Enlaces accesibilidad

Gobierno de Pedro Sánchez

La consejera andaluza María Jesús Montero será la nueva ministra de Hacienda

  • Hasta ahora ocupaba la cartera de Hacienda en la Junta de Andalucía
  • Médico de formación, es la segunda andaluza del nuevo gobierno
  • Entre sus retos, los PGE, la financiación autonómica y el techo de gasto
  • Todos los nombres del Gobierno de Pedro Sánchez

Por
María Jesús Montero será la nueva ministra de Hacienda
María Jesús Montero será la nueva ministra de Hacienda. EFE/Julio Muñoz

La actual consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, asumirá la cartera de Hacienda en el Gobierno presidido por Pedro Sánchez, según ha confirmado el secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos en Los desayunos de TVE.

En las últimas horas, la dirección del PSOE Andaluz y la cúpula socialista en Ferraz han mantenido intensas conversaciones en torno a los nombres andaluces que entrarían en el Gobierno. Montero como nueva responsable de Hacienda tendrá la responsabilidad de defender en el Senado los presupuestos de 2018.

María Jesús Montero (Sevilla 1966), la segunda andaluza que se incorpora al gabinete tras la confirmación de que la cordobesa Carmen Calvo será vicepresidenta y ministra de Igualdad, es licenciada en Medicina y Cirugía y máster en Gestión Hospitalaria por la Escuela de Negocios EADA.

Se trata de la más veterana en el gabinete que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, conformó en 2015, cuando Montero repitió en el cargo tras once años formando parte del gobierno andaluz de manera ininterrumpida.

Consejera de Salud

Ostentaba la cartera de Hacienda y Administración Pública desde 2013, departamento al que llegó tras pasar nueve años al frente de la Consejería de Salud, a la que accedió en 2004 de la mano de Manuel Chaves. A este cargo accedió tras ejercer desde 2002 como viceconsejera del mismo departamento.

Anteriormente fue subdirectora médica del Hospital Universitario Virgen de Valme de Sevilla entre 1995 y 1998. En este año se incorporó al complejo sanitario Virgen del Rocío de la misma ciudad, primero como subdirectora médica y posteriormente como subdirectora gerente.

Al margen de su trayectoria en el ámbito sanitario, María Jesús Montero fue presidenta de la Comisión de Marginación del Consejo de la Juventud de Andalucía entre 1986 y 1988, y posteriormente secretaria general del mismo hasta 1990. Desde 2008 es parlamentaria por Sevilla en la Cámara autonómica.

Retos de la ministra

La futura ministra de Hacienda afronta el reto de reformar la financiación autonómica y presentar en unas semanas el techo de gasto para 2019, que será el primer paso de unos presupuestos que tienen que seguir avanzando en la reducción del déficit público.

La reforma de la financiación autonómica, acordada en la VI Conferencia de Presidentes en enero de 2017 y ya con el informe de los expertos, se encuentra a la espera de avanzar en la negociación política, que ha sufrido retrasos por la crisis catalana. De hecho, el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) tenía prevista una reunión a finales de mayo que se pospuso ante la moción de censura.

Rajoy buscaba un consenso lo más amplio posible para sacar adelante esta reforma, en la que esperaba contar con el apoyo del PSOE, y en la que las regiones reclaman que no se privilegie a unas comunidades autónomas sobre otras.

El reto más inmediato de Hacienda será la aprobación en las próximas semanas del límite de gasto no financiero o techo de gasto para 2019, el primer paso de los presupuestos del próximo año, que Sánchez pretende aprobar. Posteriormente, en septiembre, tendría que presentar las cuentas para su tramitación parlamentaria, en la que necesitará sumar apoyos para que estén en vigor cuando comience el año.

Presupuestos e impuestos

Mientras tanto, Sánchez espera contar con los presupuestos de 2018, que el PP ya tenía encauzados pero que ahora pretende enmendar en el Senado, lo que supondría su vuelta al Congreso y una nueva negociación parlamentaria.

En el plan de estabilidad remitido por el gobierno de Rajoy a Bruselas el déficit público bajaba al 2,2% del PIB este año, el 1,3% el próximo y el 0,5% en 2020 para lograr superávit en 2021. Ese plan también prevé la puesta en marcha de un nuevo impuesto para contribuir a sufragar las pensiones, que gravaría determinados servicios tecnológicos de las multinacionales y que todavía está pendiente de desarrollar.

Así, Sánchez tendrá que decidir si avanza en la creación de este tributo para su aplicación inmediata o si espera a la futura normativa europea para gravar a las grandes tecnológicas. El PSOE propuso a principios de año poner en marcha dos nuevos impuestos para sufragar las pensiones, uno sobre las transacciones financieras y otro extraordinario sobre la banca, iniciativas que ahora podría materializar.

Más avanzado está el proceso de reforma del impuesto de la plusvalía municipal, que tiene que adaptarse después de que el Tribunal Constitucional dictaminara que no se puede cobrar este tributo cuando el inmueble o el terreno ha perdido valor. El Congreso ya ha acordado la tramitación de una proposición de ley del PP en ese sentido.

Noticias

anterior siguiente