Enlaces accesibilidad

Los trabajadores con discapacidad cobran de media un 17% menos, según los datos del INE de 2016

  • El salario medio bruto de las personas con discapacidad es de 19.298 euros, frente a los 23.308 euros de los no discapacitados
  • Con discapacidad intelectual (11.765) y mental (15.899) el salario es aún más bajo que con discapacidad física (20.400 euros)

Por
Discapacitados intelectuales antes de entrar a una oposición para ordenanza
Discapacitados intelectuales antes de entrar a una oposición para ordenanza. EFE/Fernando Alvarado

El salario medio anual bruto de los trabajadores por cuenta ajena con discapacidad es de 19.298 euros, un 17% inferior al que perciben las personas sin discapacidad, que cobran una media de 23.308 euros.

El tipo de discapacidad condiciona el sueldo de modo que los trabajadores con discapacidad intelectual y mental son los que perciben los salarios más bajos (11.765 y 15.899 euros anuales respectivamente, un 39% y un 18% menos que el resto de trabajadores) frente a los que tienen una discapacidad sensorial y física, que reciben los más altos (unos 20.400, el 12% menos).

Salario según el tipo de discapacidad INE

Estos datos forman parte de la encuesta El Salario de las Personas con Discapacidad que difunde el Instituto Nacional de Estadística (INE) con datos de 2016, que añade que la diferencia salarial es mayor en el caso de los hombres que de las mujeres con discapacidad. Ellos cobran un 21% menos que los varones sin discapacidad mientras que el salario de ellas es un 14% inferior.

Las mujeres cobran un 15% menos que los varones con discapacidad

La diferencia de sueldo entre hombres y mujeres es algo menor entre la población con discapacidad (ellas cobran el 15% menos que ellos) que entre el resto, donde la diferencia es del 22,6% también en detrimento de ellas.

En ningún grupo de ocupación las personas con discapacidad superaron el sueldo bruto de la población sin discapacidad y las diferencias salariales son más pronunciadas en los puestos que requieren menos cualificación.

Así en los cargos medios (empleados, artesanos y trabajadores cualificados) los salarios son prácticamente iguales; en puestos altos (directores, gerentes, técnicos y profesionales científicos, técnicos intelectuales y de apoyo) los trabajadores con discapacidad cobran un 6,3% menos, y en las ocupaciones bajas (operadores y trabajadores no cualificados) el salario es un 20,3% menor.

Tasa de actividad del 35,2%

Destaca la baja participación en el mercado de trabajo de las personas con discapacidad legalmente reconocida. Así, en 2016 presentaron una tasa de actividad del 35,2%, más de 42 puntos inferior a la de la población sin discapacidad, mientras que la tasa de ocupación fue del 25,1%, menos de la mitad que en el el resto de la población. Por contra, la tasa de paro fue del 28,6%, nueve puntos por encima.

El salario por hora para las personas con discapacidad es de 12,7 euros, un 14,8% menos que el del resto de trabajadores. Estadística explica, además, que la mayoría de los trabajadores con discapacidad se concentra en torno a salarios bajos.

Los trabajadores con discapacidad percibieron un salario inferior al del resto en todos los grupos de edad. La mayor diferencia se produjo en el de 30 a 44 años, con una ratio del 77,4%.

Respecto al tipo de jornada, hay menos diferencias salariales entre personas con y sin discapacidad en los contratos a tiempo parcial (con un ratio del 90,7%). En los indefinidos y los de duración determinada fue del 84,2%.

Las mayores diferencias se dan en centros de tamaño mediano (de 50 a 199 trabajadores), con niveles salariales para las personas con discapacidad un 30,2% inferiores a las de sin discapacidad. El sector servicios registra menores diferencias entre los salarios de las personas con y sin discapacidad.

Noticias

anterior siguiente