Enlaces accesibilidad

Dos bancos griegos piden al BCE que les dé acceso a liquidez extra después de las elecciones

  • Aseguran que no la necesitan ahora y que se trata de una medida preventiva
  • Temen que se produzca falta de liquidez por el resultado de los comicios

Por
La bandera de Grecia ondea junto a la de la UE delante del Partenón en Atenas
La bandera de Grecia ondea junto a la de la UE delante del Partenón en Atenas. AFP AFP/ LOUISA GOULIAMAKI

Dos de los cuatro mayores bancos de Grecia -Eurobank y Alphabank- han solicitado al BCE la posibilidad de recurrirr al programa de liquidez de urgencia de ese organismo europeo, en caso de que se produzca una falta de liquidez después de las elecciones helenas del próximo día 25.

Ambos bancos han confirmado a la Agencia France Presse que han pedido al Banco Central Europeo que examine esa solicitud en su reunión del próximo jueves, ya que la activación de ese programa se decide caso a caso.

"Se trata de una petición realizada como medida de precauciónEn la actualidad, no necesitamos acudir al programa y no preveemos utilizarlo", ha asegurado una fuente interna de Eurobank.

Desde el Alphabank también subrayan que se trata de una decisión preventiva, derivada de las elevadas retiradas de fondos registradas en diciembre y la evolución del franco suizo tras la eliminación de su cambio fijo con el euro.

El Banco de Grecia no descarta que el Banco Nacional y el del Pireo pidan también poder acudir al mecanismo de asistencia. Tres de los cuatro bancos más grandes del país suspendieron los últimos test de estrés del BCE (el Alphabank lo aprobó), aunque el del Pireo pasó la evaluación global porque ya había cubierto su déficit de capital a lo largo de 2014.

Incertidumbre preelectoral

Todos los bancos griegos ya recurrieron a ese programa extraordinario del BCE en los momentos más graves de la crisis de deuda, pero la relativa mejora de la economía griega les permitió salir adelante sin su asistencia desde mayo de 2014.

Hace una semana, el banco central heleno pidió información a las entidades de crédito del país para asegurarse de su solvencia y de su resistencia ante eventuales problemas de liquidez.

Varios medios de comunicación griegos han adertido de que las elecciones y la perspectiva de un triunfo del partido de izquierdas Syriza -al que los sondeos dan una ventaja del 3% sobre la formación conservadora Nueva Democracia- podría desencadenar una huída de capitales.

El Gobierno del primer ministro y líder de Nueva Democracia, Andonis Samaras, asegura que el país podría entrar en suspensión de pagos si no se logra un acuerdo con la troika -integrada por la Comisión Europea, el BCE y el FMI-, que exige nuevos recortes y reformas para desbloquear los últimos tramos de ayuda del segundo rescate de Grecia.

Por su parte, Syriza ha reiterado en las últimas semanas que -si alcanza el Gobierno tras las elecciones- una de sus prioridades será negociar una reestructuración de la deuda y revertir algunas de las reformas que más han castigado a la población griega, dos aspectos innegociables hasta ahora para la troika.

Noticias

anterior siguiente