Enlaces accesibilidad

Dijsselbloem asegura que "no hay un plan B" ante la eventualidad del 'Brexit' aunque sí existe inquietud en la eurozona

  • "Lo seguimos de cerca y estamos considerando posibles escenarios"
  • No cree necesario cambiar las políticas de estabilidad financiera o las fiscales
  • La eurozona está en una "situación mucho mejor que hace unos años"

Por
El ministro de Finanzas de Holanda y el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem
El ministro de Finanzas de Holanda y el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. AFP PHOTO JOHN THYS

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha asegurado que "no hay un plan B" ante la eventualidad de un Brexit aunque ha dicho que existe inquietud entre los socios del euro ante el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (UE).

El también ministro holandés de Finanzas ha señalado que no es necesario que se cambien las políticas de estabilidad financiera o las fiscales, ya que la eurozona está en una "situación mucho mejor que hace unos años, también en la capacidad de absorción ante posibles shocks que puedan ocurrir".

Sin embargo, el ministro irlandés de Finanzas, Michael Noonan, ha destacado que, aunque por el momento la situación "no parece ser dramática", sí hay "planes" ante una posible salida del Reino Unido de la Unión.

"No es posible saber aún todas las implicaciones de un Brexit porque no sabemos el encaje alternativo que se acordará, de modo que no se pueden saber todos los detalles" de cómo quedarían las relaciones entre el Reino Unido y sus socios tras un hipotética salida, ha dicho el ministro de Irlanda, uno de los países que sufriría un mayor impacto en el caso de que su vecino abandonara la UE.

El Brexit, un riesgo para la economía europea en un contexto de desaceleración

"A corto plazo, va a haber muchas turbulencias en los mercados, no hay duda sobre eso, ya se han visto reacciones solo con las encuestas. Y en el largo plazo, se verá un Reino Unido significativamente más débil y una UE significativamente más débil, tanto a nivel geopolítico como económico", ha dicho por su parte el ministro de Finanzas de Suecia, Alexander Stubb.

En este mismo sentido se ha expresado el ministro en funciones de Economía y Competitividad de España, Luis De Guindos, quien ha apuntado que una victoria a favor del Brexit en el referéndum tendría un impacto económico "especialmente relevante" en el Reino Unido, pero ha afirmado que en el caso de Europa sería "una mala noticia desde el punto de vista político".

Por su parte, el titular francés del ramo, Michel Sapin, ha dicho que entiende las preguntas sobre el Brexit, pero que ante todo "son los británicos quienes deben plantearse preguntas y tomar buenas decisiones". "A nosotros nos corresponde iluminarlos, pero sin vulnerar la soberanía del Reino Unido". En su opinión, sería un "drama" para ese país abandonar a sus socios.

Tanto el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, como el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, han recordado que un Brexit supone un riesgo para la economía europea en un contexto de desaceleración mundial. No obstante, ambos han confiado que la consulta que se celebrará dentro de una semana en el Reino Unido dé la victoria a los partidarios de mantenerse en la UE. "El Reino Unido es más fuerte con la Unión Europea y la UE es más fuerte con el Reino Unido", ha dicho Moscovici.

Noticias

anterior siguiente