Enlaces accesibilidad

Elecciones Andalucía 2018

Andalucía abre ciclo electoral en España mirando a los pactos entre partidos

  • Si se cumplen los sondeos, Díaz ganará pero tendrá importantes dificultades para gobernar
  • Todos los partidos pendientes de la primera cita electoral antes del 'superdomingo' de mayo y las generales

Por
Más de seis millones y medio de andaluces están llamados a las urnas

Andalucía celebra este domingo unas elecciones autonómicas adelantadas con todos los sondeos apuntando a una victoria del PSOE que, si se cumplen esos pronósticos, no podrá gobernar en solitario. La clave de esta cita electoral serán, salvo sorpresas, unos pactos postelectorales que parecen difíciles si los candidatos mantienen lo dicho en campaña. Hay casi más expectación por ver quién se lleva la segunda plaza en un escenario de posible triple empate entre PP, Adelante Andalucía y Ciudadanos

La presidenta y candidata a mantener al PSOE en la Junta de Andalucía tras 40 años de socialismo ininterrumpidoSusana Díaz, busca gobernar sola. Podría tenerlo complicado y, de momento, nadie le tiende la mano para acompañarle de nuevo al Palacio de San Telmo. Mire a izquierda o a derecha, Díaz no encuentra aliado, de momento.  

Ciudadanos, su socio de investidura en la pasada legislatura, no repetirá experiencia, dice; mientras que el PP ha ido más allá para firmar ante notario que no apoyará un Gobierno socialista. Solo le queda, por tanto, mirar a Adelante Andalucía, cuya candidata, Teresa Rodríguez, ha dicho que "ni muerta" gobierna con Díaz. Eso sí, una cosa es gobernar y otra permitir un gobierno socialista, y ahí abre un resquicio al que podría agarrarse el PSOE para mantener la Junta ya que la líder de Podemos ha dejado claro que no permitirá que una "suma de derechas" gobierne en su "tierra". Una línea roja que podría ser la salvación de Díaz. Todos se remiten a este lunes para decidir con quién hablar y con quién no. 

Claves: Los posibles escenarios postelectorales tras el 2D

La ingobernabilidad acecha: Parlamento fragmentado y sin acuerdo

La candidata del PSOE ha alertado del "bloqueo" que se puede producir sin mayorías claras y sin socios posibles. La ingobernabilidad acecha y ya hay quien apunta a una posible repetición de elecciones. El escenario no es nuevo. En 2015 el PSOE sufrió, con cuatro sesiones de investidura, para reeditar su mandato y mantener su bastión andaluz.

¿Bloque de centro-derecha? Durante la campaña electoral, el partido más claro en cuanto a pactos ha sido Ciudadanos. Su candidato, Juan Marín, ha ofrecido varias veces un acuerdo al del PP, Juanma Moreno, que no descarta hacer historia en Andalucía con los votos de Ciudadanos e, incluso, los de Vox. El 'popular' Javier Arenas rozó el sueño en 2012 cuando consiguió una victoria histórica en esta región pero entonces la suma PSOE- IU lo despertó.

PP y Cs se han dado duro en la campaña sabiendo que, muy seguramente, se necesitarían para desalojar al PSOE de la Junta. Ambos quieren liderar ese posible bloque conservador que saque al PSOE de la Junta.

Ciudadanos quiere hacer de Marín su 'Arrimadas' del sur ganando en esta comunidad, como ella hizo en Cataluña, ejemplo de que ganar elecciones y gobernar son cosas distintas.

Por su parte, Teresa Rodríguez (unida en esta ocasión a IU) ha buscado romper esa unión histórica de "andalucismo" y socialismo, que el PSOE lleva décadas explotando con éxito, y clama: "El socialismo estas elecciones está en Andalucía Adelante". 

Si en algo coinciden todos los candidatos, sean del color que sean, es en buscar las esencias de cada 'bloque', el de izquierdas o el de centro-derecha. Todos son el "voto útil" y todos creen que "votar al de al lado" es tirar el voto. El bipartidismo, si se cumplen las encuestas, sigue en vía muerta y se mantendrá un Parlamento fragmentado, quizá más si entran nuevos partidos como Vox, al que los sondeos dan desde uno hasta cuatro diputados.

Todos los partidos miran al sur

Precisamente Andalucía marcó en 2015 la tendencia de fragmentación política que posteriormente se coló en casi todas las administraciones españolas. En esas elecciones Podemos y Ciudadanos se consolidaron como las fuerzas que arrollaron el bipartidismo

Así, todos los partidos miran al sur estos días porque todos, en parte, se la juegan en esta comunidad, que puede marcar tendencias en procesos electorales a muy corto plazo. Tras conocer los resultados esta noche habrá quien los vea extrapolables a España e incluso a otras comunidades, si le conviene, y quien los enmarcará solo a Andalucía. Lo cierto es que no solo los candidatos autonómicos están pendientes de esta cita con las urnas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es consiciente de la trascendental importancia histórica que tiene para el PSOE mantener la Junta de Andalucía. Y más en un momento de especulación constante sobre cuándo serán las elecciones generales, que tocan en 2020 pero que el propio Ejecutivo y PSOE apuntan a 2019.

Este mismo viernes la vicepresidenta Carmen Calvo quiso dejar claro que la decisión del cuándo se convocarán elecciones a La Moncloa será independiente del resultado andaluz, pero lo cierto es que PP, Podemos y Cs dan por finiquitada la legislatura y están ya en modo electoral. 

En un escenario de interconexión total, a nadie se le escapa que la negociación postelectoral andaluza, que puede ir alargándose, y su posible cercanía al 'superdomingo electoral' del 26 de mayo- con elecciones municipales, autonómicas y europeas- dificultará aún más esos posibles pactos para conformar Gobierno en Andalucía porque retratarse con un partido u otro puede ser definitivo para citas posteriores. En 2015 Díaz tardó más de 80 días en ser investida. 

El líder del PP, Pablo Casado, ha hecho de esta campaña su primera gran cita electoral con 'gira' propia. Eso sí, se cura en salud por si Moreno (candidato afín a Soraya Sáenz de Santamaría) tiene un mal resultado y deja claro que "quien se la juega" es el candidato regional. 

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha sido también muy activo con su presencia para dar a conocer al candidato menos conocido en Andalucía. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, públicamente enfrentado con Teresa Rodríguez en no pocas cuestiones y estrategia política, ha apoyado a la candidata con un mensaje nacional: "Andalucía es clave para el cambio". 

Esta ha sido la tónica de estos primeros comicios: mirar a Andalucía, con un ojo puesto en todas las citas que vienen. Y son muchas.

Los números del 2D

  • Más de 6,5 millones de votantes llamados a las urnas
  • El Parlamento andaluz lo componen 109 diputados
  • 55 es el número mágico: el de la mayoría absoluta
  • Son las terceras elecciones adelantadas en Andalucía
  • Concurren 23 partidos y seis coaliciones
  • Once formaciones se presentan en todas las provincias: PSOE, PP, Adelante Andalucía, Ciudadanos, Equo, Vox, Pacma, UPyD, Andalucía por Sí, Recortes Cero y Partido Comunista del Pueblo andaluz.

Noticias

anterior siguiente