Anterior Manuel Valls y Vargas Llosa postulan a Arrimadas como presidenta para "derrotar al nacionalismo" Siguiente Chile se debate entre la continuidad con Guillier y la vuelta de Piñera Arriba Ir arriba
El autor del atentado de Niza es un tunecino de 31 años y residente en Francia
Atentado en Niza

El autor de la masacre de Niza es un tunecino "totalmente desconocido" para los servicios de inteligencia

  • Identifican al conductor del camión como Mohamed Lahouaiej Bouhlel

  • Tenía 31 años y nacionalidad tunecina, aunque residía la ciudad francesa

  • Había sido condenado por una disputa de tráfico y estaba en trámites de divorcio

  • Sin embargo, nunca había sido fichado por una posible radicalización islamista

  • Las claves del atentado en Niza || Especial sobre el atentado en Niza

|

Las autoridades francesas han identificado al autor de la masacre de Niza como Mohamed Lahouaiej Bouhlel, un ciudadano tunecino de 31 años y residente en Niza, que había sido condenado por una disputa tras un incidente de tráfico y estaba en trámites de divorciarse de su esposa, pero que era "totalmente desconocido" para los servicios de inteligencia, puesto que no había mostrado la "mínima señal" de radicalización islamista.

Así lo ha detallado el fiscal de la República de Francia, François Molins, en una comparecencia en la que ha detallado los primeros resultados de las pesquisas puestas en marcha sobre el atentado, en el que murieron 84 personas y otras 200 resultaron heridas, según el último balance oficial.

El autor del atentado ha podido ser identificado porque los agentes han hallado huellas dactilares en el camión que utilizó para perpetrar el ataque, que había sido alquilado tres días antes en una localidad cercana, Saint-Laurent-du-Var; esas huellas se han cotejado con un carné de conduir y una tarjeta bancaria a su nombre encontradas en la cabina del vehículo.

Molins ha detallado que en el habitáculo también había una pistola con sus correspondientes cartuchos, usados y sin usar, así como una segunda pistola automática falsa, una granada desactivada y dos replicas de fusiles de asalto Kalashnikov y M16. Asimismo, se ha hallado en la cabina un teléfono móvil, que está siendo investigado, y otros documentos.

Los investigadores revisan el camión con el que Mohamed Lahouaiej Bouhlel arrolló a la multitud en Niza Los investigadores revisan el camión con el que Mohamed Lahouaiej Bouhlel arrolló a la multitud en Niza

Búsqueda de posibles cómplices

Por otro lado, también se ha registrado su domicilio, ubicado en el barrio de Les Abbattoirs, donde se ha encontrado material informático y más documentación, que también están siendo revisados por los investigadores.

En este sentido, Molins ha señalado que las pesquisas se dirigen ahora a determinar también si Bouhlel actuó solo o si estaba acompañado por algún cómplice que se hubiese dado a la fuga, así como sus posibles relaciones con grupos islamistas radicales.

"Se intentará determinar si tenía cómplices y averiguar si Mohamed Lahouaiej Bouhlel tenía vínculos con organizaciones terroristas islámicas", ha indicado el fiscal, que también ha subrayado que, "aunque el ataque no ha sido reivindicado, este tipo de acciones casa perfectamente con las llamadas a asesinar de esas organizaciones".

Los servicios de seguridad tunecinos han comunicado que Bouhlel es originario de la ciudad de Msaken (noreste del país), donde fue visto por última vez hace cuatro años; estas fuentes coinciden en que no se le conocían opiniones extremistas. Además, la policía de Túnez está interrogando a su entorno familiar, en concreto, a sus cuñados.

Policías franceses junto a la vivienda del sospechoso del atentado de Niza, el 15 de julio de 2016. AFP PHOTO / ANNE-CHRISTINE POUJOULAT Policías franceses ante la vivienda del sospechoso del atentado de Niza

Condena por un altercado de tráfico

Casado y padre de tres hijos, sus vecinos le describen en Le Figaro como un hombre "silencioso" y "solitario", que se ocupaba de sus hijos, pero poco religioso. Bouhlel trabajaba como repartidor y estaba en trámites de divorciarse de su mujer, prima suya, que ha sido arrestada para ser interrogada por los investigadores.

Según el ministro de Justicia, Jean-Jacques Urvoas, Boulhel tenía varios procedimientos judiciales abiertos, aunque hasta ahora solo había sido condenado a seis meses de cárcel por el tribunal correccional de Niza a causa de un altercado en una disputa de tráfico, una sentencia que no le obligaba a entrar en prisión.

Previamente, se le había impuesto un control judicial que cumplió en todos sus aspectos y que se levantó el día de esa sentencia. Durante ese control judicial, abonó la fianza de mil euros que se le había fijado, fue a las convocatorias que tenía cada semana en comisaría y no se acercó al hombre con el que tuvo en enero un incidente de tráfico, al que agredió lanzándole un objeto de madera.

El abogado Corentin Delobel, que le defendió en ese caso, ha asegurado que nada hacía presagiar entonces que pudiera cometer un atentado de ese tipo: "Era un individuo normal, sin nada de particular, no más específico que otros casos que vemos regularmente yo y mis colegas cuando somos llamados de oficio", ha declarado en la cadena BFM TV. Molins, en cualquier caso, ha informado en su comparecencia de que Boulhel tenía antecedentes policiales en Francia por diversos actos de violencia, amenazas, robo y otros delitos entre 2010 y 2016

Un atentado perpetrado con un camión en Niza mata a 84 personas

La sombra del yihadismo

Aunque no ha sido reivindicado, este tipo de ataques casa perfectamente con las llamadas a asesinar de organizaciones terroristas islámicas

Pese a la aparente ausencia de vínculos directos con el yihadismo, el fiscal ha remarcado que el ataque "se corresponde con los llamamientos" que lanzan las organizaciones yihadistas, por lo que, aunque hasta el momento no se ha registrado ninguna reivindicación, está siendo investigado como un atentado terrorista.

Así, cuatro magistrados de la Fiscalía de París se han desplazado hasta la ciudad mediterránea para dirigir las investigaciones y las pesquisas de la Policía, que habían sido puestas en marcha inicialmente por el fiscal de Niza. La investigación abierta por la Fiscalía es por tres cargos: asesinatos e intentos de asesinato, intento de asesinato de personas dotadas de autoridad pública (los policías a los que disparó) y terrorismo.

"Es un terrorista probablemente vinculado al islamismo radical de una manera o de otra", ha señalado el primer ministro, Manuel Valls, en una entrevista en la cadena France 2., aunque el titular de Interior, Bernard Cazeneuve, ha señalado que no hay elementos que permitan afirmar la relación yihadista. Epresidente de la región de Niza, Christian Estrosi, ha declarado a su vez que el atentado "fue perfectamente premeditado y bien estructurado".

Aunque por el momento ningún grupo terrorista ha reivindicado el atentado, los investigadores han señalado que la elección del procedimiento y la fecha recuerdan las instrucciones para cometer atentados de organizaciones terroristas como Al Qaeda o el Estado Islámico. En una grabación en el año 2014, el portavoz oficial de este último grupo, Abu Mohammed al-Adnani, animaba a los que calificaba como "los soldados del Califato", a usar cualquier arma disponible, "si no se puede hacer estallar una bomba o disparar," decía, "deben atropellarlos con su coche."

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente