Enlaces accesibilidad

La ONG MOAS traslada su labor de rescate a la crisis de los rohinyás por la inseguridad en el Mediterréneo

  • Es la cuarta ONG que deja de operar entre Italia y Libia
  • Más de 120.000 musulmanes rohinyás han huido a Bangladés

Por
Migrantes rescatados en el Mediterráneo desembarcan del barco Phoenix, de la ONG MOAS, en la isla de Sicilia, Italia
Migrantes rescatados en el Mediterráneo desembarcan del barco Phoenix, de la ONG MOAS, en la isla de Sicilia, Italia REUTERS/Darrin Zammit Lupi

La ONG maltesa Migrant Offshore Aid Station (MOAS), que ha rescatado a decenas de miles de migrantes en el Mediterráneo, ha decidido suspender sus actividades en este mar y trasladarse al sureste asiático para ayudar en la crisis desencadenada por el éxodo de los rohinyás.

La ONG informó este lunes que su barco, el MY Phoenix, se trasladará al mar de Andamán debido a la falta de garantías de seguridad tanto para los migrantes como para las tripulaciones que operan frente a las costas de Libia.

MOAS ha rescatado a 40.000 personas en el Mediterráneo desde 2014.

Falta de seguridad para migrantes y tripulaciones

"Tras los recientes episodios en el área del Mediterráneo central, MOAS ha decidido trasladar estratégicamente sus operaciones al sureste asiático" ha anunciado la ONG en un comunicado publicado en su página web [EN].

La ONG, pionera en los rescates en el Mediterráneo, ha advertido de que "no está claro qué sucede en Libia con las personas más vulnerables, cuyos derechos deberían ser salvaguardados de acuerdo con el derecho internacional y en defensa del principio de humanidad".

MOAS no quiere ser parte de un mecanismo en el que, mientras se asiste y se socorre en el mar, no se da la garantía de acogida

"MOAS no quiere ser parte de un mecanismo en el que, mientras se asiste y se socorre en el mar, no se da la garantía de acogida en puertos y lugares seguros".

La organización con sede en Malta es la cuarta ONG que interrumpe sus operaciones en el Mediterráneo central debido a la situación en Libia y a la política europea que prioriza la contención del flujo migratorio. El mes pasado, Médicos Sin Fronteras, Save the Children y la alemana Sea Eye suspendieron sus operaciones.

En la zona aún actúan Proactiva Open Arms, Sea Watch y SOS Mediterranee, informa Reuters.

Alrededor de 13.000 migrantes han muerto en la ruta del Mediterráneo central desde 2014, incluyendo más de 2.500 durante 2017, según datos de la Organización Internacional de Migraciones (OIM).

Al menos 58.000 musulmanes rohinyás han huido a Bangladesh desde agosto
Al menos 58.000 musulmanes rohinyás han huido a Bangladesh d

Al menos 58.000 musulmanes rohinyás han huido a Bangladesh desde agosto EFE EFE/Nyunt Win

Nueva crisis de los rohinyás

MOAS ya trabajó en el sureste asiático durante la anterior crisis de refugiados rohinyás, en 2016. En aquella ocasión, decenas de miles de personas se lanzaron al mar para intentar llegar a Malasia en barcos destartalados y sobrecargados.

La violencia estalló de nuevo el 25 de agosto en el estado de Rakáin, al suroeste de Myanmar (la antigua Birmania), donde viven 1,1 millones de musulmanes rohinyás. Un grupo insurgente musulmán atacó varias comisarías y una base militar. El enfrentamiento ha costado la vida a más de un centenar de personas y ha provocado una ofensiva militar y la venganza de grupos armados budistas que, según diversas ONG, han cometido abusos contra la población civil.

Según las últimas estimaciones de la ONU, 123.600 rohinyás han huido a Bangladés. Decenas de personas han muerto ahogadas al intentar cruzar el río Naf, que sirve de frontera entre ambos países.

El papa Francisco ha pedido que cese la violencia mientras Indonesia, India y Pakistán exigen al gobierno birmano y a la líder de facto del país, la premio Nobel de la paz Aung San Suu Kyique tomen medidas.

La minoría musulmana rohinyá carece de derechos civiles y nacionalidad en Birmania, un país de mayoría budista, cuyas autoridades les consideran inmigrantes ilegales bangladesíes.

Noticias

anterior siguiente