Enlaces accesibilidad

Bruselas eleva las previsiones de crecimiento de la zona euro dos décimas en 2015, hasta el 1,3%

  • Sube la estimación de crecimiento de Alemania, hasta el 1,5% para este año
  • Por primera vez desde 2007 espera que crezcan todos los países de la UE
  • Inflación en la eurozona del -0,1% este año antes de subir al 1,3% en 2016

Por
Bruselas mejora su previsión de 2015 para España, crecerá un 2,3% aunque no cumplirá el déficit

La Comisión Europea (CE) ha elevado ligeramente su previsión de crecimiento para la eurozona este año, cuando el PIB aumentará un 1,3%, dos décimas más de lo estimado el pasado mes de noviembre, por el fortalecimiento de la demanda y la política monetaria "muy acomodaticia" (del BCE).

Se trata "de la primera vez desde 2007 en que se espera que todas las economías de la UE crezcan" y que lo hagan sobre la base de un aumento de la demanda a nivel nacional e internacional, así como de una política monetaria más ajustada y de una posición fiscal más neutral, según los expertos del Ejecutivo comunitario.

El crecimiento de la zona euro se sustenta en la mejora prevista del comportamiento de tres de las grandes economías de la zona: Alemania, Francia y España, la que más prevé que crezca de ellas.

Crecen más los grandes países

En concreto, Bruselas cree que el PIB de Alemania se expandirá en 2015 un 1,5% y no un 1,1%, como aseguraba en las previsiones de otoño. Algo parecido ocurrirá con Francia, cuyas previsiones aumenta en tres décimas (pasa del 0,7% al 1%). No pasa lo mismo con Italia, para quien la Comisión Europea mantiene que su economía se expandirá solo un 0,6%.

Más optimista es el Ejecutivo comunitario para 2016, año en el que estima que Alemania crecerá un 2%; Francia, un 1,8%; Italia, un 1,3% y España, un 2,5%. Fuera del euro, el PIB del Reino Unido se elevará un 2,6% este año y un 2,4% el que viene.

La economía de la eurozona se expandirá un 1,9%, según las previsiones anunciadas por Bruselas este mismo jueves. Para el conjunto de la UE, la Comisión Europea prevé un crecimiento del 1,7% para este año y del 2,1% para el siguiente.

La Comisión ha avisado de que desde otoño la incertidumbre y los riesgos han aumentado debido a las tensiones geopolíticas (en particular el conflicto en el este de Ucrania), la volatilidad en los mercados financieros (por las dudas en Grecia) y la divergencia de las políticas monetarias entre las grandes economías del mundo, así como a la incompleta aplicación de reformas estructurales.

"Las perspectivas económicas para Europa son hoy un poco más brillantes que cuando presentamos nuestras últimas previsiones. La caída en los precios del petróleo y un euro más barato están proporcionando un estímulo bienvenido para la economía de la UE", ha dicho el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. "Pero todavía queda mucho trabajo duro por hacer para generar empleo", ha agregado.

Bajada ligera de las previsiones de Grecia

Por lo que se refiere a Grecia, la CE revisa ligeramente sus previsiones hasta situarlas en el 2,5% para este año (en lugar del 2,9% calculado en noviembre) y el 3,6% en 2016 (en lugar de 3,7%). "La incertidumbre sobre la dirección de las políticas está afectando a la confianza y podría hacer mella en la velocidad de la recuperación", avisa el Ejecutivo comunitario que trabaja con la expectativa de que Atenas cumpla con sus compromisos.

Moscovici ha señalado que "el crecimiento ha vuelto a Grecia" y que desea una política para este país y para el resto de la UE que "consolide el crecimiento, pero también que cree empleo y reduzca las desigualdades". Ha reconocido que las reformas han sido difíciles para los griegos y que han hecho "sacrificios duros".

El comisario apunta que "hay una voluntad por parte de los socios de Grecia en el sentido de entender claramente cuál es el programa que las autoridades griegas quieren llevar a cabo". Así, recuerda que "los contactos continúan" y que "todo el mundo quieres que Grecia permanezca en la eurozona, pero todos quieres que este país cumpla los compromisos que había asumido".

El país más dinámico en su crecimiento es Irlanda, la CE prevé que su PIB avance un 3,5% este ejercicio y un 3,6% en 2016. En el lado contrario, Croacia será el Estado europeo con un avance más moderado, un 0,2% en 2015 y un 1% el año que viene.

Inflación negativa en la eurozona este año

La Comisión prevé que la inflación siga cayendo durante la primera mitad del año debido a la bajada del precio del petróleo y de las materias primas. Los precios sólo empezarán a remontar desde mediados de 2015 y en 2016 a medida que la recuperación se acelere y los salarios suban.

En la UE, la inflación se situará de media en el 0,2% en 2015 y en el 1,4% el año que viene, mientras que en la eurozona será del -0,1% este año antes de subir al 1,3% en 2016.

Aún no hablamos de deflación. Es un riesgo que tenemos que prevenir

La Comisión se niega a hablar de deflación. "Un periodo prolongado de inflación muy baja o negativa podría perjudicar la inversión y los esfuerzos de reducción de la deuda, atrapando la economía en un crecimiento porcentual bajo", matiza Moscovici. "Es por lo que todavía no hablamos de deflación. Sabemos que hay un riesgo que tenemos que prevenir mejor que curar", añade.

En estas condiciones, la creación de empleo en la UE se acelerará en los próximos meses, pero la tasa de paro sólo disminuirá lentamente, ya que "el crecimiento económico será insuficiente para una mejora marcada". La tasa de paro caerá al 9,8% en la UE y al 11,2% en la eurozona en 2015 y al 9,3% y al 10,6% en 2016.

Por su parte, el déficit seguirá cayendo hasta el 2,6% este año y el 2,2% en 2016 en la UE y el 2,2% y el 1,9% en la eurozona. Y el nivel de deuda pública tocará techo este año en la eurozona en el 94,4% y bajará al 93,2% en 2016 (88,3% y 87,6%, respectivamente, en el conjunto de la UE).

Noticias

anterior siguiente