Enlaces accesibilidad

Elecciones generales 2019

Rivera y Sánchez, el gran enfrentamiento del debate de RTVE

  • El candidato del PSOE fue el más interpelado tanto por Casado como por Rivera: hasta en una quincena de ocasiones 
  • Pablo Iglesias no buscó tanto la confrontación con sus oponentes y realizó un debate de guante blanco

Por
Pedro Sánchez y Albert Rivera en un momento del debate
Pedro Sánchez y Albert Rivera en un momento del debate REUTERS

Pedro Sánchez y Albert Rivera fueron los candidatos que más se enfrentaron entre sí en el debate a cuatro de RTVE. Los dos, además, resultaron ser los más agresivos: se llegaron a interpelar en una quincena de ocasiones de forma directa y protagonizaron uno de los rifirrafes más sonados cuando el líder de Ciudadanos sacó la foto del presidente de la Generalitat, Quim Torra. Aunque Pablo Casado fue el que más atacó a Sánchez, este entró más al trapo con Rivera. Y ello pese a que el presidente del Gobierno nombró más al líder del PP, quien no fue tan proclive al cuerpo a cuerpo. Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, no buscó la confrontación con sus oponentes.

Desde el primer momento, Pedro Sánchez fue el rival a batir para el resto de candidatos. De hecho todos fueron al que más nombraron con diferencia (42 ocasiones Rivera, 25 veces Casado y 11 Iglesias). Sin embargo, el más directo y el que buscó más confrontación fue Albert Rivera, que le hizo siete grandes interpelaciones a Sánchez, que son las que contabilizamos. La más importante, cuando le acusó de pactar con Torra 21 medidas -algo que es falso ya que esos puntos le fueron entregados por el president de la Generalitat, pero ninguno de ellos fue acordado, según ambas partes, tal y como el contrastó el equipo de verificación de RTVE- y sacó una imagen de los dos en el Palacio de Pedralbes.

"Al señor Sánchez le da igual todo. Pacta con Torra, mire, está aquí sentado con Torra, pacta 21 medidas inaceptables", señala Rivera en un momento de este gran encontronazo con Sánchez. Durante el mismo, Casado intervino para preguntar si va a indultar a Otegi, lo que aprovechó el líder del PSOE para unir a lo que denomina "las derechas" y presentarles como la misma cosa, una forma de actuar que Sánchez hizo en el debate en otras dos ocasiones.

Si analizamos las veces que se nombraron, el objetivo del presidente del Gobierno era Casado, al que citó en 25 ocasiones y al que interpeló nueve veces. De ellas, ambos líderes se enzarzaron en dos ocasiones, además de por Cataluña: por la subida de las pensiones en 2019, que ambos se adjudicaron -estaba contemplada en los presupuestos del PP prorrogados por Sánchez- y el caso Filesa -cuando Casado dijo con el argumento falso de que "el PSOE es el único partido condenado en firme por corrupción" (en esa sentencia el PSOE no apareció como condenado porque el delito de financiación ilegal no aparecía tipificado como tal en aquel momento​).

Casado se centra en Sánchez y olvida a Rivera e Iglesias

También fue tenso el momento en el que Sánchez sacó algunas de las "más de 127 iniciativas legislativas que en el Parlamento vasco ustedes han firmado con Bildu. ¿De qué color tiene usted manchadas las manos, señor Casado?", le dijo Sánchez, que respondía así a la acusación que Casado efectuó el pasado 8 de abril.

El líder del Partido Popular también centró sus menciones e interpelaciones en Sánchez, además de en los momentos anteriores, cuando habló de la equiparación salarial entre las diferentes Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, del abandono escolar y de la prisión permanente revisable, momento en el que aprovechó para unir en un mismo bloque al líder socialista y al de Podemos, algo que hizo en otra ocasión durante el debate.

De hecho, Casado no interpeló nunca ni a Iglesias ni a Rivera, al que solo nombró en una ocasión: "Yo creo, señor Rivera, que ni sus votantes ni los míos entienden sus acusaciones y sus ataques a mi persona". De esta forma, el presidente del PP respondía al líder de Ciudadanos, que le estaba interpelando: "¿Dónde estaba usted, señor Casado, cuando el Partido Popular subió el IVA y el IRPF? Ya se lo digo yo, en el escaño votando a favor. Usted ha participado de la mayor subida de impuestos".

Sánchez e Iglesias, los únicos que hablaron de Vox

Mientras, Pablo Iglesias fue el candidato que protagonizó un debate más tranquilo y menos tenso. Sánchez fue su principal objetivo, al interpelarle en siete ocasiones para preguntarle sobre los pactos con Ciudadanos, las cloacas del Estado y la equiparación salarial de las policías, por la que también inquirió a Casado. Con Albert Rivera solo tuvo dos piques, el más importante a cuenta de un posible pacto entre la formación naranja y el PSOE.

Sánchez e Iglesias, además, protagonizaron las únicas interpelaciones positivas de la noche, al agradecerse el trabajo mutuo los últimos meses en el Congreso y los acuerdos que cerraron conjuntamente, como la subida del salario mínimo, y fueron los únicos que hablaron de la formación ultraderechista Vox y de su líder, Santiago Abascal.

España, gobierno y Sánchez, las palabras que más dijeron

La economía, y más concretamente los impuestos, las pensiones y el empleo, se ha abierto paso en el debate a cuatro de RTVE celebrado este lunes, toda una novedad porque este tema no está siendo muy recurrente en esta campaña electoral. Lo cierto es que la estructura del debate era propicia para que esto ocurriera porque el primero de sus bloques estaba dedicado a la política económica, fiscal y empleo y un segundo a pensiones, entre otras cosas. Por este motivo entre las palabras más usadas por los candidatos estuvieron impuestos, pensiones, empleo, autónomos, fiscal o trabajadores. 

Los candidatos a la Presidencia del Gobierno también han dedicado un espacio significativo a hablar de la Constitución española -sobre todo por las intervenciones de Pablo Iglesias- y de la política territorial, centrada sobre todo en la cuestión catalana y con referencias al independentismo, a un eventual indulto a los acusados en el juicio del 'procés' y a la figura de Quim Torra. Del resto de comunidades autónomas solo se mencionó de forma directa a Andalucía. Sánchez fue el único en hablar de la España vacía e Iglesias del mundo rural

No obstante, la palabra más pronunciada durante el debate fue España, sobre todo por parte del candidato de Ciudadanos, Albert Rivera. Otros de los vocablos con más presencia fueron gobierno, país, españoles y Sánchez, convertido en objetivo -en mayor o menor medida- de sus contrincantes.

Noticias

anterior siguiente