge de los partidos nacionalistas y eurófobos se ha convertido en la gran inquietud de la Unión Europea, que observa como las fuerzas políticas que conspiran contra el proyecto común aspiran a consolidar su influencia tras las elecciones europeas que se celebran del 23 al 26 de mayo: si desde 2014 ocupan el 20% de los escaños del Parlamento Europeo, algunos sondeos les dan ahora hasta el 30% de los 751 diputados que tiene la Eurocámara.

Con todo, el tono del discurso populista contra las élites fue más duro en la campaña de 2014, ya que líderes como la francesa Marine Le Pen o el italiano Matteo Salvini han cambiado su mensaje en los últimos meses: ya no cuestionan la existencia de la Unión Europea, sino que plantean reformarla desde dentro "porque entienden que pueden perder las elecciones si son demasiados negativos" sobre el proyecto europeo, explica a RTVE.es el investigador del think tank Carnegie Europe Stefan Lehne.

Esta es la idea del italiano, que busca junto a la Alternativa por Alemania (AfD), el Partido Verdaderos Finlandenses y el Partido Popular Danés "proponer una nueva Europa porque nunca hemos gobernado" bajo la Alianza Europea para el Pueblo y las Naciones. La Liga, el Partido Brexit de Reino Unido o Vox en España son partidos que "buscan la libertad, recuperar el control sobre los propios países y la vida política, sobre la economía frente a Bruselas y mantener un Estado del bienestar solo para individuos nacionales que excluya a inmigrantes ilegales", resume Guillermo Fernández, profesor de la Universidad Complutense que investiga las políticas de ultraderecha.

La división en las instituciones europeas en torno a una política migratoria común -Italia vetó a los barcos humanitarios en 2018 y Hungría y Polonia llegaron a cerrar sus fronteras durante la crisis de refugiados-, ha podido debilitar la imagen de la Unión, incluso con cierto aire de crisis de identidad, según algunos expertos consultados por RTVE.es, que insisten en la dificultad que implica poner de acuerdo a 28 países. Otros factores, como la sensación de abandono entre los ciudadanos tras la recesión de 2008, la crisis del euro y la "globalización del movimiento populista en la Casa Blanca", explican el apoyo de estos partidos, añade Lehne. 

Para todos los públicos En Portada - La batalla por Europa - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"Cuenta atrás para la Unión Europea y su futuro.

Las distintas crisis de la última década

la han dejado debilitada, exhausta.

Es un momento vital en su historia.

Los populismos, especialmente los de derechas,

han aumentado desde las elecciones al Parlamento Europeo de 2014.

Sus posturas euroescépticas o antieuropeas

van en contra de más Europa."

Los extremismos quieren asaltar Europa.

-Desacreditan la democracia tal y como la conocemos.

-Se trata del hombre corriente frente a la élite globalista.

-Queremos una Europa de las naciones,

una Europa de los estados soberanos.

-Es una batalla a largo plazo.

-Hay un temor a la incertidumbre,

frente a un mundo que cambia rápidamente.

(Música)

"En lugares como Hénin-Beaumont,

es donde se desarrolla el caldo de cultivo

del que beben los populistas de derechas.

Se le conoce como el laboratorio de Marine le Pen,

la líder del reagrupamiento nacional,

antes frente nacional.

Estamos en la antigua cuenca minera del norte de Francia,

donde el cierre de las minas,

el paro o el miedo al futuro y a la globalización

han sido aprovechados por los ultraderechistas."

Creo que la gente está bastante enfadada,

muy angustiada de decir:

"¿pero qué van a hacer los hijos",

los hijos tendrán una vida peor que la nuestra".

Entonces,

han creído en un cambio con ese partido.

Esto es la permanencia de la diputada Marine le Pen.

"María Francisca ha sido testigo de cómo Marine le Pen y su equipo

se instalaban aquí para hacerse con la presa.

Le Pen vio que la crisis hacía mella en esta población votante

tradicional de izquierdas,

que se sentía abandonada por los suyos.

Desde 2014, su partido arrasa en este lugar.

Es una estrategia que utilizan

muchos de los partidos de extrema derecha,

euroescépticos, soberanistas.

En las elecciones de mayo al Parlamento Europeo

quieren conseguir la presentación suficiente

para poner en jaque el proyecto de integración

y darle el mate en el futuro.

Proeuropeos versus antieuropeos,

globalistas versus populistas nacionalistas,

George Soros contra Steve Bannon,

y otros actores como Rusia en la sombra."

(Música)

"Analizar los movimientos de esta partida

nos puede ayudar a entender mejor esta batalla por Europa."

(Música)

"Empezamos a desentrañar la partida en Italia,

en la Abadía de Trisulti.

Apartada de la civilización, en la montaña,

se nos antoja plena de misterio."

(HABLAN EN OTRO IDIOMA)

"Esa sensación crece al saludar a quien habita

casi en solitario este monasterio,

el británico Benjamin Harnwell.

Es el director de la que será la academia ultraconservadora

en la que Steve Bannon,

el antiguo estratega jefe del Presidente Trump,

quiere formar a los líderes soberanistas del futuro.

Algunos la llaman ya la universidad del neofascismo."

"Nos conduce a velocidad del rayo por su morada,

como si no quisiera que descubriésemos sus secretos."

"No le gusta que le califiquen de extrema derecha".

"El monasterio fue arrendado en enero de 2019

por el Instituto Dignitatis Humanae,

que ahora es el encargado de su gestión".

"Dejamos atrás la abadía.

Queremos saber qué piensan en el cercano pueblo de Collepardo

del hecho de que el monasterio se pueda a convertir

en lugar de peregrinación y formación

de los cachorros de la ultraderecha."

"Nuestro siguiente movimiento será averiguar

qué es el Instituto Dignitatis Humanae.

Su página web nos desvela que fue fundado en 2008.

Lo hizo un grupo de católicos ultraconservadores en Bruselas,

bajo el liderazgo de Benjamin Harnwell y de Nirj Deva,

un europarlamentario conservador británico.

Deva presidía y preside su influyente Comité internacional

sobre dignidad humana

con conexiones en el Parlamento Europeo

y la Comisión."

"Un grupo de cardenales conforma su consejo asesor.

Comprobamos que son del ala conservadora de la Iglesia.

Excepto uno,

todos fueron investidos por el Papa Juan Pablo II

o por Benedicto XVI.

Vemos también que ha habido cambios recientes en el organigrama

cuando comparamos el actual

con el que conservamos de hace un par de meses.

El cardenal italiano Renato Raffaele Martino

ha sido relevado

por el cardenal estadounidense Raymond Leo Burke

como presidente honorífico.

Burke lidera el sector ultraconservador

contrario al Papa Francisco.

Una gran parte de los miembros del Consejo de administración,

de los consultores y de los patrocinadores

son británicos o norteamericanos.

Hay militares, aristócratas, políticos, empresarios..."

"En el organigrama queda claro que Bannon ha tomado el control.

Aparecía el último en la lista de los patronos.

Ahora es el primero y está también en el Consejo de administración.

Entre los mecenas están asimismo

un europarlamentario conservador británico,

un ex gran maestre de la orden de Malta,

también británico y un mariscal de campo británico.

Pero ya no aparece Carlos de Borbón dos Sicilias."

"Bannon y los suyos quieren poner en jaque a la Unión Europea.

Hubiésemos querido preguntarle en persona sus razones,

pero tras el sí de su encargado de comunicación

a nuestra petición de entrevista,

nunca más se supo pese a nuestra insistencia."

"Steve Bannon es un populista ultraconservador,

el estratega que aupó a Donald Trump a la Casa Blanca,

el principal arquitecto del 'America first'.

Trabajó en Goldman Sachs y dirigió Breitbart,

el medio digital por excelencia

de la derecha alternativa norteamericana.

Se peleó con Trump y tuvo que dejar la Casa Blanca.

Después,

desembarcó en Europa para intentar unir en 'The Movement'

a los partidos europeos soberanistas y de extrema derecha."

"Es un gurú de la comunicación política

y domina las redes sociales.

Su objetivo es que estas fuerzas

logren el mayor número posible de europarlamentarios.

Pero, ¿qué es 'The Movement', 'El Movimiento'?

En Bélgica, en las afueras de Bruselas,

encontramos su sede,

en una mansión propiedad de su director,

Mischaël Modrikamen."

"Este abogado judío es también líder

de un pequeño partido ultraderechista belga.

Fundó 'The Movement' en 2017

con un capital inicial de 2.500 euros.

En su consejo de administración aparece Laure Ferrari,

una política francesa amiga de Nigel Farage,

el que fuera líder de la campaña pro Brexit.

Farage fue quien organizó el primer encuentro

entre Modrikamen y Bannon en Londres en julio de 2018."

"Bannon es uno de sus financiadores,

pero Modrikamen no revela ningún hombre más."

"Y repite el mantra sobre su defensa de la gente corriente

frente a las élites causantes de su sufrimiento."

(Música)

"A pesar de los múltiples encuentros

y contactos de Modrikamen y Bannon con otros líderes soberanistas,

'El Movimiento' no acaba de echar a andar.

Una idea que parece confirmar las palabras de Rafael Bardají,

dirigente de ideólogos de Vox,

analista internacional y amigo personal de Bannon."

Ni "El Movimiento" ni Steve Bannon

han aportado nada real en estos momentos,

es decir, nuestra relación ha sido de intercambiar ideas

y poco más.

Para nosotros lo importante es España

y tendremos la relaciones internacionales e institucionales

que consideramos apropiadas en cada momento

para defender nuestros intereses.

"El líder de la ultraderechista italiana,

Matteo Salvini,

podría haber tomado el relevo de Bannon,

quizás en una estrategia pactada

para que no parezca que domina el amigo americano.

Cuando presentó en Milán

su plan para unir a los populistas de derechas europeos,

estaban junto a él dirigentes ultraderechistas

de Alemania, Finlandia y Dinamarca,

pero se echó en falta líderes como Le Pen o Viktor Orbán."

Tendríamos que estar orgullosos de las políticas de igualdad,

que de forma tan persistente

la Unión Europea ha llevado a cabo estos 70 años.

Es que casi no hay zona en el mundo

que tenga tanto gasto social como tiene la Unión Europea.

Tenemos problemas comunes y debemos buscar soluciones comunes,

y que no caben soluciones unilaterales.

"Estas elecciones pueden suponer un antes y un después para Europa.

En el hemiciclo saliente había ocho grupos

y los no adscritos.

La mayoría de los escaños se han venido repartiendo

entre el Partido Popular Europeo

y los Socialistas, apoyados por los Liberales.

Han sido de cara a la continuidad.

Esta bipolaridad podría saltar por los aires

y poner en riesgo la integración europea.

Los eurodiputados euroescépticos

populistas, soberanistas o de extrema derecha

estaban sobre todo en dos grupos:

Europa de la libertad y de la democracia directa

y Europa de las naciones y de la libertad.

Pero también los había

en el grupo de los conservadores y reformistas,

y los del húngaro Orbán estaban en el Partido Popular Europeo."

Sería una sorpresa trágica, trágica,

si las derechas o las izquierdas pueden llevar a...

...me refiero a extremas,

puedan tener la mayoría en el Parlamento Europeo.

Si la Unión Europea renuncia a políticas de igualdad

y a políticas de solidaridad, deja de ser la Unión Europea,

Marchamos de lo que nos distingue de otras zonas del mundo.

"El objetivo de los populistas soberanistas

es lograr al menos el 33 por ciento para poder bloquear iniciativas.

Podrían formar un supergrupo de euroescépticos.

Se habla incluso de que intentarían atraer

a los más conservadores del Partido Popular Europeo

y romper así la gran coalición."

Yo creo que el núcleo europeísta

del grupo Popular, grupo Socialista más grupo Liberal

yo creo que ese núcleo seguirá...

...controlando más de la mitad de la cámara,

lo cual, digamos, es una garantía

de que el proyecto de integración europea

no sufrirá una amenaza que sea mortal,

sino que puede, digamos, debilitarse.

-Nunca ha estado tan en peligro su propia existencia como ahora.

Eso es cierto, ¿no?

Pero también creo que es más bien un enfermo imaginario, ¿no?,

que siempre se queja de muchas cosas

pero tiene, digamos, una mala salud de hierro.

"En la Unión Europea hay más de medio centenar

de partidos populistas de derechas más o menos radicales.

La ultraderecha está presente

en el Parlamento Nacional de 22 países.

En el Legislativo Europeo había representantes

de los populistas de derechas de 18 estados,

y gobiernan en solitario, en coalición o apoyan al gobierno

en nueve países,

entre ellos Hungría, Polonia, Italia o Austria."

El populismo es un radicalismo que busca acabar

con la institucionalidad democrática en el nombre del pueblo,

pero sin la promesa

de crear una sociedad nueva libre de conflicto,

porque el populismo necesita siempre un enemigo del pueblo

al que dirigir su crítica.

Un tipo de ideología que busca, de alguna manera,

entroncar con un sentimiento de pérdida, de deterioro,

de incertidumbre en la sociedad.

-Tenemos una Europa de las naciones, una Europa de los estados soberanos,

y no una Europa sometida a la multinacionalidad

a la disolución de los países

en un magma que no se sabe bien lo qué es

y que ha nacido de una entelequia abstracta en Bruselas

por parte de unos funcionarios que no responden a nada.

"Resulta paradójico que los partidos soberanistas,

los del "mi país primero",

quieran formar una alianza."

Yo soy escéptico de que pueda haber un movimiento común europeo.

Sí creo que puede haber elementos de coincidencia

y que es bueno hablar todos los partidos

a ver hasta dónde se puede llevar a cabo

una acción más o menos coordinada.

-Barón está haciendo mucho ruido.

Yo supongo que él, con esto, pues...

...se gana muy bien la vida,

pero, a parte de eso,

los posibles integrantes de ese movimiento

son muy heterogéneos.

"Les unen el odio a la Unión Europea,

a sus élites y a su burocracia

o el deseo de reformarla o parar la integración europea.

Ya no hablan de salir de la Unión tras el desastre del Brexit

y coinciden en los valores cristianos y tradicionales.

Nosotros somos una sociedad occidental

que viene de muchos siglos de tradiciones, valores,

y que se han resumido siempre

como una sociedad judeocristiana.

Y que es incompatible, hoy por hoy,

con el islam radical y el islam político.

Esa es la realidad.

"Les separan el cómo hacer frente a la cuestión migratoria

o la relación con Rusia.

El presidente Putin es odiado por unos

y pretendido por otros.

Los polacos o los bálticos no quieren ni verle en pintura.

El húngaro Orbán y el italiano Salvini

no ocultan su admiración por Putin.

Le Pen recibió un crédito de nueve millones de euros

de un banco ruso,

algo difícil de imaginar sin el acuerdo del Kremlin.

Hungría ha permitido que se instale en el país

un banco próximo a Putin.

En Austria, su ministra de exteriores,

Karin Kneissl, del ultraderechista FPÖ,

invitó a su boda en agosto de 2018 al mismísimo presidente ruso.

Su partido tiene un acuerdo de cooperación

con el de Rusia Unida de Putin;

la liga de Salvini, también.

El líder de Attaka de Bulgaria, Volen Siderov,

recibió fondos de Rusia.

Se sospecha que Salvini también.

Una investigación de la televisión pública alemana, ZDF,

y otros medios

muestra los vínculos de Rusia

con la xenófoba Alternativa para Alemania.

En un documento adjunto a un email

enviado por un colaborador de un diputado ruso

a Serguéi Sokolov,

que en el entorno de Putin se dice:

"Es necesaria ayuda para la campaña de Markus Frohnmaier,

y así tendremos en el Bundestag

un diputado absolutamente bajo control".

Frohnmaier, casado con una periodista rusa,

lo niega."

"A la cuenta de VOX fue a parar casi un millón de euros

de simpatizantes de un grupo iraní en el exilio.

Con ese dinero se financiaron los inicios del partido

y la campaña de Alejo Vidal Cuadras al Parlamento Europeo en 2014.

Se presentó bajo las siglas del partido del que era presidente.

Antes había sido eurodiputado por el PP."

Fue un apoyo que recibí yo a título personal,

porque yo, junto con otros muchos parlamentarios europeos,

y congresistas americanos,

y parlamentarios de parlamentos nacionales de Europa,

durante muchísimos años,

fuimos apoyados y apoyamos

a la resistencia iraní para un cambio de régimen en Irán

para acabar con el régimen de los ayatolás.

¿No era cuestión de apoyar a VOX...?

-No, no, para nada.

Para nada.

eso hay que atribuírmelo a mí exclusivamente.

Pero, desde luego, vamos...

...nada que ver con VOX como partido, en absoluto.

-¿Ni con la idea de...? -Nada, nada.

-¿...de acabar con Europa? -Nada, nada.

Nada, al contrario, es decir, al contrario.

La posición iraní en el exilio

simpatiza con la idea de la integración europea.

"El grupo iraní acusado en el pasado de terrorismo

está apoyado por políticos de múltiples países

y de todos los colores.

La ayuda a la extrema derecha europea

no viene solo de Rusia o de Bannon,

también de multimillonarios norteamericanos ultraconservadores

como Robert Mercer,

uno de los principales donantes de Trump,

o de Robert Shillman,

que fomenta la propaganda antiislámica;

apoyó al holandés Geert Wilders y financió a británicos del Brexit.

Y la agencia de comunicación Harris Media

ayudó en 2017 en sus campañas a Alternativa para Alemania

y al de Reagrupamiento Nacional de Le Pen.

Los soberanistas tienen en su punto de mira

al multimillonario norteamericano George Soros

y su Open Society;

así que nuestro siguiente movimiento

se dirige a esta fundación,

expulsada por Orbán de Hungría,

país de origen de este filántropo e inversor financiero judío.

Apoyó a los demócratas Obama y Hillary Clinton

en sus campañas hacia la Casa Blanca.

Vamos a su Open Society Iniciativa para Europa.

Tiene la sede en Barcelona y la dirige Jordi Vaquer."

La figura de George Soros atrae críticas

desde sectores muy diversos.

En primer lugar,

activa todo el antiguo discurso del antisemitismo.

Los judíos que lo controlan todo,

aquí viene un gran judío rico que va a controlar el mundo.

"El profesor Juan Antonio de Castro,

que trabajó más de dos décadas para la ONU,

ha investigado a Soros

y lo que él llama su dominio de alcanzamiento.

En su libro, 'Soros rompiendo España',

denuncia su presunta inferencia en el conflicto catalán."

Soros ha regado Europa de dinero.

Soros ha regado...

...también las fuerzas que han empujado

la independencia de Cataluña.

Es una máquina de injerencia

en el funcionamiento de Europa.

Ya sea a través de ONGs, de Fintax, de políticos,

de parlamentarios...

Es una máquina de control europeo.

Todas estas acusaciones son falsas

y no están basadas en...

...digamos, ninguna de las actividades

que llevamos a cabo,

sino en un programa de deslegitimación.

Nosotros, para empezar, publicamos lo que hacemos,

publicamos a dónde va este dinero.

"La polémica y sospechas en torno a Soros

y sus injerencias e interferencias

ya vienen de lejos,

desde que en el año 92 atacó y tumbó la libra."

Lo que no quería es que la libra siguiera

en el sistema monetario europeo.

Él nunca ha querido que un sistema monetario europeo

sea un sistema fuerte.

Nunca ha querido, en la línea con los pensadores norteamericanos,

que Europa se independice, sea fuerte

o que cualquiera de los países

pueda tener una preeminencia y hacer una Europa fuerte.

Uno puede imaginar

que Soros está en contra de Europa, pero si resulta ser

que los grupos a los que apoyamos son europeístas,

yo creo que lo lógico es imaginar

que la intencionalidad sea esta.

"Europa es el campo de una batalla que también se libra

en el ciberespacio, en forma de ciberataques

o de campañas de desinformación."

Las campañas de desinformación, por lo general,

o al menos las que han ocurrido en los últimos años,

no tienen una agenda específica,

no buscan defender unas políticas determinadas

y ni siquiera quieren una victoria para un candidato u otro,

sino lo que buscan es sembrar la discordia en una sociedad

para debilitar las bases, los pilares de la democracia.

En el ciberespacio,

¿cuáles son los mensajes que más se consumen,

o que más venden?

Probablemente, los mensajes más emocionales,

los mensajes que...

...evocan no a la razón, sino a la emoción.

Muchas veces vinculados

a los mensajes más populistas.

"Combatir las posibles injerencias,

especialmente las de Rusia,

es el objetivo de la Unión Europea.

La 'East StratCom Task Force'

es un grupo que trabaja en el análisis

de campañas de desinformación y noticias falsas.

Bruselas cuenta, además, con más unidades especializadas

y con las de los países miembros

y todos sus expertos en ciberseguridad."

Uno de los problemas que tenemos al analizar este tipo de información

es la volatilidad.

El perfil se crea, alguien lo localiza,

lo reporta y se destruye.

Cuando queremos analizar en detalle estas cuentas,

ya no existen, ¿no?

En este caso, el propio Twitter,

ha puesto a disposición de los analistas

en Internet, como veis,

cerca de 1,2 gigas

de tuits en texto plano

potencialmente vinculados, en este caso según Twitter,

a la Internet Research Agency.

"La Internet Research Agency es una compañía rusa

conocida también como 'fábrica de troles'.

Está en San Petersburgo.

Este es uno de sus edificios.

Se considera que pertenece a Evgeny Prigozhin,

un oligarca aliado de Putin."

Siempre que hay

una cita electoral importante en Europa,

ahí están los rusos.

¿Podemos atribuir directamente, señalar, al Kremlin?

No.

No con un criterio de fiabilidad al 100%.

Ahora bien, hay una serie de asociaciones

y de instituciones o de órganos periodísticos o políticos

que, efectivamente,

sí que están vinculados al Kremlin

y que sí que han participado en esto.

"En la red de apoyo al Kremlin están, entre otros,

el ideólogo y estratega Alexander Dugin.

Cuenta con estrechos vínculos con Putin

y relaciones con partidos de extrema derecha

de Alemania, Francia o Austria

y Konstantín Maloféyev,

empresario nacionalista y ortodoxo

y filántropo,

al que algunos llaman el Soros de Putin.

Desde sus medios, como la cadena de televisión Tsargrad,

critica Occidente

y cuenta con conexiones

con movimientos soberanistas europeos.

El periodista Dmitry Kiselyov

dirige la agencia de noticias Sputnik,

junto a la cadena de televisión RT,

los dos principales medios del Kremlin.

Dugin, Maloféyev y Kiselyov

están en la lista de sancionados por Occidente

por la crisis de Ucrania.

En Hénin-Beaumont,

María Francisca aprovecha que es viernes

y día de mercado

para repartir octavillas de su partido,

el populista de izquierdas, Francia Insumisa.

También encontramos a miembros del equipo

del alcalde ultraderechista y diputado europeo, Steeve Briois.

Aunque ya por email se rechazó ya nuestra petición de entrevista,

les pedimos que pregunten si es posible hablar con él.

La respuesta:"

-Un consejero, el vicealcalde... -No.

No.

-¿Aquí no podemos hablar con nadie? -No.

Pero toda la oposición, claro, son enemigos.

Es decir, que no es un partido que acepta

ni la crítica ni tampoco algo que puedan vivir los otros.

"La ecologista Marine Tondelier lo sabe bien.

Es la líder de la oposición en el ayuntamiento."

"Así que acabó escribiendo noticias del frente

para desenmascarar a la extrema derecha

de Marine Le Pen en Hénin-Beaumont."

"Sabe que está en el punto de mira del alcalde y sus acólitos,

aunque nunca ha recibido amenazas físicas."

"También los periodistas del regional 'La Voix du Nord'

hacen frente a presiones e insultos.

Es el único medio con delegación en la ciudad."

Christophe nos cuenta que la alcaldía dulcifica

sus mensajes sobre los inmigrantes,

pero que aprobó el estatuto 'Mi comunidad sin inmigrantes'.

Y recuerda que todo empezó en 2009

con el encarcelamiento por desvío de fondos

del alcalde socialista de entonces."

Con este caso de un alcalde corrupto,

este partido de extrema derecha

vio en esta ciudad una oportunidad.

Y también una, cómo decir...

...una política de la izquierda aquí un poco cobarde,

que no...

...que se ha vuelto un poco como decimos,

la izquierda caviar, es decir,

que no estaba a la escucha del pueblo y de los pequeños.

"Esta nieta de republicano español huido a Francia

nos enseña el ayuntamiento remodelado.·

La primera cosa que han hecho al llegar a la alcaldía

es quitar todas las banderas...

-Europeas. -Eso mismo.

-Solo han dejado la francesa. -Sí, solo.

-Y era un poco horrible. -¿Por qué?

Por la Francia, antes, porque son nacionalistas.

"Jean-Marie piensa que solo hay futuro con una Europa unida.

No cree que cualquier tiempo pasado fuese mejor."

"Y mientras subimos por una escombrera,

le invade cierta nostalgia al recordar la cuenca minera,

que fue fuente de riqueza y desarrollo."

"Justamente el carbón fue uno de los elementos

que sirvieron para unir a franceses y alemanes en los años 50.

Se inició entonces el proceso de integración europea,

amenazado ahora en esta partida

que se juega a múltiples bandas y en diversos escenarios."

En Portada - La batalla por Europa

Las fricciones condicionan su margen de maniobra

Lo cierto es que su influencia dependerá de su capacidad para coaligarse e impulsar metas comunes, ya que discrepan en muchas cuestiones: "Necesitarán superar la división de los cuatro grupos, pero es difícil que los nacionalistas cooperen entre ellos porque difieren entre asuntos como la relación con Rusia o la política económica. Además, muchos de ellos ni siquiera participan en las sesiones plenarias", señala Lehne.

De hecho, el catedrático de Relaciones Internacionales de la UCM y presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo, Francisco Aldecoa, apunta a que su influencia será "ninguna, porque serán la quinta fuerza", detrás de populares, socialistas, liberales y conservadores y reformistas.

En cuaquier caso, la pugna por la alianza de los bloques políticos en un grupo parlamentario centrará sus planes en el futuro inmediato. "La Liga de Matteo Salvini ha emprendido la iniciativa, pero no se van a unir a los polacos. Están logrando retener a todos los partidos radicales del norte de Europa y eso podría tentar a Vox a unirse en ese grupo", explica Fernández, que añade que la estrategia del Partido Ley y Justicia polaco pasaba por congregar un grupo "con pedigrí de poder lo suficientemente fuerte como para sembrar las dudas en el Partido Popular Europeo".

La verdadera incógnita, según el experto, es el papel que pueda desempeñar el Partido del Brexit que ha creado Nigel Farage, uno de los responsables del éxito de la campaña a favor de la salida del Reino Unido, porque todavía no ha desvelado a qué agrupación se unirá. Por el momento, Salvini ha convocado una reunión en Milán el 18 de mayo para estudiar su estrategia. 

Los dos líderes ultraderechistas, el italiano Mateo Salvini y la francesa Marine Le Pen, se han reunido en Roma

El PPE, el "eslabón más débil" del proyecto

Parte de su estrategia pasa por debilitar al Partido Popular Europeo, carcomiendo sus sectores más a la derecha, de forma que, según los sondeos, por primera vez populares y socialistas no alcanzarían en el Parlamento Europeo la mayoría abosluta que hasta ahora les ha permitido controlar las instituciones europeas a partir del consenso de centro.

Este es el "eslabón más débil del proyecto europeísta, por las fisuras respecto de su europeísmo", dice Fernández, que apunta a que los nacionalistas pueden aprovechar para "generar contradicciones en el PPE, sobre todo en la fractura este-oeste, para que en algunos asuntos los partidos populares de Letonia, Estonia, Lituania o República Checa puedan votar con estos grupos euroescépticos".

Su objetivo es "reformar la UE tratando de convencer a sectores del PPE, quieren que la Comisión Europea tenga cada vez menos poder sobre los Estados o devolver competencias nacionales, particularmente en cuestiones de inmigración", añade.

Un plan que choca de plano con el impulso que busca el presidente francés, Emmanuel Macron, junto a la canciller alemana, Angela Merkel, para relanzar el proyecto europeo y que busca profundizar en la integración, si es necesario a dos velocidades, esto es, dejando atrás a los países que no quieran ceder más soberanía.

Las divisiones minan el poder de la UE

El trauma provocado por el resultado del referéndum del Brexit en 2016 condujo al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a decir que la UE atravesaba una "crisis existencial"una idea impensable para Aldecoa, pero que ha creado "un bloque muy heterogéneo, cuyas divisiones sobre la migración están debilitando la capacidad de acción" de la institución, según el investigador Stefan Lehne.

De cara al futuro, Fernández considera que la UE "tiene cada vez más frentes abiertos, menos consenso interno y es menos relevante" en la esfera internacional, por lo que sitúa el debate futuro en la reforma de la institución.

"Deberían realizarse en el espacio Schengen [las normas comunes que permiten la libre circulación de ciudadanos] y el euro. La UE debe ganar confianza y esperanza", pronostica Lehne.

Un objetivo común en el que el "imperio de la ley" será un gran reto para los próximos cinco años, según la investigadora del Centro Europeo de Estudios Políticos (CEPS), Sophia Russack, que descarta en todo caso que el bloque atraviese una crisis de identidad. 

Europa lucha por su unidad frente a los nuevos desafíos a dos semanas de las elecciones

Noticias

anterior siguiente