Enlaces accesibilidad

Gobierno de Pedro Sánchez

Grande-Marlaska, el juez que plantó cara a ETA, nuevo ministro de Interior

Por
Grande-Marlaska, un juez sin miedo amenazado por ETA irá a Interior

El magistrado Fernando Grande-Marlaska será el ministro del Interior en el Gobierno de Pedro Sánchez, según ha anunciado el propio presidente del Ejecutivo en el Palacio de la Moncloa.

Grande-Marlaska, nacido en Bilbao en 1962 y que ingresó en la carrera judicial en 1987, ha sido magistrado de dos juzgados de la Audiencia Nacional, presidente de la Sala de lo Penal de este tribunal y finalmente, desde noviembre de 2017, vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PP. En el órgano de gobierno de los jueces fue el primero en hacer público su patrimonio en el Portal de Transparencia de ese órgano sin estar obligado a hacerlo.

El futuro ministro de Interior se hizo conocido nacionalmente al asumir, de 2014 a 2016 en calidad de magistrado sustituto, el juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional que llevaba Baltasar Garzón.

Como instructor, Grande-Marlaska destacó por la instrucción de causas contra la banda terrorista ETA y paralizando manifestaciones de la izquierda 'abertzale' convocadas por Arnaldo Otegi. También fue el juez que instruyó y archivó inicialmente la causa contra los cargos militares por los errores que hubo en la identificación de los cadáveres tras el accidente del Yak-42, procedimiento que reabrió por orden de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Estuvo amenazado por ETA, que planeó atentar contra él durante unas vacaciones en Ezcaray (La Rioja).

El nuevo ministro del Interior reconoció en una entrevista en televisión que uno de los momentos "más difíciles" de su carrera profesional fue la aplicación de la derogación por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de la 'doctrina Parot'. Precisamente, el voto de calidad de Grande-Marlaska como presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional fue decisivo para la excarcelación de nueve etarras, entre ellos Domingo Troitiño, a los que se alargó su estancia en prisión después de que se les aplicase dicha doctrina.

Homosexualidad

Al margen de su faceta como juez, tras dar a conocer públicamente su homosexualidad Grande-Marlaska ha intervenido en actos y campañas públicas en defensa de los derechos de gays y lesbianas. En diciembre de 2007 participó, junto al presentador Jesús Vázquez y el escritor Boris Izaguirre, en una campaña de salud denominada 'Entre nosotros: usa el preservativo'.

Presos de ETA, ley mordaza y la amenaza yihadista, sus desafíos

Aunque ETA ya se ha disueltotodavía quedan sin resolver más de 300 atentados de la banda y la incógnita de un posible cambio en la política penitenciaria. Son de los desafíos a los que se enfrentará el nuevo equipo de Interior, junto con la amenaza yihadista y la reforma aún pendiente de la ley "mordaza".

Una de las primeras cuestiones que Fernando Grande-Marlaska tiene sobre la mesa es la subida de sueldo de los policías nacionales y los guardias civiles acordada por el anterior Gobierno e incluida en los presupuestos generales del Estado.

Como gesto inicial, el nuevo titular de Interior podría acceder a la petición que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, le hizo al presidente del Ejecutivo: que su primera medida sea la retirada de la Medalla de Plata al Mérito Policial a Antonio González Pacheco, conocido como "Billy el Niño".

En manos del departamento de Marlaska, concretamente en la Secretaría de Instituciones Penitenciarias, también puede estar atender a la solicitud de los dirigentes soberanistas presos de ser acercados a cárceles catalanas.

La presión del narcotráfico en el Campo de Gibraltar, el aumento de la llegada de inmigrantes de forma irregular unido a un posible cambio de modelo de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), una nueva ley de Tráfico -la DGT ya envió a Interior un borrador- o la reforma de la Ley penitenciaria serán otros de los asuntos en los que deberá trabajar el nuevo equipo.

Noticias

anterior siguiente