Enlaces accesibilidad

Los trabajadores del mayor centro logístico de Amazon en España, en pie de guerra

  • El comité de empresa convoca un paro de 48 horas el 21 y el 22 de marzo
  • También a los clientes a no comprar por el Día del Padre
  • Denuncian la imposición de un cambio de convenio que precariza los puestos
  • Amazon se defiende como una empresa "justa" y "responsable"

|

Por
Vista general del centro logístico de Amazon España en San Fernando de Henares
Los trabajadores del almacén de Amazon convocan una huelga los próximos 21 y 22 de marzo y llaman al boicot a los consumidores por el Día del Padre. EFE/Amazon España

Los trabajadores del almacén de Amazon España en San Fernando de HenaresMadrid, están en pie de guerra ante la imposición de un nuevo convenio que, según denuncian, abarata las condiciones laborales. Por eso, el Comité de Empresa del mayor centro logístico que la compañía tiene en España (MAD4), y con suministro a nivel nacional, ha convocado una huelga para los próximos 21 y 22 de marzo y llama al boicot entre los consumidores por el Día del Padre.

Los representantes de los trabajadores afirman que el paro de 48 horas va a ser la mayor huelga que haya tenido Amazon en Europa hasta el momento, después de otras que se reprodujeron durante el año pasado en Alemania, Francia e Italia y donde también se vio afectada la productividad en un día tan clave como el Black Friday, o viernes negro, en noviembre de 2017.

La empresa se encargó de reunir a los trabajadores en grupos de 30 para explicar las posibles consecuencias de que no aceptaran lo que quería la empresa

Una huelga que ha sido secundada por la Asamblea de los Trabajadores con el 75% de los votos. Sin embargo, Marc Balmes, del sindicato CGT y miembro del Comité de Empresa, denuncia las presiones por parte de la dirección, “que se encargó de reunir a los trabajadores en grupos de 30 para explicar las posibles consecuencias de que no aceptaran lo que quería la empresa”.

Aunque la huelga está concentrada en este único almacén, los representantes de los trabajadores estiman que el impacto para Amazon a nivel nacional será "grande", ya que la de San Fernando de Henares, con sus 75.000 metros cuadrados y casi 3.000 trabajadores -2.100 directos y el resto de ETT, según CGT-, suministra a prácticamente todo el territorio nacional.

El de San Fernando de Henares fue el primer centro logístico de España, inaugurado en 2012 El de San Fernando de Henares fue el primer centro logístico de España, inaugurado en 2012

El de San Fernando de Henares fue el primer centro logístico de España, inaugurado en 2012/ms

El otro gran almacén de la empresa es el de El Prat, en Barcelona, pero recientemente ha visto reducida su plantilla, por lo que la de Madrid ha tenido que surtir parte de su oferta en varias ocasiones. Sin embargo, Amazon ha dejado entrever, exponen los representantes, que los otros 46 centros logísticos (con menores capacidades que los dos principales) podrán surtir la demanda que deje de cubrir MAD4.

Denuncian una rebaja de las condiciones laborales

Los empleados parten de unas condiciones laborales “precarias”, denuncia Marc Balmes, del sindicato CGT y miembro del Comité de Empresa. Explica a Rtve.es que los trabajadores de las categorías más bajas están cobrando 1.250 euros netos al mes en 12 pagas, y con bonos semestrales de 400 euros. “No es un salario de miseria”, reconoce, pero sí lo son “los ritmos de trabajo y la mototonía del mismo”.

“Es una empresa que ha dedicado mucho esfuerzo en optimizar todos los puestos para hacer el menor movimiento posible, sin que haga falta pensar, para que los trabajos sean más rápidos”, explica.

En una semana, en tu horario laboral, caminas entre dos y tres maratones

Además, quienes se encargan de recoger y enviar los pedidos, hacen de media 35 kilómetros diarios. “En una semana, en tu horario laboral, caminas entre dos y tres maratones”, expone. Éste y otros trabajos que suponen una carga física, como el de carga y descarga de la mercancía, hace que la salud se vea “resentida a nivel de las articulaciones, especialmente las rodillas, y carga de los músculos de las piernas”, añade.

Por eso, uno de los motivos por el que rechazan el nuevo convenio es porque reduce los complementos por baja común. Es decir, aquella que no se computa como baja por motivos laborales, pero que es a la que se acogen la mayoría de personas que padecen algún tipo de lesión a raíz de su trabajo. “Por ejemplo, si te haces un esguince y no puedes venir a trabajar, tenemos un médico de la empresa que te deriva a la seguridad social y te computa como baja no laboral”, detalla.

Una trabajadora del almacén de San Fernando de Henares, en una imagen de archivo de 2012 Una trabajadora del almacén de San Fernando de Henares, en una imagen de archivo de 2012

Una trabajadora del almacén de San Fernando de Henares, en una imagen de archivo de 2012/ms

El Convenio Provincial de Logística y Paquetería de la Comunidad de Madrid que promueve la dirección de la empresa, rebaja dos meses, de 18 a 16, el tiempo que los trabajadores reciben un complemento para alcanzar el 100% del sueldo que recibirían en caso de no estar de baja, expone Balmes.

Otro de los perjuicios que supondría el nuevo convenio, es que eliminaría una categoría intermedia de las que tiene la empresa y la equipararía a la de "los mozos de almacén". Las categorías más elevadas no verían reducido su sueldo, explica Balmes, pero a efectos prácticos lo verían “congelado”, ya que al ser superior al del nuevo convenio, la diferencia será computada como complemento salarial que irá absorbiendo las subidas sectoriales hasta que se equipare por convenio al que ya tenían antes.

Respecto a las horas extra en los días festivos, pasarían de remunerarse el 120% de una hora normal al 70%, una diferencia “de casi la mitad”, denuncia este representante.

Los representantes de los trabajadores y de la empresa negocian desde hace meses la renovación del convenio firmado en 2015, que expiró el 31 de diciembre de 2016 y fue prorrogado mientras duraban las negociaciones. Sin embargo, de no llegar a un acuerdo, los empleados se verán obligados a acoger el convenio provincial logístico de Madrid.

Llaman al boicot por el Día del Padre

Este martes, los representantes de los trabajadores han decidido llamar a un “boicot temporal” para que los clientes no compren “ningún artículo a la empresa desde el día 14, fecha de la primera movilización anunciada, hasta el 22 de marzo”, cuando finalizará la huelga de 48 horas. Unas fechas que coinciden con el 19 de marzo, Día del Padre, “en que muchas familias aprovechan el momento para hacer todo tipo de regalos”.

El miércoles 14 de marzo tendrá lugar un mitin sindical de los trabajadores de Amazon frente al almacén, a partir de las 14.15, coincidiendo con los cambios de turno de los distintos departamentos.

Los trabajadores han difundido también un manifiesto en la plataforma Change.org para pedir el apoyo de personas y organizaciones “para que la empresa entre en razón y evite la pérdida de derechos que supondrá la implantación de dicho convenio sectorial”.

Amazon defiende las condiciones de trabajo de sus empleados

A principios de mes, desde Amazon señalaron, en declaraciones a Europa Press, que son “una empresa justa y responsable” que tiene “una cultura de diálogo directo”, por lo que “se comprometen a colaborar justamente con todos los empleados” y a ofrecerles “condiciones de trabajo de calidad y un entorno inclusivo”.

También, que la remuneración de sus empleados se encuentra en un “rango alto” del sector logístico y con un “completo paquete de beneficios, que incluye seguro médico privado, plan de pensiones de empresa, seguro de vida y descuentos para empleados”.

Por último, recordaron que Amazon “también tiene en marcha un innovador programa formativo” a través del que financia a sus empleados el 95% de la matrícula y resto de tasas durante cuatro años.

Noticias

anterior siguiente