Enlaces accesibilidad

La Reserva Federal estadounidense empieza a retirar sus estímulos monetarios

  • El banco central comprará menos deuda pública y privada a partir de octubre
  • Reducirá su enorme cartera de deuda, que ronda los 4,5 billones de dólares
  • Esa medida provocará la retirada de liquidez del mercado

Por
 Janet Yellen anuncia la reducción de las compras de deuda puestas en marcha en 2008
Janet Yellen, durante la rueda de prensa de este miércoles posterior a la reunión de la Reserva Federal. AFP

La Reserva Federal de EE.UU. (Fed) empezará a reducir sus compras de deuda a partir de octubre, una medida aplicada de forma masiva desde 2008 para tratar de inyectar liquidez a una economía paralizada por la crisis bancaria y económica del país. La retirada de este multimillonario programa de estímulo se hará de forma progresiva y permitirá recortar la abultada cartera de deuda que posee en estos momentos la Fed, que suma unos 4,5 billones de dólares.

Aunque el banco central norteamericano ha decidido mantener los tipos de interés (ahora situados entre el 1% y el 1,25%), esa disminución en la compra de deuda provocará un efecto similar al de una subida del precio del dinero, ya que servirá para retirar liquidez del mercado y enfriar el mercado monetario.

Una reducción inicial de 10.000 millones al mes

Según ha anunciado la presidenta de la autoridad monetaria estadounidense, Janet Yellen, entre octubre y diciembre dejarán de invertirse 10.000 millones de dólares al mes, 6.000 millones de ellos en bonos estadounidenses y otros 4.000 millones en activos garantizados por créditos hipotecarios.

Cada tres meses, esa reducción irá aumentando en 10.000 millones, hasta que alcanzar un recorte máximo de 50.000 millones mensuales.

La Reserva Federal ya había dejado de comprar deuda 'nueva´, pero seguía reinvirtiendo el capital principal de los bonos y los activos cuando éstos llegaban a término. Ahora, dejará de hacerlo y, cuando madure un crédito, retirará la inversión.

En su comparecencia ante los medios de comunicación, Yellen no descartó que pueda producirse una nueva subida de tipos de interés antes de que acabe el año, algo que los especialistas opinan que puede ocurrir en la reunión de la Fed de diciembre.

Yellen no confirma si seguirá más allá del próximo febrero

Otra de las incertidumbres que rodean el futuro de la Fed es si Yellen continuará al frente cuando concluya su mandato, en febrero de 2018.

"Tengo intención de cumplir con mi mandato como presidenta, no voy a hablar de intenciones más allá de eso", ha señalado en respuesta a las preguntas de los periodistas.

Yellen ha explicado que no ha conversado sobre ese asunto con el presidente de EE.UU., Donald Trump, quien ha afirmado que la considera una de las candidatas junto con Gary Cohn, actual director del consejo de asesores económicos de la Casa Blanca. Corresponde al presidente decidir si opta por mantenerla al frente del banco central o escoge a un sucesor, y ya ha asegurado que tomará una decisión a finales de año.

Noticias

anterior siguiente