Enlaces accesibilidad

Novagalicia Banco reducirá su plantilla en 2.500 empleados para cumplir con el rescate

  • El plan de recapitalización también contempla la venta de su filial EVO
  • Como contrapartida recibirá 5.425 millones de euros del rescate de la banca
  • También afecta al grupo inmobiliario, la corporación industrial y el resto de actividades

Por

Novagalicia Banco prevé reducir su plantilla en 2.500 empleados, en los que están incluidos los 671 de su filial EVO, que pretende vender, dentro de su plan de recapitalización aprobado este miércoles por Bruselas como contrapartida a los 5.425 millones de euros que recibirá de fondos europeos.

En un comunicado, la entidad gallega especifica que este ajuste, que afecta también al grupo inmobiliario, la corporación industrial y el resto de actividades de NCG, puede variar durante los próximos años habida cuenta de que tiene dos años de plazo para vender EVO y el posible traspaso de personal al denominado "banco malo".

La entidad gallega ha detallado todos estos datos a los sindicatos en una reunión celebrada esta tarde en A Coruña. Los detalles se conocen después de que este miércoles la Comisión Europea haya dado su visto bueno a los planes de recapitalización de las cuatro entidades nacionalizadas que recibirán el rescate, entre las que se encuentra la gallega.

En un comunicado, la entidad gallega especifica que este ajuste puede variar durante los próximos años habida cuenta de que tiene dos años de plazo para vender EVO y el posible traspaso de personal al denominado "banco malo".

Reducción de oficinas

La red de oficinas de Novagalicia Banco se reducirá de 667 y 3.983 empleados a diciembre de 2012, a 454 oficinas y 2.960 trabajadores a finales de 2015, si bien mantendrá operativa la de Ginebra y las oficinas de representación en Venezuela, Argentina, México, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania y Suiza.

En cuanto a EVO Banco, la marca con la que opera el grupo fuera de Galicia, Asturias y León, y que cuenta con una red de 120 sucursales, deberá desinvertir su actividad antes del 31 de diciembre de 2014.

Asimismo, NCG Banco tiene que culminar el proceso de desinversiones en sus 170 empresas participadas hasta 2016, y transferir a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) o "banco malo" sus activos inmobiliarios: préstamos a promotores superiores a 250.000 euros y activos inmobiliarios adjudicados superiores a 100.000 euros.

Respecto al reparto de cargas y dividendos, Novagalicia canjeará los productos híbridos -participaciones preferentes y deuda subordinada- por acciones del banco, una vez recapitalizado. La participación correspondiente a cada emisión dependerá del tipo de producto y de interés.

Rentable a partir de 2013

Adicionalmente, los clientes con obligaciones subordinadas con vencimiento podrán optar por su canje en acciones o en un producto de deuda sénior. El cálculo final de las quitas se realizará tras la valoración económica de la entidad por operadores independientes y que se conocerá, previsiblemente, a lo largo del próximo mes de diciembre.

NCG Banco también estará afectado por restricciones en el posible pago de dividendos para salvaguardar su solvencia. En su comunicado, la entidad gallega destaca que el plan de recapitalización aprobado este miércoles por Bruselas le permitirá recobrar la rentabilidad a partir de 2013, con unos "índices sólidos" de solvencia y de liquidez.

La Comisión Europea ha dado este miércoles su visto bueno a los planes de reestructuración de Novagalicia Banco y las otras tres entidades nacionalizadas- Bankia, Catalunya Banco y Banco de Valencia- necesarios para recibir el rescate de la banca financiado por el fondo permanente de rescate europeo.

El plan de recapitalización de Bankia también contempla la reducción de su plantilla, en 6.000 puestos de trabajo y el cierre de 1.100 oficinas.

Noticias

anterior siguiente