Enlaces accesibilidad

El PSOE proclamará a Pedro Sánchez como secretario general en el Congreso de la unidad

Por
New secretary general of Spain's Socialist Party Sanchez looks on after being elected to replace outgoing leader Rubalcaba, at PSOE's headquarters in Madrid
El nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tras ganar las primarias. REUTERS REUTERS

Pedro Sánchez será oficialmente este sábado el nuevo secretario general del PSOE tras su proclamación en el Congreso Extraordinario de este fin de semana, en el que se espera un ambiente de total unidad en torno al nuevo líder, que este viernes ya ha dado a conocer quien le acompañará en esta nueva travesía socialista.

Como número dos acompañará a Sánchez el líder del PSOE riojano, César Luena, y la andaluza Micaela Navarro, que preside el PSOE-A, es la propuesta para presidir el partido en el ámbito federal.

Está pendiente de conocerse al resto de miembros de la Ejecutiva. Todo apunta a que formarán parte de ella el líder del PSOE vasco, Patxi López; la exdiputada Carme Chacón (posiblemente en Política Internnacional), además de los 'barones' regionales Ximo Puig (Valencia), Emiliano García Page (Castilla-La Mancha) y Tomás Gómez (Madrid), entre otros.

Sánchez se había comprometido en estos días previos a elegir una Ejecutiva "paritaria, renovada, fuerte y con gente capaz" para abrir un nuevo tiempo, no solo en cuanto a discurso sino en cuanto a rostros.

Los socialistas pondrán fin con este Congreso a un proceso que arrancó en plena resaca de las elecciones europeas en las que, tras el batacazo del PSOE, su líder, Alfredo Pérez Rubalcabadecidió tirar la toalla y dar paso a aire nuevo en el partido.

Sea como sea el liderazgo del nuevo secretario general, diputado en el Congreso por Madrid, siempre podrá decir que su elección fue histórica y marcó un antes y un después en un partido con 135 años de historia y casi 200.000 militantes.

Por primera vez, los militantes deciden

Por primera vez los militantes de base han decidido quién será su líder en unas elecciones primarias abiertas que ganó Sánchez con el 49% de los votos, frente a los otros dos candidatos que optaron a la Secretaría General: Eduardo Madina, que obtuvo el 36% de los votos; y José Antonio Pérez Tapias, el 15%.

Y así será a partir de ahora. En en este Congreso, que se celebrará bajo el lema "Cambiando...cambiando el PSOE, cambiando España", se modificarán los estatutos federales para que la elección del secretario general siempre sea mediante voto individual, secreto y directo de la militancia.

Cosas del destino, fue precisamente el principal rival de Sánchez en esas primarias, Eduardo Madina, el que inició la batalla para que los militantes tuviesen la última palabra, frente a la tradicional fuerza de las delegaciones territoriales que, hasta la fecha, decidían quién mandaba en Ferraz.

Nuevo líder socialista por "aclamación" y adiós a Rubalcaba

El PSOE ratificará este sábado a las 18:00 horas a Sánchez como secretario general por el método de "aclamación" de los 1.036 delegados llamados a participar, representando a todas las federaciones regionales. Las cuatro federaciones que más delegados aportan son Andalucía (241), Cataluña (106), Comunidad Valenciana (90) y Madrid (83).

El resultado de la consulta "no vinculante" que ganó Sánchez tendrá valor jurídico desde el momento en que el Congreso apruebe el llamado "dictamen de la comisión organizadora de la consulta para la Secretaría General".

El Congreso votará, además, a la Comisión Ejecutiva Federal, el Comité Federal y la comisión ética y de garantías.

Este mismo sábado se espera que el nuevo líder socialista dirija unas palabras a los delegados, pero el domingo dará su primer discurso oficial como secretario general. Antes que él, dirigieron el partido Alfredo Pérez Rubalcaba, José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González, entre otros, que acompañarán al nuevo líder en su puesta de largo en el hotel Auditorium de Madrid.

Rubalcaba ofrecerá su discurso inaugural del Congreso el sábado a la 13:00. Será su despedida como líder del PSOE, cargo que ha ocupado durante dos años, y de la política, que abandona después de 21 años para volver a la docencia en la Universidad Complutense.

El histórico socialista se hizo con el mando del PSOE en el 38º Congreso tras una reñida disputa con Carme Chacón, a la que ganó finalmente por tan solo 22 votos, y que ahora formará parte del núcleo duro de Sánchez en el PSOE.

Este Congreso Extraordinario contará además con cuatro foros de debate: Igualdad como respuesta a la crisis, municipalismo socialista, oportunidades de empleo para todos y cambio climático, sostenibilidad y seguridad.

El de este fin de semana será el octavo cónclave extraordinario de los socialistas en toda su historia, aunque el segundo en democracia, tras el celebrado en 1979, después de que Felipe González renunciara a su reelección en un congreso ordinario. Los otros seis congresos extraordinarios se celebraron en el exilio bajo la dictadura franquista.

Susana Díaz, su principal valedora

Muchos ven a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, que presidirá el Congreso socialista como la auténtica artífice del triunfo de Sánchez, economista y profesor de 42 años.

La andaluza presidirá el nuevo Consejo de Política Federal, antes denominado Consejo Territorial, que reúne a los 'barones'.

Ella nunca se decantó públicamente por nadie- como ningún líder regional'- antes de la consulta, pero lo cierto es que Sánchez arrasó en las primarias en Andalucía, de donde vinieron también la mayoría de los avales que le hicieron pasar de candidato desconocido a 'favorito' y 'candidato del aparato', apelativo que él siempre ha rechazado.

Sánchez también ganó en Aragón, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Galicia, La Rioja, Madrid, Murcia, Valencia, Melilla y entre los militantes de América.

Con Susana Díaz mantuvo la primera reunión nada más ganar las elecciones primarias y con ella también almorzó este jueves en la sede del PSOE, en Ferraz, solo un día antes de anunciar los nombres de su Ejecutiva. Está previsto que la presidenta de Andalucía también intervenga en la apertura del Congreso.

Las primarias en noviembre se diluyen

Fue precisamente en esa primera reunión con Díaz donde se empezó a hablar de la conveniencia o no de iniciar otra 'guerra' interna en el PSOE en noviembre, fecha prevista para la celebración de las primarias para elegir al candidato socialista a la Moncloa.

A pesar de que Sánchez, Madina y Pérez Tapias se comprometieron a celebrar esa consulta en esa fecha si eran elegidos, el nuevo líder empezó a escuchar a los 'barones' que, lejos de animarle a que las convocara, le plantearon sus dudas sobre su celebración antes de las elecciones municipales y autonómicas, previstas para la primavera de 2015.

La líder de Andalucía no es partidaria de que el PSOE se "entretenga mirándose a sí mismo" en un momento tan delicado electoralmente y esta es la premisa que el resto de ''barones' han seguido al pie de la letra.

De esta manera, las primarias en noviembre se han ido diluyendo hasta el punto de que ya nadie las exige salvo Madina, que rechazó formar parte de la Ejecutiva del PSOE.

El nuevo líder ha insistido en su compromiso de convocarlas pero ha dicho que se celebrarán cuando más convenga a los intereses del PSOE.

Todos los líderes regionales también consideran que Sánchez, al que le ven líder no solo en el partido, debe optar a la candidatura para ser presidente del Gobierno. Algunos, incluso, van más allá y abogan por que sea el único candidato.

Sánchez ya ha ofrecido a Rajoy un pacto de reforma constitucional

Tras ganar las primarias, Sánchez se autoproclamó "el secretario general de la unidad" y prometió un equipo "tan a la izquierda como la militancia".

Ya en ese primer discurso lanzó mensajes más propios de un candidato a la Moncloa asegurando que había comenzado "el principio del fin del mandato de Rajoy".

Este mismo lunes se reunirá con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que le mostrará, ha dicho, una voluntad de diálogo "sincero, leal, fiable y claro".

Le invitará a que abandone el 'no' en relación al debate de Cataluña y le ofrecerá un pacto para la "necesaria" reforma constitucional para avanzar hacia el Estado federal.

Sánchez, que no ha parado de lanzar mensajes del que sería su 'programa' como secretario general, se ha comprometido a defender a la clase media frente a las políticas del PP y a recuperar el diálogo social  con sindicatos y empresarios.

Se ha comprometido a derogar la refoma laboral si el PSOE llega a la Moncloa y presentar una reforma fiscal pensada en las familias. Sánchez quiere, además, garantizar una educación y sanidad universal y gratuita para todos y eliminar los copagos.

Las líneas maestras de su estrategia política se conocerán el domingo, cuando suba al escenario vestido ya de secretario general del PSOE.

Noticias

anterior siguiente