Enlaces accesibilidad

Bruselas aplaza a julio su decisión sobre si inicia el proceso sancionador contra España por incumplir el déficit

  • Pierre Moscovici: "No es el momento, ni en términos económicos ni políticos"
  • El proceso que acabaría en una multa se iniciaría tras las elecciones generales
  • Bruselas propone dar un año más a España para situar el déficit por debajo del 3%
  • Los nuevos objetivos de déficit se sitúan en el 3,7% este año y en el 2,5% en 2017
  • Pide medidas para reducir el déficit estructural en unos 8.000 millones en dos años

Por
Bruselas concede a España un año más para cumplir con el objetivo de déficit

La Comisión Europea ha dado un año más de margen a España para que sitúe el déficit público por debajo del 3% del PIB, a cambio de realizar "importantes esfuerzos" (ver .PDF en inglés), y ha aplazado hasta principios de julio la decisión que debe tomar para certificar la "falta de acción efectiva" de España para reducir el desfase en sus cuentas públicas, lo que iniciaría el proceso para imponer en último término una multa a al país que podría llegar a ser del 0,2% del PIB, algo más de 2.000 millones de euros.

De esta forma, Bruselas ha decidido no mover ficha hasta después de las elecciones generales, que se celebrarán el 26 de junio, y ha accedido a la petición del Gobierno en funciones de dar un año más al país para dejar el déficit por debajo del 3%. El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, ha explicado que Bruselas propone dar un año extra "y solo uno" a España, "lo que significa que deben hacerse importantes esfuerzos, que también deben ser realistas".

Moscovici ha afirmado en rueda de prensa que se había especulado mucho sobre si la Comisión Europea iba a proponer que se pusiera en marcha el proceso sancionador. "No es el momento, ni en términos económicos ni en términos políticos (para iniciarlo)", ha asegurado el comisario francés.

"Hemos tenido en cuenta el momento que estamos dentro del ciclo económico, ante la ralentización mundial y de la mayor parte de los socios comerciales del club comunitario. (...) Y es cierto que [en el caso de España] no tenemos un Gobierno que pueda tomar las decisiones necesarias", ha explicado Moscovici.

Por su parte, preguntado por la intención de Rajoy de acometer una nueva rebaja fiscal en caso de volver a ser elegido presidente del Gobierno tras las elecciones -algo que el presidente del Gobierno ha asegurado en una entrevista al diario Financial Times-, el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, ha apuntado que corresponde a España "tomar sus propias decisiones sobre fiscalidad" mientras que cumpla con los objetivos marcados.

Da un año más a España para bajar el déficit del 3%

Y es que la Comisión Europea ha propuesto una nueva senda de reducción del déficit que prevé una rebaja del mismo hasta el 3,7% del PIB en 2016 y hasta el 2,5% el año que viene. Bruselas ha fijado un objetivo algo más laxo que el del Gobierno en funciones para 2016, pero ha endurecido el de 2017. El Ejecutivo de Mariano Rajoy preveía en el Plan de Estabilidad un déficit del 3,6% este año y del 2,9% el que viene.

Teniendo en cuenta que España cerró el año 2015 con un desfase del 5% del PIB, ocho décimas por encima del objetivo, que era del 4,2%, los objetivos de Bruselas implican hacer ajustes por valor de más de 25.000 millones de euros en dos años. De ellos, algo más de 13.000 millones se tendrían que realizar este año, algo que ve factible la autoridad fiscal independiente (AiREF) siempre que se limite el gasto. De cumplirse con el objetivo de déficit en 2016, de cara al año 2017 habría que recortar otros 12.000 millones de euros para acabar el ejercicio en el 2,5%. Y ese ajuste lo tendría que realizar el próximo Ejecutivo, que debería salir de las urnas el próximo 26 de junio.

Eso sí, a cambio de dar más tiempo, el Ejecutivo comunitario exige "garantizar una corrección duradera del déficit excesivo de aquí a 2017". Por eso, para lograr los nuevos objetivos, Bruselas pide usar "todos los ingresos no previstos" para reducir déficit y deuda y poner en marcha "medidas estructurales necesarias" (que no especifica). Teniendo en cuenta lo anterior, la Comisión Europea reclama una reducción del déficit estructural del 0,25% este año y del 0,5% el que viene, cifras que equivalen a unos 8.000 millones de euros en dos años.

En concreto, según ha señalado el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, "se recomienda un esfuerzo presupuestario adicional" para rebajar el déficit. Y esto pasa, según Bruselas, por "implementar en todos los niveles gubernamentales los instrumentos establecidos en el marco fiscal" (como la ley de estabilidad presupuestaria), "mejorar los mecanismos de control para la contratación pública y coordinar las políticas de compra entre los diferentes niveles de gobierno".

La Comisión Europea volverá a analizar la situación tras las elecciones

El comisario francés, no obstante, ha querido "reafirmar la voluntad rigurosa de la Comisión Europea de hacer respetar las reglas" y ha recordado que en julio, tras las elecciones generales, se analizará la situación del país teniendo en cuenta "la situación pasada y los compromisos tomados a futuro". Y entonces se decidirá si se abre el procedimiento para multar o no a España.

El Ejecutivo comunitario ha decidido lo mismo en el caso de Portugal, país al que también propone dar un año más para dejar su déficit por debajo del 3%, en este caso en 2016. "En línea con su deber de supervisar la implementación del procedimiento por déficit excesivo bajo el artículo 126 del Tratado, la Comisión volverá a la situación de estos dos Estados miembros a principios de julio".

Preguntado por las previsibles críticas que puede recibir ahora la Comisión Europea por no haber hecho una interpretación más estricta de las reglas europeas de disciplina fiscal establecidas por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, Moscovici ha asegurado que el Ejecutivo comunitario ha tenido en cuenta también "que los dos países han sufrido la crisis, que sus tasas de paro siguen siendo extremadamente altas y que ambos han hecho en el pasado esfuerzos significativos en materias de reformas".

Recomendaciones de Bruselas a España

Además de la reducción del déficit, la Comisión Europea ha pedido a España que tome medidas para mejorar la integración en el mercado laboral al centrarse en el apoyo individualizado y reforzar la eficacia de las medidas de formación. El Ejecutivo comunitario considera además que España debe mejorar la capacidad de los servicios regionales de empleo y la coordinación de éstos con los servicios sociales, y hacer frente a las brechas y disparidades en los sistemas de renta mínima y mejorar los esquemas de apoyo a familias.

Bruselas quiere asimismo que España actúe más para mejorar la relevancia de la educación superior en el marcado laboral, al ofrecer incentivos para la cooperación entre universidades, empresas y centros de investigación. Y recomienda aumentar la financiación basada en el rendimiento de entes públicas de investigación y universidades y fomentar la inversión en investigación e innovación por parte del sector privado.

Otra recomendación dirigida a España es que acelere la implementación de la ley de garantía de la unidad de mercado a nivel regional y asegure la aplicación en las regiones de las reformas adoptadas para el sector minorista. Asimismo, pide que adopte la planeada reforma de los servicios profesionales y asociaciones.

El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, ha calificado de adecuada y equilibrada la decisión de dar un año más de margen a España para cumplir con el déficit público. Además se ha mostrado "convencido de que no habrá multa por el crecimiento económico de España.

Guindos: "Cerca del 30% del crecimiento de la zona euro lo aporta España"

Noticias

anterior siguiente