Enlaces accesibilidad

Atenas y la troika desbloquean la entrega de dos nuevos tramos del rescate griego

  • Grecia espera el desembolso de los 2.800 millones pendientes desde marzo
  • Han acordado el despido de otros 15.000 funcionarios entre 2013 y 2014
  • FMI: el ajuste se ha basado "demasiado" en bajadas de salarios y pensiones

Por

El Gobierno de Grecia y la troika -compuesta por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI- han llegado ya a un acuerdo que permitirá a Grecia recibir nuevos tramos del rescate, según han confirmado ambas partes. El acuerdo contempla nuevos despidos de funcionarios y profundizar en la reforma tributaria.

Por parte de Grecia, el acuerdo lo ha comunicado el ministro heleno de Finanzas, Yannis Sturnaras, durante una conferencia en Atenas convocada por The Economist, mientras que la troika ha informado del acuerdo a través de un comunicado fechado en Bruselas.

"Tenemos un acuerdo", ha dicho Stournaras, quien ha indicado que el Ejecutivo heleno pretende cerrar el presente ejercicio con un superávit primario, lo que permitirá a Atenas solicitar a sus socios europeos una mejora en las condiciones de su préstamo.

Según el responsable de las Finanzas helenas, el país ha completado "dos tercios del ajuste fiscal y tres cuartos del ajuste de la competitividad de la economía" exigidos por los socios internacionales.

Tras conocerse el pacto, el primer ministro, Andonis Samarás, ha emitido un comunicado en el que asegura que "ahora están cambiando los términos de la política económica del país" y que se ha conseguido "el primer pequeño desahogo", aunque promete que, "dentro de muy poco, Grecia no dependerá de memorandos".

Atenas despedirá a 15.000 funcionarios en 2013 y 2014

Los prestamistas internacionales han anunciado que su delegación "ha concluido" la revisión de los progresos en la aplicación del programa de reformas griego, y "ha llegado a un acuerdo con las autoridades helenas sobre las políticas económicas y financieras necesarias para que el programa se mantenga encarrilado".

Los técnicos de la troika enviados a Atenas consideran que Grecia está en vías de cumplir las metas fiscales contempladas en su rescate, aunque le recomiendan una profunda reforma del sector público.

"El resultado fiscal está en vías de cumplir los objetivos del programa y el Gobierno está comprometido con aplicar por completo todas las medidas fiscales acordadas para 2013-14 que aún no hayan sido implementadas", han indicado los representantes de la troika al terminar su misión en Grecia. Los técnicos advierten de que es importante reaccionar rápidamente a cualquier atraso que pudiera surgir.

Entre esas medidas necesarias se incluye la baja de 4.000 funcionarios durante este año y de otros 11.000 el próximo, además del paso de otros 25.000 a la llamada reserva laboral.

Con estas medidas, el sector público se habrá reducido en unas 180.000 plazas desde el inicio de la crisis hasta 2015, mediante despidos y la sustitución de una de cada diez bajas.

2.800 millones ahora y otros 6.000 millones en mayo

Grecia espera el desembolso de 2.800 millones de euros que quedaban pendientes de pago desde marzo, así como otro de 6.000 millones correspondientes a la financiación del segundo trimestre que confía en recibir en mayo.

Con estos desembolsos, Grecia habrá recibido ya 185.000 de los 240.000 millones de euros contemplados en los dos rescates que le ha concedido la UE y el FMI.

Así, los representantes de la UE y el FMI destacan que los recientes pasos adoptados por las autoridades del país heleno apuntan al cumplimiento de los objetivos de marzo en el corto plazo, por lo que expresaron su confianza en que los 2.800 millones de euros del fondo europeo de rescate temporal (FEEF, por sus siglas en inglés) correspondientes a la anterior revisión del programa y que aún estaban pendientes de pago puedan ser desembolsados "pronto".

En el comunicado, la troika asegura que la perspectiva económica de Grecia es "un retorno gradual al crecimiento en 2014", gracias a "una inflación por debajo de la media de la zona euro y a una flexibilidad mejorada de los salarios que está ayudando a restaurar la competitividad".

"La sostenibilidad de la deuda sigue su curso", subrayan los técnicos enviados a Atenas para examinar los progresos de Grecia, al tiempo que subrayan la práctica finalización de las acciones acometidas por el país para recapitalizar al sector bancario griego.

La recaudación tributaria, por debajo de los objetivos

Aparte del nuevo recorte de empleados públicos, el acuerdo se refiere a las recaudaciones tributarias, un aspecto en el que el Gobierno griego está por debajo de los objetivos marcados por la troika debido a las dificultades que atraviesa la población helena y a la elevada evasión fiscal.

En este sentido, la polémica tasa extraordinaria sobre la vivienda será unificada con el resto de los impuestos sobre la propiedad a partir de 2014 y dejará de cobrarse a través de la factura eléctrica para ser recaudada directamente por Hacienda.

También se ha acordado una regulación para que quienes tengan deudas con el Estado puedan pagarlas a plazos.

Igualmente se ha pactado incrementar la lucha contra la evasión fiscal y mejorar los medios de recaudación, al dar más autonomía a la Hacienda griega.

Para elevar la competitividad de la economía, se ha acordado liberalizar los mercados de productos y servicios -incluidos los transportes y el comercio minorista-, avanzar en el proceso de privatizaciones y reformar el sector de la electricidad.

En cuanto al apartado social, se contemplan programas de capacitación para parados, la extensión de ayudas a los parados y permitir el acceso a la atención sanitaria para quienes se han quedado fuera de la cobertura por haber perdido su empleo.

FMI: El ajuste se ha basado "demasiado" en recortes de salarios y pensiones

El jefe negociador de la troika por parte del Fondo Monetario Internacional, Poul Thomsen, ha reconocido que hasta ahora el ajuste de Grecia se ha basado "demasiado" en recortes salariales y de pensiones, y en el aumento de impuestos, algo que -ha afirmado- ha sido "injusto" porque no ha ido acompañado de un descenso equivalente de los precios.

Por eso, el representante del FMI ha explicado que el acuerdo alcanzado se considera un "reequilibrio" del programa que pasará a poner el acento en la reforma del sector público, el incremento de la competitividad a través de la liberalización de sectores y una mayor lucha contra la evasión fiscal.

Después de su revisión del programa, la troika también ha valorado el proceso de recapitalización bancaria, que se encuentra cerca de ser completado.

Además, concluye que la deuda griega -que aún es elevada- se encuentra "encarrilada" hacia la "sostenibilidad", aunque contempla "futuras iniciativas y asistencia" para "una nueva y creíble reducción de la relación entre deuda y PIB, si es necesario", lo que equivale a dejar la puerta abierta a nuevas quitas.

Noticias

anterior siguiente