Anterior Interior niega que haya una brecha de seguridad en el DNI electrónico Siguiente Mladic, condenado a cadena perpetua por genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad Arriba Ir arriba
Carga fiscal sobre el trabajo y cotizaciones sociales en porcentaje del PIB
En azul, la carga fiscal del trabajo en la UE; en rojo, en la zona euro. Eurostat

La presión fiscal en España subió al 32,5% del PIB en 2012 pero es inferior a la media europea

  • El ratio de impuestos en relación al PIB aumentó siete décimas de 2011 a 2012

  • La media de la presión fiscal de la eurozona supera el 40%

|

El ratio general de impuestos en relación con el Producto Interior Bruto, es decir, la suma de los impuestos y las cotizaciones sociales obligatorias en porcentaje del PIB, subió hasta el 32,5% en España en 2012, siete décimas por encima del ejercicio anterior (31,8%).

La presión fiscal en España se sitúa por debajo de la media tanto de la UE-28 (39,4%) como de la zona euro (40,4%), según datos de 2012 publicados este lunes por la oficina estadística europea Eurostat.

La carga fiscal varía entre los Estados miembros, que van de menos del 30% del PIB en Lituania en 2012 (27,2%), Bulgaria y Letonia (ambas el 27,9%), Rumanía y Eslovaquia (ambos 28,3%) e Irlanda (28,7%), a más del 40% del PIB en Dinamarca (48,1%), Bélgica (45,4%), Francia (45,0%), Suecia (44,2%), Finlandia (44,1%), Italia (44,0%) y Austria (43,1%).

Mayor carga fiscal sobre el trabajo

Los impuestos sobre el trabajo representan la principal fuente de recaudación fiscal en 24 Estados miembros. La carga sobre los asalariados supone más del 50% en 13 países. En España, su peso es del 53%, mientras que en Suecia supera el 58%, en Holanda y Austria, el 57%, y en Alemania rebasa el 56%. Los tributos sobre los trabajadores solo son inferiores al 40% en Bulgaria, Malta, Chipre y el Reino Unido.

La proporción de los impuestos sobre el consumo ha caído en España en porcentaje del PIB del 26,8% en 2011 al 26,5% en 2012 pese a las subidas del IVA y de los impuestos especiales. Los tributos que gravan el consumo son la principal fuente de recaudación para Bulgaria, Croacia, Malta y Rumanía.

Los impuestos sobre el capital representan en 2012 la menor proporción del sistema fiscal en todos los miembros de la UE. En España, suponen el 22,9%, dos puntos más que en 2011. Las tasas más altas, superiores al 27%, se registran en Luxemburgo y el Reino Unido. El mejor tratamiento fiscal del capital se encuentra en Estonia (7,1%) y Eslovenia (9,8%).

España tiene la presión fiscal efectiva más baja sobre el consumo

Eurostat señala que la presión fiscal real sobre el trabajo ha aumentado en los Veintiocho al pasar del 35,8% en 2011 al 36,1% en 2012. Destaca la baja carga fiscal sobre los asalariados en Malta, del 24,5%.

El tipo efectivo de los impuestos sobre el consumo permanece estable en el 19,9% en el conjunto de la UE en 2012. La oficina estadística europea subraya que la presión fiscal más baja sobre el consumo se da en España con un 14% en 2012, seguida por Grecia con un 16,2%, la más elevada se registra en Dinamarca (30,9%).

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente