Enlaces accesibilidad

El Gobierno congelará la parte regulada del recibo de la luz el año que viene

  • Por quinto año consecutivo, la evolución del recibo dependerá del precio de la electricidad y de los impuestos
  • El Ejecutivo prevé que haya un déficit de unos 450 millones en el sistema eléctrico, algo que no permite la ley

Por
14 horas - El Gobierno congelará la tarifa de la luz en 2019

El Gobierno quiere que la parte regulada del recibo de la luz -alrededor del 40% de la factura- no suba el año que viene, informa RNE. Así se señala en la propuesta de orden del Ministerio para la Transición Ecológica por la que se establecen los peajes de acceso de energía eléctrica para 2019. En ese documento el Ejecutivo prevé también un desajuste entre ingresos y costes del sistema eléctrico de unos 450 millones, algo que no permite la ley.

De aprobarse la orden, el próximo año será el quinto consecutivo en el que no subirá la parte regulada del recibo, los denominados peajes de acceso, con la que se pagan el transporte y distribución de la energía, las ayudas a las renovables, los costes extrapeninsulares y la amortización del déficit eléctrico.

Esta parte es la que tiene más peso en la factura de la luz -alrededor del 40%-, por encima de la energía que se consume -alrededor de un 35%- y de los impuestos (el 25%). Estos cálculos están efectuados para un consumidor acogido a la tarifa regulada de electricidad, la PVPC. Por tanto, si los peajes de acceso no suben, los incrementos o caídas del recibo dependerán del precio de la electricidad y de los impuestos.

La decisión del Gobierno se toma pese a que el propio Ejecutivo reconoce que las cuentas del sistema eléctrico no cuadran, señala la radio pública.

Habrá déficit de tarifa en 2019

En concreto, el Gobierno estima que el año que viene los costes superen a los ingresos en unos 450 millones de euros, una cifra todavía provisional, que el Ejecutivo explica por las medidas que ha tomado para intentar contener la subida de la luz. Entre otras se encuentran la bajada de impuestos a la generación y las facilidades para ajustar la potencia contratada y para pasarse a la tarifa de discriminación horaria.

Sin embargo la ley no permite que el sistema eléctrico tenga números rojos. El desajuste entre ingresos y costes del sistema eléctrico -el denominado déficit de tarifa- se cubrirá con cargo al superávit de ingresos que se ha registrado en los años anteriores.

Esta posibilidad la estableció el Gobierno para este ejercicio y el siguiente en el Real Decreto-ley 15/2018 de medidas urgentes para la transición energética y protección a los consumidores, cuyo objeto era moderar la evolución de los precios en el mercado mayorista de la electricidad, recoge Efe.

Él año que viene será la última vez que el Ejecutivo decida sobre esta parte de la factura ya que tiene previsto ceder esta facultad a Competencia, que ya decidirá de cara al año 2020.

Noticias

anterior siguiente