Enlaces accesibilidad

La ley de emprendedores favorece a los negocios viables, según el Banco de España

  • Cree que se mantiene el sesgo favorable para las empresas pequeñas
  • Valora el IVA de caja y la responsabilidad limitada de los emprendedores

Ver también: Boletín económico del Banco de España (en .pdf)

Por
Fachada de la sede del Banco de España en Madrid BdE.es

El Banco de España considera que la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización contiene avances que deberían "favorecer la supervivencia de negocios viables y facilitar el emprendimiento y la innovación".

El último boletín económico de Banco de España valora así esta ley, aunque señala que introduce una "cierta complejidad en el entramado institucional español" y que "mantiene el sesgo" favorable a las empresas de menor tamaño.

El organismo también recuerda que España presenta "debilidades institucionales que dificultan una adecuada dinámica empresarial" y que ocupa el puesto 136 de 185 países en cuanto a la facilidad de crear un negocio de la publicación Doing Business 2013, del Banco Mundial.

En concreto, el Banco de España destaca los cambios que introduce la ley en el régimen legal de insolvencia, sobre todo en el caso de autónomos y pequeños empresarios, al introducir la figura del emprendedor de responsabilidad limitada, que impide, por ejemplo, que en muchos casos se pueda perder la vivienda por las deudas del negocio.

También en casos de insolvencia, la ley posibilita una segunda oportunidad o fresh start, un mecanismo extrajudicial al que podrán acogerse autónomos y empresas con pasivos inferiores a cinco millones de euros, que permite el diseño de un plan de pagos, con quitas de hasta el 25% de los créditos y moratorias de hasta tres años.

IVA de caja

El Banco de España también valora el sistema de gestión del IVA, que se liquida mediante el criterio de caja para empresas y autónomos cuyo volumen de operaciones no supere los dos millones, lo que les permitirá no tener que pagar el impuesto hasta que les sea abonado el importe de la factura.

El supervisor considera positiva, para la creación de empresas tecnológicas, la eliminación del límite de aplicación de la deducción por el I+D+i en el impuesto de sociedades, así como la posibilidad de solicitar el abono de las cantidades que no se hayan podido aplicar por haber tenido pérdidas o por insuficiencia de cuota.

Por último, el banco resalta la reducción de las cargas administrativas para las empresas, gracias a la introducción de la regla one-in one-out, que obliga a las administraciones públicas a compensar cada nueva traba administrativa con la eliminación de otra ya existente, al tiempo que las pymes tendrán más facilidades para optar a licitaciones públicas.

Noticias

anterior siguiente