Enlaces accesibilidad

El Gobierno asegura que la "sorpresa" por Vox será "mayor" si PP y Cs pactan con este partido para gobernar Andalucía

  • Celáa asegura que la "prioridad" del PSOE es evitar que Andalucía se convierta en "cuna de la ultraderecha"
  • La portavoz del Gobierno defiende la "legitimidad" de Susana Díaz para intentar mantener la Junta de Andalucía

Por
El Gobierno asegura que sería una "sorpresa" que el PP y Cs pactaran con Vox para presidir Andalucía

La portavoz del Gobierno y ministra de EducaciónIsabel Celáa, ha reconocido este viernes que la entrada de Vox en el Parlamento andaluz con 12 diputados ha sido una "sorpresa", pero ha subrayado que esta "sería mayor" si el Partido Popular y Cs acaban pactando con la formación de Santi Abascal para presidir la Junta, y ha añadido que la "prioridad" del PSOE es encontrar una "solución de gobernabilidad" para evitar que Andalucía se convierta en la "cuna de la ultraderecha".

Para ello, Celáa ha apostado por la formación de un "gobierno constitucionalista y europeísta" ya que la irrupción de la extrema derecha y sus propuestas suponen una "clara amenaza" para la democracia en España en términos de "retroceso" en políticas sociales y libertades, según ha sostenido en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La portavoz del Ejecutivo ha afirmado que el "claro vencedor" de las elecciones autonómicas del pasado domingo fue el PSOE con más de un millón de votos y que Susana Díaz está "legitimada para defender su candidatura" para presidir la Junta de Andalucía. En este sentido, ha calificado de "sorprendente" que PP y Ciudadanos "se arroguen el derecho a presidir" el Gobierno autonómico cuando han quedado en segunda y tercera posición, respectivamente.

Sin embargo, PP y Cs sí suman mayoría absoluta en el Parlamento autonómico con los 12 diputados de Vox y, a pesar de las idas y venidas en sus declaraciones, a día de hoy ninguna de las dos formaciones ha descartado completamente pactar con la ultraderecha para desalojar a los socialistas del Ejecutivo andaluz.

"La irrupción de Vox ha sido una sorpresa, pero la sorpresa sería mayor si partidos como el PP y Cs pretendieran buscar su apoyo para presidir la Junta", ha señalado Celáa, quien ha añadido que España puede pasar de haber sido el "último país de Europa en sufrir el impacto" de la extrema derecha a ser "el primero en ver cómo partidos de derecha son capaces de apoyarse" en ella para gobernar.

En este sentido, ha señalado que en otros países europeos existe un "cordón sanitario" por el que los partidos conservadores rechazan los pactos con la ultraderecha "para no blanquearla" como "reminiscencia" de lo ocurrido en Europa con el ascenso de estos partidos antes de la Segunda Guerra Mundial.

Evitar que Andalucía sea "cuna de la ultraderecha"

Celáa ha destacado que los socialistas tienen "como prioridad buscar una solución a la gobernabilidad" de Andalucía y la "responsabilidad" de evitar que esta comunidad autónoma "se convierta en la cuna de la ultraderecha".

"Vox está en las instituciones porque así lo han querido sus votantes" -cerca de 400.000- "ahora hay que tomar una determinación para configurar el Gobierno de la Junta de Andalucía", ha concluido.

Celáa ha negado que el Gobierno defienda ahora que tenga que gobernar la lista más votada y ha señalado que quien ha "abandonado sus principios" en este sentido ha sido el PP que convirtió este tema en "caballo de batalla". Sin embargo, ha añadido que Susana Díaz, como primera fuerza, sí tiene la "responsabilidad" de evitar que no entren en la Junta "fuerzas políticas que nos hagan retroceder".

También ha rechazado que la situación sea igual que la de la moción de censura de Pedro Sánchez, que salió adelante con el apoyo del PDeCAT y ERC después de la declaración unilateral de independencia, porque el PSOE no negoció "nada" entonces. Sin embargo, considera que ahora si PP y Cs negocian con Vox para llegar a la Junta tendrán que "acordar y por lo tanto habrá cesión mútua".

Noticias

anterior siguiente