Enlaces accesibilidad

Draghi dice que el crecimiento en la eurozona "gana impulso" apoyado por las medidas del BCE

Por
El presidente del BCE, Mario Draghi, comparece ante la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo
El presidente del BCE, Mario Draghi, comparece ante la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo. REUTERS REUTERS/Yves Herman

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha destacado que el crecimiento económico en la zona euro está "ganando impulso" y que el crédito empieza a llegar a empresas y hogares, gracias a las medidas de estímulo adoptadas por el BCE y en particular el programa de compra de deuda por valor de 60.000 millones de euros al mes.

No obstante, ha reclamado a los Gobiernos que hagan su parte cumpliendo el Pacto de Estabilidad y acelerando las reformas.

Draghi, que ha comparecido ante la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo, ha señalado que la base para la recuperación en la eurozona se ha reforzado claramente por "la caída de los precios del petróleo, la reafirmación gradual de la demanda externa, la relajación de las condiciones de crédito gracias a nuestra política monetaria acomodaticia y la depreciación del euro".

Además, el presidente del BCE ha pronosticado que la inflación en la eurozona "seguirá siendo muy baja o negativa en los próximos meses" pero "empezará a subir gradualmente hacia finales del año". El BCE prevé de media una inflación del 0% en 2015, del 1,5% en 2016 y del 1,8% en 2017.

Baja el crédito por el menor coste de financiación para la banca

Las intervenciones del BCE están permitiendo que "los bajos tipos de interés en los mercados de capital se transmitan cada vez más a toda la cadena de intermediación financiera". "Los menores costes de financiación para los bancos han empezado a influir en el coste del crédito para hogares y empresas", ha dicho Draghi.

Draghi ha explicado que la aplicación del programa de compra de deuda -iniciado el 9 de marzo- ha comenzado "sin problemas" para alcanzar el objetivo de los 60.000 millones mensuales y que "no vemos signos de que no haya bastantes bonos para comprar".

De hecho, el BCE ha informado de que ha comprado hasta el 20 de marzo deuda pública por valor de 26.300 millones, cifra que no incluye las adquisiciones de los dos últimos días de la semana pasada porque todavía no están liquidadas.

El programa continuará "al menos hasta finales de septiembre de 2016" y en cualquier caso hasta que haya un "ajuste sostenible" en la senda de inflación para cumplir el objetivo de que esté cerca pero por debajo del 2%, ha dicho el banquero italiano.

Además, Draghi ha pedido que las políticas presupuestarias soporten el crecimiento y al mismo tiempo garanticen la sostenibilidad de la deuda. "Una aplicación completa y coherente del Pacto de Estabilidad es clave para la confianza en nuestro marco presupuestario", ha avisado.

Draghi niega que el BCE esté chantajeando a Grecia

Respecto a Grecia, Draghi ha negado que esté chantajeando a Atenas y ha resaltado que la exposición del BCE al país se ha duplicado desde diciembre y alcanza ya 104.000 millones, el 65% del PIB heleno.

De hecho, el BCE está dispuesto a volver a aceptar la deuda griega como garantía en sus operaciones de liquidez cuando exista una "perspectiva creíble" de concluir el rescate, ha apuntado Draghi. En cuanto a la liquidez de emergencia para la banca, ha avisado de sus "limitaciones" porque la normativa vigente prohíbe la "financiación monetaria".

Además, ha criticado al nuevo Gobierno griego, y en particular, aunque sin citarle, a su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, por hablar de "quiebra" e "insolvencia", alegando que ello ha perjudicado a la banca helena y dificultado la tarea del BCE.

No obstante, el presidente del BCE "confía" que las negociaciones entre Grecia y sus socios se lleven a cabo con "buena voluntad" y concluyan "satisfactoriamente". Aunque, el Gobierno griego "debe comprometerse a respetar las obligaciones de deuda con sus acreedores".

Noticias

anterior siguiente