Enlaces accesibilidad

Francia subirá el IVA en 2014 para poder recortar impuestos a las empresas en 2013

  • A partir de enero de 2014, el IVA general subirá cuatro décimas hasta el 20%
  • Espera recaudar 10.000 millones y ahorrar otros 10.000 en gasto público
  • Con esos 20.000 millones, aplicará desgravaciones a las empresas en 2013
  • El Gobierno prevé que el plan permitirá generar 0,5 puntos del PIB hasta 2017

Por

El Gobierno de Francia ha anunciado este martes que subirá el IVA en 2014 para recaudar 10.000 millones de euros más, un margen que -junto a otros 10.000 millones de euros en recortes de gasto público- utilizará para poder aplicar desgravaciones por valor de esos 20.000 millones a las empresas que mantengan sus plantillas en el país.

Además, el Ejecutivo del primer ministro François Ayrault ha señalado que se creará "una nueva fiscalidad ecológica" a partir de 2016 con la que se espera recaudar 3.000 millones de euros. También se constituirá un fondo de 500 millones de euros para socorrer a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) con problemas "de tesorería", entre otras.

Estas medidas del Ejecutivo francés son la respuesta al Informe Gallois, un análisis de la competitividad en Francia presentado este lunes y que propuso reducir en 30.000 millones de euros las cotizaciones que gravan el trabajo en los próximos tres años.

Se reducen las cargas patronales

Ese informe, inspirado en las tesis de la patronal francesa, abogaba por que dos tercios de esa reducción se ciñesen a las cargas patronales y un tercio aliviase los impuestos que pagan los asalariados. Sin embargo, el Gobierno socialista excluyó de su "pacto nacional por el crecimiento, la competitividad y el empleo" la propuesta de reducir las cargas sociales a los trabajadores.

A partir de enero de 2014, el tipo general del IVA será del 20% -cuatro décimas más que el actual 19,6%-, el tipo reducido pasará del 7% al 10% y el superreducido bajará del 5,5% al 5%.

Mientras, las desgravaciones se aplicarán ya desde el año que viene e incluyen una reducción de las cotizaciones patronales sobre los sueldos más bajos, es decir, aquellos que no sean 2,5 veces superiores al salario mínimo interprofesional. La mitad de ese recorte se hará efectivo el próximo año y la otra mitad se aplicará en los dos años siguientes.

Este plan de reducción de las cotizaciones supondrá un recorte de las cargas patronales de 10.000 millones de euros en 2013, de 15.000 millones en 2014 y de 20.000 en 2015. Para financiarlo, se reducirá el gasto público en 10.000 millones de euros, que se sumarán a los 50.000 millones de recorte ya previsto para el quinquenio de la presidencia de François Hollande (2012-2017), además de la subida del IVA.

En realidad, las empresas pagarán las mismas tasas en 2013 y las recuperarán en forma de desgravaciones al año siguiente, aunque habrá fórmulas para solicitar un adelanto.

El plan permitirá generar 0,5 puntos del PIB

El ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, ha explicado que el "pacto de competitividad" que prevé una rebaja de las cotizaciones patronales, compensada en particular con recortes en el gasto público y una subida del IVA, generará 300.000 empleos y 0,5 puntos de PIB de aquí a 2017.

"Lo que hacemos ahora nadie lo había hecho antes" en Francia, subrayó en un encuentro con periodistas europeos Moscovici, quien reconoció que este dispositivo para mejorar la competitividad "es la respuesta a los que se inquietan", tras haber sido preguntado por una posible rebaja de la nota de su país por parte de las agencias de calificación.

En cualquier caso, ha tratado de desdramatizar la situación y algunos augurios sobre posibles ataques de los mercados contra Francia, igual que los que se han producido contra Estados como Italia y España, y ha recordado que los tipos de interés que su país paga por la deuda pública "no se han movido".

El ministro ha detallado el procedimiento para la exoneración de cotizaciones de las empresas, que se empezará a aplicar a cuenta del ejercicio de 2013 en forma de un "crédito de impuesto" como el que ya existe para favorecer la investigación.

Había que reaccionar ante la severidad del informe

Moscovici ha insistido en que su Gobierno ha asumido el contenido del informe sobre la pérdida de competitividad que había encargado al expresidente del grupo aeronáutico y de defensa EADS Louis Gallois, y en particular "la severidad" de su diagnóstico, ante lo cual "había que reaccionar".

"Hoy es una jornada muy importante en la historia económica" de Francia porque se han tomado decisiones que "no han sido fáciles" pero que eran "necesarias", argumentó, antes de puntualizar que en su plan "no hay un shock, sino un verdadero pacto de competitividad" que gracias al "crédito de impuesto" a las empresas va a tener "un impacto inmediato".

El ministro ha mantenido la previsión gubernamental de un crecimiento del 0,8% del PIB francés en 2013 y, frente a otras cifras menos favorables de instituciones internacionales, ha replicado: "hemos escogido el escenario más optimista" entre los posibles.

Un proyecto "de izquierdas" con el empleo como objetivo

Estas medidas contradicen el discurso mantenido en la campaña electoral por el presidente, François Hollande, quien se opuso al aumento "social" del IVA que proponía su rival y expresidente, Nicolas Sarkozy, por considerarlo injusto.

"El esfuerzo que aplicamos nos permitirá escapar del declive colectivo", ha justificado Ayrault para explicar el cambio de rumbo de su Ejecutivo.

La iniciativa gubernamental responde a los "compromisos adquiridos por el presidente de la República ante los franceses", según el jefe del Gobierno, quien ha  asegurado que se trata de un proyecto "decididamente de izquierdas porque su objetivo es el empleo y la recuperación desde la justicia".

Noticias

anterior siguiente