Enlaces accesibilidad

La UE logra un acuerdo sobre un supervisor bancario a la medida de Alemania

  • El Ecofin cierra un pacto antes del Consejo tras 14 horas de reuniones
  • El mecanismo estará operativo a partir del 1 de marzo de 2014
  • Vigilará a los bancos con más de 30.000 millones de euros en activos
  • También aquellas entidades que supongan el 20% del PIB de su Estado
  • Supone una clara victoria de Alemania frente a las tesis de Francia y España
  • Por ahora, tres países se quedan fuera: Reino Unido, Suecia y Chequia

Por
Alemania logra su objetivo: el supervisor bancario europeo vigilará solo los grandes bancos

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea, el Ecofin, han alcanzado en la madrugada de este jueves -pocas horas antes de la cumbre de líderes que prevé aprobar la hoja de ruta para la unión bancaria- un acuerdo sobre el marco legal que permitirá a Europa crear un supervisor bancario único.

"¡Acuerdo histórico sobre el supervisor!", tuiteó el comisario europeo de Mercado Interior y Servicios Financieros, Michel Barnier, tras 14 horas de reuniones. El comisario felicitó a la presidencia chipriota de turno, a todos los ministros y a los servicios del Consejo por el espíritu constructivo que han demostrado en una negociación tan larga y dura. El alivio del político francés era visible en la rueda de prensa posterior al Ecofin, dado que el acuerdo permitirá a los jefes de Estado y de Gobierno celebrar el éxito en la cumbre que celebran este jueves y viernes.

Según Barnier, el supervisor bancario –en el que participarán los 17 países de la eurozona y los Estados miembros de fuera del euro que lo deseen–  estará operativo el 1 de marzo de 2014, con una cierta flexibilidad, dado que necesitará un año para preparar los reglamentos y reunir al personal necesario, entre otros trámites. Es una nueva demora –que choca además con los intereses del Ejecutivo español de Mariano Rajoy–, puesto que en la cumbre de octubre los jefes de Estado y de Gobierno de la UE habían decidido la puesta en marcha del supervisor a lo largo del año 2013.

El BCE vigilará menos de 200 entidades de las 6.000 de la eurozona

Finalmente, el Banco Central Europeo (BCE) no supervisará a todos los bancos (unos 6.000 en la eurozona) -como querían inicialmente la Comisión Europea y varios países, entre ellos España y Francia-, lo que supone una clara victoria para Alemania que temía someter al control europeo sus bancos regionales.

El BCE supervisará directamente a los bancos cuyos activos superen los 30.000 millones de euros o el 20% del PIB nacional. Ese requisito limitará la vigilancia europea a cien entidades, según fuentes europeas. El titular de Finanzas francés, Pierre Moscovici, tiró al alza la cifra: entre 150 y 200 bancos serían los controlados.

Se calcula que se vigilará a más de 100 entidades de un total de 6.000

Fráncfort también se encargará de supervisar a las entidades con negocios transfronterizos. En el texto que sirvió de base para las negociaciones se incluye a los bancos con filiales en al menos dos otros países participantes. No obstante, el BCE tendrá el derecho de ejercer en todo momento la supervisión directa sobre otras entidades si lo estima oportuno o un Estado miembro lo solicita. Los reguladores nacionales retendrán bastantes poderes en la supervisión directa y diaria de los demás bancos.

Fuentes europeas indicaron que no se sabe aún el número exacto de países de fuera del euro que participarán en el supervisor único, pero "muy pocos han dicho que no lo contemplan", según las fuentes. Solo tres países han indicado hasta ahora que, a priori, no están interesados en sumarse al supervisor bancario único: Reino Unido, Suecia y la República Checa.

"Regalo de Navidad para toda Europa"

El ministro de Finanzas de Chipre –el país que, por turno, preside este semestre la UE–, Vassos Shiarly, anunció que el acuerdo, al que calificó de "regalo de Navidad para toda Europa", permitirá al Consejo Europeo y a la Comisión Europea comenzar las negociaciones con el Parlamento Europeo. Su portavoz, Nikos Christodoulides, explicó que el llamado trílogo empezará principios de la próxima semana.

El paso del Ecofin es un requisito clave para la recapitalización directa de la banca

Shiarly destacó además que la creación del supervisor bancario es un prerrequisito para que el fondo europeo de rescate pueda recapitalizar directamente a la banca, lo que permitirá romper el vínculo vicioso entre los bancos y la deuda soberana. Una ambición que España quería acelerar para evitar que el Estado tuviera que asumir la solicitud del rescate bancario, como al final ha ocurrido.

Un avance que no casa con los deseos de España

Para España, por tanto, este paso llegará tarde. Alemania ya encargó de advertir a Madrid de que la recapitalización directa no será retroactiva y, al inicio del Ecofin, el ministro germano de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ya insistió en no crear "expectativas falsas" sobre esta medida al retrasarse todavía algo más la entrada en vigor del supervisor bancario.

La Comisión considera que el supervisor es "fundamental" para estabilizar la eurozona

Los Veintisiete sortearon además uno de los escollos más difíciles en las negociaciones: el sistema de voto en la Autoridad Bancaria Europea (ABE), organismo que seguirá definiendo los estándares técnicos para la supervisión bancaria de la UE, y que toma sus decisiones por mayoría cualificada.

Países como Reino Unido y Suecia temían quedar en minoría y, para acomodar su posición, los ministros han aceptado por unanimidad establecer una mayoría cualificada, compuesta a su vez por una mayoría simple de los países participantes en el supervisor y una mayoría simple de los países que no participarán en el mecanismo. Además, los países se comprometen a alcanzar consensos y a revisar el sistema si quedasen cuatro o menos Estados miembros fuera del supervisor.

Barnier aseguró que, con el acuerdo, los países de la UE "demostrado que Europa es capaz de actuar". El supervisor bancario es un elemento "fundamental" para la estabilidad de la eurozona y un "gran paso" hacia la unión bancaria, el primer pilar de la nueva arquitectura de la unión económica y monetaria, concluyó.

Noticias

anterior siguiente