Anterior Trump anuncia que "no aceptará ni permitirá" a las personas transexuales servir en el Ejército Siguiente Mireia Belmonte completa la triple corona con su oro mundial en 200 mariposa Arriba Ir arriba
El exsecretario de Caja Madrid Enrique de la Torre declara en la Audiencia Nacional
El exsecretario de Caja Madrid Enrique de la Torre declara en la Audiencia Nacional. EFE Javier Lizón

El exsecretario de Caja Madrid Enrique de la Torre niega haber dado instrucciones sobre las tarjetas opacas

  • "Sabían mejor que yo lo que era una tarjeta de gastos de representación", dice

  • Varios acusados han declarado que entregaba y explicaba cómo usarlas

  • De la Torre asegura que las tarjetas black eran "neutrales a efectos fiscales"

  • Según el exsecretario de Caja Madrid, eran gastos de empresa deducibles

  • Spottorno, tras hablar con Blesa, entendió que la tarjeta era de libre disposición

  • Virgilio Zapatero, incapaz de explicar si tarjeta era "remuneración o retribución"

|

El exsecretario de Caja Madrid Enrique de la Torre ha negado este lunes que fuera él el encargado de dar a los consejeros instrucciones sobre las tarjetas opacas de la entidad, ya que todos ellos estaban de sobra cualificados para saber lo que era una tarjeta de representación. La declaración de De la Torre contradice la que han prestado varios de los acusados que le han precedido, ya que muchos de ellos -como es el caso de Jesús Pedroche o Arturo Fernández-, le han señalado como la persona que entregaba las tarjetas y explicaba cómo utilizarlas.

Durante su declaración en la Audiencia Nacional como acusado en el juicio sobre el uso irregular de dichas tarjetas, el que fuera secretario del consejo de administración entre 1996 y 2009 ha explicado que "no hay más que ver la composición del Consejo, consejeros de Hacienda, un presidente de la patronal", para ver que "todos ellos sabían mejor que yo lo que era una tarjeta de gastos de representación".

"Yo era el secretario del consejo, yo no daba instrucciones a nadie, si acaso me las daban a mí", ha indicado, aunque ha admitido que en algún caso puntual, como en el del exconsejero en representación de CC.OO. Rodolfo Benito o en el de Mercedes Rojo, sí aclaró lo que se entendía "exactamente por una tarjeta de gastos de representación". Se trataba, ha aclarado, de cargar gastos como almuerzos o libros, pero "siempre" relacionados con la actividad de la empresa.

En este sentido, De la Torre ha querido aclarar que entregó la tarjeta a unos pocos consejeros: "A ninguno de los que ya estaban cuando yo me incorporé [y mucho menos] a los que entraron cuando yo ya había dejado la entidad".

De la Torre: las tarjetas eran "neutrales a efectos fiscales"

El fiscal Anticorrupción Alejandro Luzón le ha preguntado sobre la denominación black para estas tarjetas, según consta en un correo enviado por De la Torre a Jesús Rodrigo, su sucesor en el cargo, correo que el exsecretario cree que puede haber sido modificado y que ya negó haber enviado en la declaración que hizo en la fase de instrucción. En el correo De la Torre se refiere a las tarjetas como "black a efectos fiscales", lo que significa, ha aclarado, que eran "neutrales a efectos fiscales, que eran gastos de empresa deducibles y que no tenían repercusión alguna en la declaración de la renta de los consejeros porque no era retribución".

Solo en alguna ocasión puntual recuerda haber transmitido a algún consejero detalles sobre los límites de gasto, y en cuanto a los justificantes -"a los que me preguntaron, que no fueron muchos"- les explicó que no era necesario guardarlos. "Se me informó, yo creo que por parte de mi antecesor, Juan Sánchez Moreno, que no era necesario que los consejeros aportasen ningún tipo de factura, porque todos los gastos estaban justificados a partir de las boletas que enviaba Visa y que tenían más valor que cualquier recibo emitido por un establecimiento", ha añadido.

En todo momento De la Torre ha defendido que se trataba de gastos de representación, y por eso "nunca se llevó el tema de las tarjetas a la comisión de retribución, porque eran gastos de representación y no retribuciones; de ahí que no aparezcan las tarjetas en las actas".

Spottorno entendió que la tarjeta era de libre disposición

Otro de los acusados, el exjefe de la Casa Real Rafael Spottorno, ha alegado que siempre confió en que el certificado de retenciones proporcionado por la entidad incluía los 223.900 euros gastados con su visa. A preguntas del Ministerio Fiscal, Spottorno ha explicado que entendió que la tarjeta era de libre disposición a tenor de la conversación que mantuvo días antes de su incorporación a Caja Madrid con el entonces presidente de la entidad, Miguel Blesa, quien le explicó "qué funciones iba a tener, lo que esperaba de mi y la retribución, tanto fija como variable".

En este sentido, Spottorno, que ha reconocido haber dispuesto de una segunda tarjeta por los gastos de representación vinculados a su cargo como director de la Fundación Caja Madrid, ha reiterado que "tributaba, como he hecho en 47 años todos los rendimientos de mi trabajo", una vida laboral, "de los cuales 37 o 38 han sido como funcionario" en la que, ha añadido, "nunca he discutido ni he revisado si el certificado que me daban era correcto".

Por su parte, la exdirectora de auditoría interna de la extinta entidad Carmen Contreras ha asegurado a preguntas del Ministerio Fiscal que desconocía el tratamiento fiscal de las tarjetas ya que su departamento solo velaba por la verificación de los procesos que que llevaban a cabo en ella. Sobre el uso que dio a su visa, con la que gastó 266.800 euros, ha reconocido que siempre agotaba su saldo si bien ha matizado que realizaba un control de sus gastos, y ha añadido que en los 30 años que trabajó en la institución siempre realizó su declaración de la renta con el certificado de retenciones que le daba la caja.

Una explicación en la que ha coincidido el exdirector de comunicación de Caja Madrid Juan Manuel Astorqui, que ha aseverado que nunca sospechó de irregularidades en la fiscalidad de su tarjeta ya que en su borrador de la renta le dieron siempre "los mismos cálculos que aparecían en el certificado", aunque ha matizado que "la responsabilidad es de la empresa, no del asalariado".

Otro de los integrantes del comité de dirección Carlos María Martínez ha cargado contra Bankia, cuyo actual equipo denunció la existencia de estas tarjetas, y no ha reconocido ni ha dado veracidad "a la hoja excel" que, en su caso, destapó gastos de casi 300.000 euros.

Virgilio Zapatero no es "capaz" de explicar para qué era su tarjeta opaca

Mientras, el exvicepresidente de Caja Madrid y exministro de Relaciones con las Cortes con Felipe González Virgilio Zapatero ha asegurado no sentirse "capaz" de explicar la naturaleza de la tarjeta ni si constituía "una remuneración o una retribución". Durante su declaración como acusado, Zapatero ha revelado que, aunque la caja le dijo que podía disponer de ella para gastos de libre disposición, se impuso "a sí mismo" utilizarla exclusivamente para gastos relacionados con su actividad como vicepresidente, que en total sumaron 36.000 euros.

Y de hecho, ha relatado que en una ocasión invitó a un almuerzo al actual presidente de Bankia, heredera del negocio bancario de Caja Madrid, José Ignacio Goirigolzarri, cuando éste aún no era el máximo responsable de la entidad y pagó con la citada tarjeta. Por otra parte, el exministro ha lamentado el "juicio paralelo" al que se le ha sometido en los dos últimos años, desde que se conoció el caso, y ha expresado su malestar con Bankia: "No ha actuado lealmente conmigo".

Por su parte, el exconsejero Francisco Javier López Madrid se ha lamentado de las acusaciones de apropiación indebida cuando su grupo familiar "perdió 20 millones de euros invertidos en la salida a Bolsa" de Bankia. En este sentido, y con cierta ironía, el que fuera consejero delegado del Grupo Villar Mir ha aprovechado para mostrar la -a su juicio- incongruencia de las acusaciones definiéndose a sí mismo como "la misma persona que quiso aprovecharse de la entidad para beneficiarme de 30.000 euros".

Tras esta jornada, la sección cuarta de la sala de lo Penal concluye el interrogatorio a los usuarios de las tarjetas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente